Palabra de Saint-Exupéry


UN ETERNO SOÑADOR

Antoine de Saint-Exupéry

Esta semana, el blog ha concertado la visita de un personaje histórico. Normalmente por esta bitácora suelen aparecer invitados que o bien fueron hombres de estado o tuvieron un peso muy importante en la historia. Ésta es quizás una excepción. Nos visita un aventurero muy peculiar, alguien cuyas frases tienen una potencia especial y que invitan a la reflexión. Hoy nos visita Antoine Marie Jean-Baptiste Roger, eternamente conocido como Antoine de Saint-Exupéry, escritor, aviador y soñador.

Y conforme hago las presentaciones, nuestro invitado hace acto de presencia en la sala. Viene impecable, con una gabardina sobre un traje y con su sonrisa característica. Hemos tenido que acondicionar el estudio para que aparcase su Lockheed P-38 Lightning, el mismo avión en el que desapareció en 1944. Con un deje pensativo, se acomoda en la butaca reservada para la ocasión, y como tantos otros, me asegura que tiene mucho que decir. Adelante señor Conde de Saint-Exupéry.

SAINT-EXUPÉRY Y LA SOCIEDAD

Pasemos a la primera categoría, con la cual he querido preguntar al invitado sobre su visión de la sociedad. Para Saint-Exupéry, la fuerza vital y la significación de las acciones tenían un peso fundamental. Más que la acción en sí, daba preponderancia a la razón que la motivaba o el destino final de la misma. De este modo se intuye una crítica a lo superficial y a lo mundano, un sentimiento que quedará plasmado en sus obras como en el archiconocido “El principito”.

Saint-Exupéry

Simpática fotografía de Antoine, extraída de un vídeo.

“¿Has mirado un avión moderno? ¿Has seguido su evolución año a año? ¿Alguna vez has pensado, no sólo en el avión sino en que cualquier cosa que el hombre construye, todos sus esfuerzos industriales, todos sus cálculos, todas las noches dedicadas trabajando en borradores y planos, que invariablemente culminan en la producción de una cosa cuyo principio único y rector es el principio último de la simplicidad? En todo, la perfección finalmente se alcanza no cuando ya no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar, cuando un cuerpo ha sido reducido a su desnudez.” (1939). La perfección entendida como la sencillez, un enfoque interesante y distinto al que muchas veces seguimos en la actualidad.

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas? Pero en cambio preguntan: ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre? Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado, jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: He visto una casa que vale cien mil pesos. Entonces exclaman entusiasmados: ¡Oh, qué preciosa es!” (1943). Totalmente de acuerdo con esta frase, la cual no deja de ser una crítica al carácter superficial de muchas de nuestras actuaciones.

Antoine Saint-Exupéry

Saint-Exupéry de niño

“Toda nación es egoísta. Toda nación considera su egoísmo como sagrado.” (1944). Ya sea camuflado como nacionalismo o patriotismo, es cierto que esta frase tiene sentido, pero no hay que olvidar que el sentimiento de pertenencia a un grupo es algo capital en la historia del ser humano y en la forma de moldear su conciencia.

«Ser necio de nacimiento es una enfermedad incurable». Esta frase, demoledora, también la he visto atribuida a otras personas.

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.” Al igual que la anterior, también la he visto atribuida a otras personas y si se para uno a analizarla, puede tener diversos significados según el contexto. Y el peor es aquel en el que se deja actuar a alguien que, aunque muestra seguridad y confianza, su fin último lleva la semilla de la tragedia, algo que pudimos observar en la Europa de los años 30 del siglo XX.

“No esperes nada del hombre que trabaja por su propia vida y no por su eternidad.” (Publicación póstuma en 1948). Lo inmediato versus el largo plazo.

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.” (Publicación póstuma en 1948). He de reconocer que es mi frase favorita del autor. Preciosa y motivadora.

SAINT-EXUPÉRY Y EL DESARROLLO PERSONAL

Pasamos a otra categoría tan interesante como profunda. Antoine “cocinó” una serie de frases que dan mucho que pensar. Y reflexionando internamente, es posible que ayudemos a comprendernos mejor.

“Incluso nuestras desgracias son parte de nuestras pertenencias.” (1931). Todo nos acompaña en la vida, sea bueno o malo. El cómo gestionemos el conjunto es esencial en nuestras vivencias.

Saint-Exupéry piloto

Antoine en un avión. Fue uno de los muchos pioneros de la aviación y un amante del vuelo.

“Cada hombre debe mirarse a sí mismo para enseñarse el significado de la vida. No es algo que se descubre: es algo que se moldea. Estos muros de prisión que esta era de comercio han construido a nuestro alrededor, podemos derribarlos. Todavía podemos correr libres, llamar a nuestros camaradas y maravillarnos de escuchar una vez más, en respuesta a nuestra llamada, el canto apasionado de la voz humana.” (1939). Si os fijáis, Antoine traza un camino interior, donde el esfuerzo goza de un peso fundamental a la hora de consolidarnos como seres humanos.

“Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.” (1943). Es necesario desviarse y buscar en los recodos para intentar captar aquello importante que pasaría desapercibido si se sigue un camino simple y recto.

Saint-Exupéry WWII

Saint-Exupéry con ropas de piloto

“Aquí está mi secreto. Es muy simple: Solo vemos bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.” (1943). Una frase profunda y bonita.

“Tu tarea no es prever el futuro, sino hacerlo posible” (Póstuma publicada en 1948).

“Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor”. ¿Estáis de acuerdo?

“El fracaso fortifica a los fuertes.” Se aprende más con una caída que con cien éxitos como dirían otros.

“Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin.” De nuevo la importancia del camino de crecimiento personal.

SAINT-EXUPÉRY Y LA GUERRA CIVIL

Antoine fue otro espectador extranjero de la terrible guerra civil española y así lo reflejó en algunas de sus frases. Y como tantos otros de su tiempo, pese a tener sus ideas políticas, quedó horrorizado por la tragedia española. Esa guerra que algún día puede que superemos los españoles, aunque mientras siga siendo tan rentable políticamente, esa fecha queda muy lejana. Veamos:

Saint-Exupéry

Esa mirada al infinito tan característica de Antoine

“Una Guerra Civil no es una guerra, es una enfermedad, porque el enemigo está dentro.” (1936). He de reconocer que es una definición tan simple como perfecta. También se le atribuye otra frase más específica en la que afirma que “La guerra civil es una enfermedad como el tifus”. Personalmente me gusta más la primera porque incide más en que se trata de un enemigo interior.

“Y es por eso que, sin duda, esta guerra toma una forma tan terrible: disparamos más de lo que luchamos”. La muerte, aquí, es el aislamiento del lazareto. Nos purificamos de los portadores de gérmenes. Los anarquistas hacen visitas domiciliarias y cargan lo contagioso en sus carretas. Y al otro lado de la barrera, Franco ha podido pronunciar esta palabra atroz: “¡No hay más comunistas aquí! […]

[…] Bajo la cal, o bajo la gasolina, uno quema a los muertos en campos de esparcimiento. No hay respeto por el hombre. En cada parte hemos seguido, como una enfermedad, los movimientos de su conciencia. ¿Por qué respetar sus urnas de carne? Y este cuerpo, que estaba habitado por una audacia juvenil, ese cuerpo que sabía amar, sonreír y sacrificarse, ni siquiera pensamos en enterrarlo.” (1936)

P-38 Lighting

Un P-38 Lighting, avión en el que fue derribado y muerto Saint-Exupéry.

Dos cosas. La primera señalar que un lazareto es un hospital o edificio similar, más o menos aislado, donde se tratan enfermedades infecciosas, generalmente contagiosas como la lepra y la tuberculosis. Queda patente el terrible símil. Y lo segundo, vemos de nuevo esa abstracción del autor en señalar la tragedia de la guerra en las vidas que sesga.

Y dicho esto, Antoine se despide educadamente, se levanta y se aproxima a la puerta. Le agradezco en nombre de todos, su entrevista, y le deseo lo mejor en su eterno vagar por la historia. Una persona interesante y de la que todos podemos aprender. Hagamos un alto para reflexionar e intentemos añadir a nuestras vidas un trocito de su análisis y forma de entender su existencia. Seguro que eso nos hará ser mejores personas.

¡Nos vemos la semana que viene!

Lee frases de otros famosos históricos

BIBLIOGRAFÍA

Al igual que en otras entradas de esta categoría, siempre intento contrastar la información publicada, pero a veces a base de la repetición en multitud de fuentes, es posible que alguna frase se haya colado. Si lo detectáis, agradecería que por favor me lo hagáis saber aportando la fuente, para subsanar el error. Os quedaré muy agradecido por ello.

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      ivoox

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Palabra de famoso y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s