Palabra de Mussolini


PALABRA DE DUCE

Benito Mussolini

Sed bienvenidos a otra entrega de palabra de famoso, sección donde rescatamos a algún personaje conocido de la historia y analizamos algunas de sus mejores y más llamativas frases. Hoy nos visita alguien curioso a la par que esperpéntico: Benito Mussolini. El Duce se deja caer por el blog y supongo que no dejará indiferente a nadie. Y mientras digo esto, entra en la sala engalanado de arriba abajo, luciendo ese penacho de plumas por sombrero, tan característico de la Italia de la época. Deciros que, a petición suya, Otto Skorzeny le espera fuera con un avión por si la entrevista se torciese y tuviese que salir por patas (algo también muy italiano, por cierto). Que nadie se ofenda.

Y tras saludarme, se sienta en el sofá y me asegura que nunca olvidaré esta entrevista. Veamos si es verdad.

DE SOCIALISTA A FASCISTA

Una de las cosas más llamativas de Mussolini es el giro político e ideológico que dio en los años 20. Recordemos que el Duce fue un firme defensor de las ideas socialistas, algo que cambió por una nueva ideología, el fascismo. Y si miramos a sus frases y escritos, se puede observar esta evolución, albergando contradicciones muy acusadas pese a que él quisiera disimularlo. Veamos varios ejemplos y fijaros en el año en el que dijo cada frase.

Mussolini Suiza

Ficha policial de Mussolini en Berna (Suiza). Año 1903.

“¡Militarismo! ¡Aquí está la sanguijuela monstruosa que chupa sin cesar la sangre del pueblo y su mejor energía! ¡Aquí está el objetivo de nuestros ataques! Debemos poner fin a la barbarie, proclamar que el ejército es ahora una escuela del crimen altamente organizada y que existe únicamente para proteger el capital y las ganancias burguesas. No debemos ser disuadidos de proclamarnos socialistas internacionales. No reconocemos fronteras ni banderas, odiamos todo el acero, toda institución que existe para matar hombres, desperdiciar energía, estrangular el avance de los trabajadores.” (1909). Sabiendo como acabó Mussolini, esta frase es quizás la que mejor muestra las enormes contradicciones que tuvieron lugar en su vida.

“Para nosotros la bandera nacional es un trapo para ser plantado en un estercolero” (1910). Otra frase que choca frontalmente con el Mussolini fascista, donde los símbolos nacionales gozarían de una enorme importancia.

“El socialismo tiene que seguir siendo una cosa aterradora y majestuosa. Si seguimos esta línea, podremos enfrentarnos a nuestros enemigos.” (1912)

“La ley del socialismo es la misma que la del desierto: ojo por ojo, diente por diente. El socialismo es una verdad grosera y amarga, que nació en la confrontación de fuerzas opuestas y en la violencia. El socialismo es guerra, y ¡ay de aquellos que son cobardes en la guerra! Serán derrotados.” (1912)

“Declaramos la guerra contra el socialismo, no porque sea socialismo, sino porque se ha opuesto al nacionalismo… Tenemos la intención de ser una minoría activa, atraer al proletariado alejándolo del partido socialista oficial. Pero si la clase media piensa que vamos a ser sus pararrayos, están equivocados.” (1919) Aquí vemos como empieza Mussolini a virar.

“Lenin es un artista que ha trabajado hombres, como otros artistas han trabajado mármol o metales. Pero los hombres son más duros que la piedra y menos maleables que el hierro. No hay obra maestra. El artista ha fallado. La tarea era superior a sus capacidades.” (1920) Muy interesante esta apreciación sobre Lenin, pues curiosamente le hace partícipe de un fracaso revolucionario. Es cierto que la revolución acabó triunfando, pero también lo es que el modelo resultante no fue ni mucho menos la utopía social tan cacareada por los revolucionarios.

Mussolini Avanti

Mussolini cuando era el director del periódico “Avanti!”

“[El fascismo provincial es] ya no es liberación, sino tiranía; ya no es el protector de la nación, sino la defensa de los intereses privados y del elenco más aburrido, sordo y miserable que existe en Italia.” (1921). Una simple tirada de hemeroteca deja a Mussolini en pañales.

“Mañana, los fascistas y los comunistas, ambos perseguidos por la policía, pueden llegar a un acuerdo, hundiendo sus diferencias hasta que llegue el momento de compartir el botín. Me doy cuenta de que, aunque no hay afinidades políticas entre nosotros, hay muchas afinidades intelectuales. Al igual que ellos, creemos en la necesidad de un estado centralizado y unitario, imponiendo una disciplina de hierro a todos, pero con la diferencia de que ellos llegan a esta conclusión a través de la idea de clase, nosotros a través de la idea de la nación.” (1921) El fascismo y el comunismo, pese a ser encarnizados enemigos, fueron durante algún tiempo aliados circunstanciales. Si no, mirad a Hitler y Stalin.

¿Los socialistas preguntan cuál es nuestro programa? Nuestro programa es aplastar las cabezas de los socialistas. Por favor, volved a leer las primeras frases de esta sección. No hay nada más que decir.

MUSSOLINI Y EL ESTADO

En 1922, Mussolini y algunos simpatizantes llevaron a cabo la conocida “Marcha sobre Roma”, la cual tuvo como resultado su ascenso al poder y el camino directo a su modelo fascista. ¿Cuál era la idea de estado fascista del futuro Duce? Dejemos que nos la cuente a través de sus frases.

“Todo dentro del estado, nada fuera del estado, nada en contra el estado.” (1928) Vean aquí una característica básica del fascismo: El estado está por encima de todo, incluido las personas.

Mussolini discurso

Mussolini y su expresividad característica en sus discursos

“Para el fascismo, el crecimiento del Imperio, es decir, la expansión de la nación, es una manifestación esencial de vitalidad y es de signo opuesto a la decadencia.” (1932) ¡Tiembla Abisinia!

“Sin embargo, el Estado fascista es único y una creación original. No es reaccionario, sino revolucionario, ya que anticipa la solución de los problemas políticos universales que en otros lugares deben resolverse en el campo político mediante la rivalidad de los partidos, el poder excesivo del régimen parlamentario y la irresponsabilidad de las asambleas políticas.” (1933) En eso sí que fue constante Mussolini, en su desprecio al parlamentarismo y a la democracia como sistema político.

“No discutimos con aquellos que no están de acuerdo con nosotros, los destruimos.” (1936) Una declaración de intenciones. Luego la guerra le enseñaría otras cosas al Duce.

“Envidio a Hitler. Él no tiene que arrastrar vagones vacíos”. Esta frase fue dicha en relación a la monarquía italiana y concretamente sobre el rey Víctor Manuel III. La misma, lapidaria cuanto menos, deja a la monarquía en un lugar nada agradable.

MUSSOLINI Y FORMAS DE ENTENDER LA VIDA

El dictador italiano también dejó frases que reflejan cómo interpretaba el mundo que le rodea. Desde la religión, pasando por análisis de las fuerzas que motivan a una persona hasta apreciaciones personales sobre la época. Algunas son sabios consejos y otras conclusiones complejas e incluso muy peligrosas, pues dieron pie a justificar su sistema político.

Mussolini posando

Mussolini posando en otro de sus discursos

“La religión es una especie de enfermedad mental. Siempre ha tenido una reacción patológica en la humanidad.” (1904) Y 20 años más tarde: “Dios no existe: la religión en la ciencia es un absurdo, en la práctica una inmoralidad y en los hombres una enfermedad.” (1924) Podemos afirmar sin temor de equivocarnos que Mussolini era totalmente reacio a la religión. Posteriormente la mencionará en otra frase.

 

“La sangre es la que mueve las ruedas de la historia.” (1914)

“La libertad es un deber, no un derecho” (1924) Esta frase es muy peligrosa por la cantidad de conclusiones a las que se pueden llegar a partir de ella. Un servidor opina que la libertad es un derecho, pero que es el deber de todos protegerla y pelear por ella. Sólo así podrá valorarse justamente su importancia.

“Un revolucionario nace, no se hace.” (1932)

“Dentro de cada anarquista hay un dictador fallido.” (1932) Otro palo de otra personalidad al anarquismo. No niego que algunos son merecidos, pero si uno lee a otros revolucionarios anti-anarquistas, verá que la principal crítica a ellos es la falta de disciplina y consistencia.

Mussolini riendo

Una foto divertida de Mussolini

“El silencio es la única respuesta que deberías dar a los idiotas. Donde la ignorancia habla, la inteligencia no debe dar consejos.” (1936) Me quito el sombrero. Excelente frase.

“La guerra es el estado normal del pueblo.” (1943) Sobre todo si lo militarizas durante años y lo llevas al abismo en un conflicto mundial.

“Es mejor vivir un día como un león que 100 años como una oveja.” (1943) He de señalar que no fue el primero en decir esta frase y que la misma tiene mucha historia. Pero no deja de ser llamativo el afán de protagonismo y ambición que tiene detrás. ¿Estáis de acuerdo?

“Por mi parte, prefiero cincuenta mil rifles a cinco millones de votos.”

“Los hombres no mueven montañas; solo es necesario crear la ilusión de que las montañas se mueven.” Esta frase es muy potente y lleva asociada una enorme carga de manipulación detrás. Yo añado algo más, a veces no hay que crear la ilusión de que se mueve, pues basta con crear la ilusión de que pueden ser movidas para conseguir inspirar miedo o confianza.

MUSSOLINI Y LAS NACIONES

El dictador italiano tuvo que lidiar con un entorno internacional complejo, con una Europa que estaba siendo abocada al desastre. ¿Qué opinión le merecían países como Gran Bretaña y Alemania? Poneos cómodos que vienen algunas frases lapidarias.

Mussolini Hitler

Una famosa foto de Mussolini y Hitler

“La democracia es hermosa en teoría; en la práctica es una falacia. Ustedes en Estados Unidos lo verán algún día.” (1928) Frase dicha a un periodista del New York Times.

“No tengo simpatías por los judíos, pero tienen una gran influencia en todas partes. Es mejor dejarlos solos. El antisemitismo de Hitler ya le ha traído más enemigos de los necesarios.” (1932)

“Hay una gran cantidad de prusianismo en el socialismo alemán. Mi impresión es que eso explica por qué los socialistas alemanes son tan disciplinados.” (1933). No hay que olvidar que curiosamente, la socialdemocracia alemana, muy ligada al socialismo, fue clave al oponerse y ayudar a acabar con la revolución de los años 1919-1920.

“No presumo de que Adolf Hitler haya hecho una revolución según el modelo de la mía. Los alemanes acabarán por estropear nuestra idea.” (1934) Curiosamente, razón no le faltó.

Chamberlain Mussolini

Neville Chamberlain y Mussolini

“Estos hombres no están hechos de la misma pasta que los Francis Drakes y los otros magníficos aventureros que crearon el imperio. Estos, después de todo, son los hijos cansados de una larga línea de hombres ricos, y perderán su imperio.” (1939) Frase dicha en relación a los británicos tras una reunión con Neville Chamberlain. Pese a que los británicos ganaron la guerra, es cierto que acabaron perdiendo el imperio, lo que, en el fondo, no le quita la razón a Mussolini.

 “Los ingleses, ese pueblo que piensa con el culo.” Dicho queda. Ahora bien, esto deja en un lugar lamentable a los italianos, pues en el escenario del norte de África, fueron severamente derrotados por los británicos y tuvieron que ir los alemanes, otra vez, a salvarles (momentáneamente eso sí).

MISCELÁNEA

Y llegados aquí, Mussolini no ha querido dejar de mencionar otras frases que ha considerado curiosas y que no encajaban en las otras secciones. Adelante.

“Este es el epitafio que quiero en mi tumba: Aquí yace uno de los animales más inteligentes que apareció en la faz de la Tierra.” (1937) Valoren ustedes.

Franco Mussolini

Franco y Mussolini

“Hay dos cosas con las que uno no puede luchar; contra la Iglesia y las modas de las mujeres.” (1941) Esta frase se la dijo Mussolini a Francisco Franco en su encuentro de Bordighera de 1941. Me imagino la situación: Mussolini tan rimbombante como siempre y Franco sacándolo de quicio como a Hitler.

“Desde hace demasiado tiempo en Italia una silla se denomina un palacio. Pero esto no impide que la silla siga siendo silla. Así, nuestras divisiones, escasas y desarmadas, no tienen de divisiones más que el nombre.” Se dio cuenta, tarde, pero se dio cuenta.

Y dicho esto, Mussolini se levanta y se acerca a la puerta. Antes de salir, se lamenta de su ocasión perdida y de lo mal que terminó todo para él. Le recuerdo que es lo que pasa cuando se juega con fuego y se arrastra a un país a la hoguera; que las cosas, rara bien tienen un final feliz. El Duce hace como que no me escucha y tras un instante en el que se queda parado con una mirada vacía, sale por la puerta para volver al confín de la historia.

¡Nos vemos la semana que viene!

Lee frases de otros famosos históricos

BIBLIOGRAFÍA

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

    twitter  ivoox

 

 

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Palabra de famoso y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s