¿Cómo diseñar una bandera?


JUGANDO CON LA VEXILOLOGÍA

Diseñar una bandera

Como un tuitero al que tengo mucho aprecio, @flagonek y del que recomiendo su blog de Banderas inauditas, soy un apasionado de las banderas. A lo largo de mi vida he pasado horas mirándolas, fijándome en sus colores y detalles, jugando a memorizarlas e incluso diseñé algunas para uso personal.

Y es muy posible que en la mente de todos haya estado la idea de diseñar una bandera, asaltándonos dudas de cómo hacerlo. Hoy pretendo daros unas pinceladas de qué principios básicos se recomienda seguir para que el resultado sea original y memorable. Para ello me basaré en la información que se puede encontrar en la página de la Sociedad Española de Vexilología (SEV).

5 PRINCIPIOS

Me gustaría comenzar este apartado con una definición que nos ayudará en la presente entrada. En 1861, el Comité Nacional para diseñar la bandera de los Estados Confederados de América (el bando sudista de la guerra civil estadounidense), señaló que:

Anatomía bandera

Anatomía de una bandera

“Una bandera debe ser simple, fácil de confeccionar y reproducir rápidamente; capaz de ser hecha de tela; debe ser diferente a la bandera de cualquier otro país, lugar o persona; debe ser simbólica, fácil de distinguir a la distancia; los colores deben contrastar entre sí y ser duraderos; finalmente, y no por eso lo menos importante, debe ser efectiva y elegante.”

Y si analizamos la frase y reflexionamos sobre ella, podemos observar una serie de principios básicos:

  • Simplicidad
  • Simbolismo
  • Uso de pocos colores y que contrasten entre ellos
  • No usar escudos, sellos o inscripciones
  • Originalidad

Sin olvidar por supuesto que la misma debe ser de fácil confección, reproducción e identificación. Veamos cada uno por separado.

SIMPLICIDAD

Una bandera debe ser tan simple que hasta un niño la pueda dibujar de memoria. Partiendo de esta máxima, se nos simplifica enormemente el trabajo. Lo sencillo queda grabado mejor en nuestra memoria y es más fácil de fabricar.

Además, hay que tener en cuenta que una bandera puede estar ondeando por el viento o en reposo. En ambos casos debe de ser fácilmente reconocible a distancia para evitar malentendidos, algo que puede ser fatal en situaciones bélicas.

Respecto a incluir símbolos en ella, la idea es usar pocos (a poder ser uno), y que éstos sean simples y grandes. ¿Se deben incluir letras y números? Se recomienda evitarlos porque es posible que no puedan ser fácilmente reconocibles a distancia, además de complicar el diseño. Lógicamente, eso no quita que deban ser suprimidos, y se me viene a la cabeza el caso de distintas unidades militares dentro de un mismo ejército.

También, la bandera debe ser idéntica por ambos lados, de modo que se mire desde el lado que se mire, se la pueda identificar sin error.

SIMBOLISMO

Suena a Perogrullo, pero todo símbolo, imagen, color y en definitiva todo diseño debe formar parte del todo y transmitir aquello para lo que se creó. Pero en ocasiones, algunos diseños son rebuscados, complejos y crean confusión.

Se recomienda utilizas formas regulares y simétricas, pues son más fáciles de identificar, captar su mensaje y recordar. Y un ejemplo muy curioso de esto es la distribución de colores.

Si os fijáis, muchas banderas monárquicas representaban o todavía representan sus colores mediante franjas horizontales. Tras la revolución francesa y las revoluciones liberales del siglo XIX, aparecieron muchos diseños con las franjas en vertical, en claro contraste con lo anterior. Pero hay más. Muchas colonias de países europeos, tras la descolonización del siglo XX, utilizaron franjas en diagonal en contraposición a las horizontales y verticales existentes, para desmarcarse de los países que los colonizaron. Vemos por lo tanto, como algo tan simple puede albergar tanto simbolismo en su interior.

También los colores juegan un papel esencial. Por ejemplo, solemos asociar los tonos rojos y carmesíes a movimientos socialistas y comunistas. Pero hay otros ejemplos, como utilizar el blanco para lo puro y el azul para el cielo o el mar.

USAR POCOS COLORES

El que se utilicen muchos colores en una bandera no fue práctico en el pasado y en verdad, no lo es en la actualidad. Puede quedar bonito, pero complica su fabricación y son necesarias telas de muchos colores, lo que la encarece.

Se recomienda no utilizar más de tres colores, de tonalidades básicas y que contrasten entre sí. En lo referente al contraste, se recomienda separar colores oscuros mediante uno claro, lo que ayude a su distinción y sea más agradable a la vista. Usar degradados y tonalidades de un mismo color, salvo que contrasten, provocará que este detalle sea inapreciable con la distancia.

Y sobre las tonalidades, cuanto más básico sea un color, menos complicación lleva su fabricación, aunque hoy en día con los tintes sintéticos podamos reproducir cualquier color a nivel industrial.

NO PONER INSCRIPCIONES, ESCUDOS NI SELLOS

Este principio puede sonar raro a primera vista. ¿Cómo no poner estos elementos si son característicos de lo que se quiere representar?

El problema radica en usar elementos complejos, lo que complica la reproducción y en casos como letras y números, sea difícil identificarlos en la distancia.  También las letras y números no son reversibles, lo que para que puedan ser leídos, puede requerir usar varias capas de tela, lo que encarece la bandera.

Y luego, si es necesario escribir un nombre en una bandera, puede significar que el mensaje transmitido por la misma no es claro y su diseño deba ser revisado.

En resumen, si se quiere usar un escudo o logotipo, es mejor que éste sea simple y fácil de reconocer a distancia.

ORIGINALIDAD

Si pretendemos crear una bandera nueva, libre de conexiones con otras, lo mejor es asegurarse que ésta sea diferente a las demás.

Esto es cada vez más complicado, debido a la enorme cantidad de elementos vexilológicos que pululan por el mundo. Por lo tanto, se requiere hacer pequeño estudio de elementos existentes para evitar que nuestro nuevo diseño pueda ser fácilmente confundido con otro.

Ahora bien, en aquellos casos en los que el nuevo diseño pretenda hacer referencia a un símbolo concreto como un hecho histórico, zona geográfica o incluso un símbolo político, se pueden incluir elementos del mismo, pero se recomienda siempre que el diseño definitivo sea lo suficientemente original para que pese a la relación, pueda ser reconocido sin errores y a distancia.

BUENOS Y MALOS EJEMPLOS

Pasemos a mencionar algunos ejemplos existentes para mostrar todo lo explicado anteriormente. Hay muchos más, y os invito a que compartáis conmigo más ejemplos.

banderas

banderas

BIBLIOGRAFÍA

La información ha sido obtenida fundamentalmente de la web de la Sociedad Española de Vexilología (SEV).

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

    twitter  ivoox

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en vexilología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Cómo diseñar una bandera?

  1. David dijo:

    Gracias! Ahora podré crear la bandera pirata de mi casa, así sabrán mis vecinos quien les roba el WIFI. No, es broma, pero gracias por la entrada, yo también soy un loco de las banderas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s