10 Puntos contra la propaganda (II)


DETRÁS DE LA PROPAGANDA

Propaganda

Saludos una semana más. Vuelve vuestro blog favorito con la segunda parte dedicada a 10 puntos para luchar contra la propaganda. Si recordáis, la semana pasada presentamos el tema y tratamos los 5 primeros, dejando los 5 últimos para la entrada que vais a leer a continuación.

Por favor, si no habéis leído la primera, os ruego encarecidamente que lo hagáis, para no perder detalle y así aglutinar el contenido.

Vamos con la entrada.

10 PUNTOS (CONTINUACIÓN)

En esta segunda entrega, vamos a tratar los siguientes puntos:

  • Técnicas de utilización de los medios.
  • Técnicas especiales para maximizar el efecto.
  • Reacción del público a diversas técnicas.
  • Contrapropaganda, si está presente.
  • Efectos y evaluación.

Veamos cada uno de ellos:

6. TÉCNICAS DE UTILIZACIÓN DE LOS MEDIOS

Hoy en día nadie duda que los medios de comunicación son uno de los principales focos donde la propaganda busca insertarse. Pero resulta muy curioso como se suele caer en ella, no cuestionando la información que se nos presenta. Ejemplos de ello hay muchos, pero uno que cada cierto tiempo vemos está con fotografías o vídeos que no corresponden a los hechos que cuenta la noticia o incluso en aquellos casos de ataques de falsa bandera.

Manipulation

¿Somos esclavos de los medios? ¿Nos paramos a reflexionar sobre la información que recibimos?

Pero pese al poder de la imagen, hay otro factor también muy a tener en cuenta; el sonido, es decir, el tono de la persona que cuenta la cosa o incluso la música o efectos sonoros con los que se acompañe el mensaje. Hay un dicho que lo representa a la perfección: “El hombre es como un conejo, lo atrapas por las orejas”. Cuántos vídeos, discursos y mensajes dichos con una voz que suene con autoridad son creídos sólo por cómo suenan, o porque se combina el mensaje con una música ya sea patriótica, épica o tétrica si se busca el aspecto contrario. Amén de que estas melodías, sumadas a ciertos eslóganes pegadizos, ayudan a que el mensaje cale hondo.

Una manera de actuar conta esto puede ser intentar analizar los mensajes de un medio concreto para ver si existe consistencia hacia algún punto en concreto. Los medios suelen camuflar algunas de estas actuaciones utilizando un bombardeo masivo de información, pero dejando aquella más sensible para los momentos de mayor audiencia o en los que previamente se ha “preparado” al espectador para hacerlo más proclive a lo que se transmite.

Esto ultimo es también muy importante analizarlo. Un ejemplo podemos verlo cuando se organiza un debate o charla en la radio sobre un tema muy concreto y algo después empiezan a sonar anuncios o incluso se divulgan noticias cuyo contenido se ha suavizado antes o hace que ahora suene más apetecible. Esto también se hace al revés. A veces incluso, cuando el objetivo propagandístico es complejo, se busca de la misma manera asociar el efecto nocivo o positivo de su mensaje a algo externo con lo que no existe relación real, pero se fuerza para ganar peso su argumentación. Pura demagogia que lo llamarían otros.

Resumiendo, las siguientes preguntas nos pueden ayudar a descifrar las técnicas utilizadas por un medio: ¿Qué impresión general se está transmitiendo? ¿Se nos presenta como algo positivo o negativo? ¿En qué se basa lo que se está explicando? ¿Tiene alguna relación con el tema o es un mero artificio para justificar una actuación? ¿Se aprovecha un tema aparentemente inofensivo para introducir otro o dejar un mensaje camuflado?

Aun así, no hay que olvidar que la mejor propaganda es la que no se espera y la que se camufla de mil maneras posibles.

7. TÉCNICAS ESPECIALES PARA MAXIMIZAR EL EFECTO

Existen multitud de ejemplos y muchas son las técnicas utilizadas, pero permitidme que comente algunas para mostraros formas en las que son aplicadas y por lo tanto ayudarnos a evitar caer en ellas.

Predisposición de la audiencia:

Un mensaje tiene un impacto mayor si está en consonancia con una opinión, creencia y disposición existente. Pero a veces la referencia no es más que algo forzado y un mero hilo conector con aquello que se pretende. Se han justificado actuaciones señalando que atacaban o defendían ciertos principios fundamentales de un país, pese a que a veces eso no fuese simplemente así. Otras veces y con el fin de mantener el control sobre la población, se ha aludido a sentimientos y creencias de multitud de formas. También, la creación de debates estériles, para desviar la atención es otra estrategia que se puede sumar a lo anterior.

Credibilidad de la fuente:

mil caras propaganda

Viñeta satírica de las mil y una caras que se utilizan para transmitir mensaje de diverso contenido y gravedad.

La credibilidad de una fuente es algo muy subjetivo y que ha podido ser fabricado. Pero es cierto que un mensaje cala más fácilmente si proviene de alguien a quien los medios nos presentan como legítimo. La clave que buscan los propagandistas es que su fuente de origen sea aceptada, ya que una vez que lo sea, el público creerá con mayor facilidad lo que esa persona diga, aunque sea una sarta de mentiras. Por lo tanto, es tarea nuestra preguntarse:

¿Quién nos dice que es fiable? ¿En qué se basa para decirlo? ¿Qué se justifica o que consecuencias tiene el mensaje transmitido por esa fuente que nos presentan como fiable? Esto es igualmente válido para el caso opuesto, cuando se pretende difamar a alguien o algo.

Castigos y premios y el sentimiento de pertenencia a un grupo:

Es incómodo y hay que tener mucha determinación para expresar opiniones muy distintas al resto de la gente y más concretamente cuando las ideas de uno son “políticamente incorrectas”. La propaganda actúa en ese sentido atacando a estos elementos “díscolos” y buscando que la consecuencia de sus actos sea el rechazo social. Así, muchos, ante el miedo, deciden bajar los brazos y los propagandistas se suman un punto. Este sistema de castigos también puede utilizarse a la inversa, es decir, premiando a aquellas personas cuyas acciones vayan a favor del objetivo del propagandista. Pese a que la idea de esa persona pueda ir en contra de la mayoría, la propaganda lo presenta de tal modo que induce a pensar que hace lo correcto. Que alguien revise la prensa española y las redes sociales y lo entenderá a la perfección.

220px-Unclesamwantyou

La propaganda de guerra es un ejemplo muy característico del uso de símbolos y asociaciones para justificar conductas.

Consistencia y repetición de un mensaje:

Cuanto más se repita un mensaje concreto, pese a ser falso o dañino, el público estará más dispuesto a aceptarlo por la cotidianidad que crea en el receptor. Cuando los medios (todos o algunos) sean excesivamente pesados sobre algo en concreto, pregúntate el por qué.

Simbología de poder

¿Qué se nos muestra de algo en concreto? Por ejemplo, al hablar de una institución, ¿se está transmitiendo una imagen concreta, un estilo, o incluso una mezcla de ostentación y poder? ¿O por el contrario se nos presenta un escenario austero, pero con una puesta en escena que realza la imagen de quien habla? ¿Qué sentimientos provoca en el público esas imágenes? ¿Hasta qué punto ha sido el escenario convenientemente manipulado para transmitir un mensaje concreto?

Uso del lenguaje:

El uso de simbología en el lenguaje es algo tan antiguo como la vida del homo sapiens. La adecuación o adaptación de términos es algo que también se puede ver con facilidad en los medios, sobre todo para evitar pronunciar palabras que gozan de una fama negativa (por ejemplo, usar recesión en lugar de crisis). Pero en este campo la simbolización también tiene un peso importante, identificando con él positiva o negativamente hechos o grupos concretos. Por ejemplo, abundan los términos “positivos” cuando el gobierno se refiere a impuestos y leyes, o “negativos” si se pretende desprestigiar algo en concreto. La exageración también es un factor a tener en cuenta, aunque a veces se use de forma camuflada. Un ejemplo de esto lo tenemos cuando se quiere desprestigiar el transporte público y se dice: ¡Hoy los trenes han llegado a su hora! El hacerlo con un especial énfasis, nos indica que el sistema suele tener retrasos y no funciona correctamente, sin haberlo dicho directamente.

Fijaros hasta qué punto el lenguaje ha sido estudiado, que se sabe que utilizar uno fuertemente emocional suele calar hondo en el público iletrado y semi letrado, mientras que a veces, un lenguaje más frío y exento de emociones suele calar más hondo en un público letrado. Puede sonar curioso, pero os invito a que leáis noticias sobre temas candentes. El enfoque según el público al que se apunte es muy distinto, incluyendo el lenguaje. Podéis haceros preguntas al respecto.

8. REACCIÓN DEL PÚBLICO A DIVERSAS TÉCNICAS

Pese a que existe abundante información sobre cómo suele reaccionar el público ante estímulos concretos, esta monitorización nunca deja de ocurrir. Y es importante para los propagandistas porque así pueden corregir sus actuaciones si creen que no van por buen camino. Pero no siempre se busca el camuflaje de sus mensajes.

propaganda

¿Conocemos realmente qué intereses puede haber detrás de aquellas personalidades que nos presentan como fiables?

A veces, un medio concreto lanza consignas claramente propagandistas, con el fin de conseguir una reacción contraria, especialmente de los periodistas, los cuales hablarán largo y tendido sobre ello. ¿Y si el objetivo de esa campaña era dar difusión a un tema concreto? ¿Y si no era más que la punta de lanza para en un acto posterior hacer hincapié sobre un tema? Ojo a esto porque hoy en día ocurre más veces de lo que pensamos.

Resumiendo, podéis preguntaros cosas como: ¿Cómo está reaccionando el entorno ante una noticia? ¿Esa indignación u odio está sirviendo para justificar algo que en condiciones normales sería injustificable?

9. CONTRAPROPAGANDA, SI ESTÁ PRESENTE

¿Es la contrapropaganda una forma de propaganda? No siempre, aunque tenemos multitud de casos en los que la respuesta es afirmativa. Y lo es porque puede utilizar los mismos métodos. E incluso como hemos visto, puede proceder de la misma fuente de la propaganda, buscando una confrontación para dar popularidad a un asunto.

Por lo tanto, como observadores, nuestro objetivo debe ser acercarnos a la información desde los flancos, para observar de dónde procede y ver si esta dupla propaganda/contrapropaganda no es más que una pugna propagandística.

10. EFECTOS Y EVALUACIÓN

¿Ha triunfado la campaña propagandística? En caso afirmativo, ¿cuáles fueron los aspectos claves para ello? Y en caso negativo, ¿por qué fracasó?

Manipulación medios

Esta viñeta me gusta especialmente pues muestra que pese a que creamos que por leer otra fuente podemos estar a salvo de una propaganda concreta, es posible que el origen de ésta sea el mismo.

La respuesta a estas preguntas nos puede dar una valiosa información que nos enseñe a identificar y analizar otros ejemplos de propaganda. En ocasiones, dejamos que los análisis nos vengan ya hechos a partir de una serie de datos, pudiendo éstos estar contaminados y no ser más que nueva propaganda (sobre todo cuando se dan cifras, algo fácilmente manipulable). Es por esto que suele ser necesario que a partir de unos datos de partida (creyendo que estos sean buenos), sacar las conclusiones nosotros mismos. Si no me creéis, mirad las interpretaciones que diversas fuerzas políticas hacen de los datos de desempleo en España. Como de la misma fuente, según se quiera mirar una cosa u otra, se pueden llegar a conclusiones tan diferentes.

Otro análisis sobre los efectos de la propaganda que podemos realizar es sobre si la misma está provocando o ha provocado un cambio general o un cambio en una moda. Y cuál ha sido el canal principal utilizado o el que más éxito le ha provocado. Incluso, plantearse la pregunta de que si el resultado no hubiera sido el mismo incluso de no haber habido propaganda de por medio.

En definitiva, muchas preguntas que hacerse y mucha información que analizar. Espero al menos que estos 10 puntos, y sobre todo las preguntas derivadas de ellos, os hayan abierto un nuevo mundo de posibilidades. Ánimo y a seguir investigando.

Así que sólo me queda desearos una feliz búsqueda y pediros que compartáis el contenido si fue de vuestro agrado.

¡Nos vemos la semana que viene!

Lee la primera entrada sobre los 10 puntos contra la propaganda

BIBLIOGRAFÍA

La principal fuente consultada ha sido:

  • Garth S. Jowett Victoria O’Donnell (2014), Propaganda and Persuasion (Capítulo 6: How to analyze propaganda). Editorial: Sage publications.

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

Logo wordpress blog  facebook logo blog  twitter logo blog ivoox logo blog

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Propaganda y manipulación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 10 Puntos contra la propaganda (II)

  1. Pingback: 10 Puntos contra la propaganda (I) | LA TROMPETA DE JERICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s