Españoles olvidados XII: Juan Planelles Ripoll


UN GRAN MÉDICO ESPAÑOL

Juan Planelles

Esta semana rescato una sección que paradójicamente había caído en el olvido; La de los españoles olvidados. En esta ocasión os traigo un caso que descubrí hace poco y que creo que merece una entrada. Tenemos ante nosotros a un médico español,  que acabó sus días en la URSS y que descubrió una vacuna contra una enfermedad que seguro que os suena: La disentería. Vamos con su vida.

JUAN PLANELLES EN ESPAÑA

Nuestro protagonista, Juan Planelles Ripoll nació en Jérez de la Frontera (Cádiz) en 1900. He podido leer que familia era originaria de Alicante y su padre, militar de profesión  ejercía como médico en la ciudad gaditana.

Es de señalar que el vínculo médico paterno influiría en su vida, pues tras finalizar el bachillerato, seiría a Madrid a estudiar medicina en la Universidad Central. Sus habilidades y esfuerzo le permitirían obtener el Premio Extraordinario de la Licenciatura (1922) y el Doctorado (1923) en la misma.

Tras acabar sus estudios, vemos sus primeros pinitos en farmacología, al traducir una importante obra sobre la misma del alemán. Esto, sumado a sus investigaciones, le haría ser uno de los pioneros de la farmacología experimental española en los años 20 y que fuese admitido como miembro en la Real Academia de Medicina de Madrid.

Pero como muchos sabréis, la España de los años 20 mostraba un atraso crónico en materia científica. Y Juan se dio cuenta de que era imprescindible salir al extranjero para empaparse de los avances en medicina. Así que en 1926, con una beca de la Junta de Ampliación de Estudios, partió a Alemania primero, y a los Países Bajos después.  Lejos de ser unas vacaciones pagadas, los conocimientos adquiridos le fueron muy valiosos en su regreso a España.

Planelles Pasionaria

Juan Planelles junto a La Pasionaria, cuya amistad duraría hasta el final de sus días.

Como hechos destacables a su vuelta, fundó el Instituto de Investigaciones Químicas de Madrid y llegó a colaborar con Gregorio Marañón en su instituto de Patología Médica. Además en sus trabajos profundizó en farmacología y control de medicamentos. Pero no se quedó ahí. También introdujo en España el primer test de embarazo e incluso llevó a cabo estudios sobre la aterosclerosis (acumulación de sustancias grasas en las arterias).

Dando un pequeño salto, señalar que Juan no se libraría de la influencia de los cambios políticos que estaban cociéndose en España.

Por lo que he podido leer, una noche fue llamado de urgencia para atender al hijo de Dolores Ibárruri, más conocida como la pasionaria (llegando a trabar amistad). Se dice que a raíz de esto, tomó contacto con el Partido Comunista Español, hecho que desembocaría en su afiliación posterior al mismo.

Entre 1935 y 1936, llevó a cabo nuevos estudios, pero los mismos no se centraron únicamente en la farmacología. Por lo que parece, realizó diversos ensayos con perros, estudiando su respuesta, los que amplió con otros trabajos de reflejos condicionados. Todo esto le haría de nuevo ser pionero en la introducción de las teorías de Ivan Pavlov en España. Por cierto, este Pavlov es conocido por los ensayos que realizaba con perros, viendo su respuesta ante diversos estímulos y estudiando su memoria.

Pero como muchos sabréis, en 1936 comenzaría un episodio infame en la historia de España: La guerra civil. Juan no se libraría de ella.

Juan Planelles Maudes

Juan Planelles (centro) en el Hospital de Maudes (Madrid) durante la guerra civil.

Por suerte para él, sus conocimientos médicos fueron muy bien valorados en el bando republicano, lo que a través del Partido Comunista le llevaría a desempeñar diversas tareas. Entre ellas, la transformación de un edificio religioso de beneficencia en hospital militar, o ejercer como Jefe de Sanidad en Madrid, Director de los Servicios Sanitarios del Ejército del Centro, Inspector de Sanidad Militar y subsecretario de Sanidad Pública del Ministerio. Vemos por lo tanto que tuvo peso en las decisiones sanitarias llevadas a cabo en el bando republicano durante el conflicto.

A nivel de detalle, decir que entre sus decisiones estuvo la creación de un servicio de ambulancias para el traslado de heridos, la normalización de las transfusiones sanguíneas,  o su preocupación por la vacunación, lo que evitó la aparición del tifus en Madrid. Respecto a medicamentos, he aquí un hecho curioso. Algunos de los que pretendía utilizar estaban bajo patente de la farmacéutica alemana Bayer. Debido a la dificultad y el coste de obtenerlas (también al hecho de que la Alemania Nazi no iba a apoyar a los republicanos), buscó la manera de producirlos a partir de una receta básica. Esto ahorraría bastante dinero y permitiría su uso extendido en hospitales.

Pero a la finalización de la guerra civil, debido a la derrota republicana y siguiendo instrucciones del Partido Comunista, marchó al exilio en la URSS. Parece que la idea no es entusiasmó.

JUAN PLANELLES EN LA UNIÓN SOVIÉTICA

Y llegamos a la parte de su vida que lo consagró como médico y donde sus trabajos llegaron a ser de mayor calibre, pese al olvido que le rodea.

Al llegar a la Unión Soviética, fue nombrado profesor de Farmacología en Sarátov, cargo que desempeñaría hasta 1942. El avance alemán, ligado al repliegue soviético, le hizo dar a parar a Ufá, situada más hacia el interior de Rusia.  Curiosamente pese a su dominio del alemán, no he encontrado que realizase ninguna tarea militar durante la segunda guerra mundial.

Planelles Moscú

Juan Planelles (tercero por la derecha) en un evento realizado en Moscú en los años 40.

Es en este destino  de Ufá cuando entre sus trabajos médicos (algunos de ellos con niños españoles enviados por los republicanos al final de la guerra civil), descubrió la vacuna de la disentería. El hecho de que muchos desconozcan esta enfermedad quiere decir que por suerte no la tenemos muy presente en nuestro entorno, pese a que se cobra al año muchas víctimas en el mundo. ¿Pero qué es la disentería?

Por dar una definición rápida, la misma es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la inflamación y ulceración del intestino grueso acompañada de fiebre, dolor abdominal y diarrea con deposiciones de mucosidades y sangre. La disentería, si no se trata puede ser mortal.

Y la misma lo fue durante la segunda guerra mundial. Muchos soldados y civiles la contrajeron y acabaron falleciendo. Así que este descubrimiento médico estoy seguro que tuvo un peso fundamental y fue responsable de salvar numerosas vidas. Un hito en la historia de la medicina, trágicamente olvidado.

Continuando, antes de que acabase el conflicto mundial, fue trasladado a Moscú para colaborar en el Instituto Central de Investigaciones Científicas primero y posteriormente en el Instituto Gamaleya como jefe del departamento de Patología Infecciosa y Terapia Experimental. Además, fue admitido en la Academia de las Ciencias Médicas de la URSS.

Juan Planelles

Juan Planelles. Desconozco cuándo se tomó la fotografía

En Gamaleya llegó a trabajar durante 29 años, desarrollando antibióticos y otros fármacos como por ejemplo un quimioterápico contra el cáncer, un tratamiento para las enfermedades venéreas e incluso un fármaco contra las gastroenteritis infantiles y que también servía como tratamiento ante enfermedades causadas por bacterias resistentes a otros fármacos.

Si sumamos toda la labor de su vida, estamos ante algo espectacular. Y no es para menos, porque publicó 180 trabajos científicos, de los cuales 150 se publicaron en la URSS. Investigó el funcionamiento del sistema inmunitario, las causas y tratamientos de algunas infecciones, desarrolló diversos tratamientos de vacunas y el mecanismo de actuación de los antibióticos, además de la importante vacuna contra la disentería. Pero lo mejor de todo es que formó a decenas de especialistas tanto en España como en la URSS, ayudando enormemente a la difusión del conocimiento médico.

Pero al estar la mayoría de sus obras escritas en ruso y desarrollar su carrera en plena guerra fría, tenemos dos aspectos clave para su escaso reconocimiento internacional. Una lástima. Pero bueno, para eso estamos aquí, para sacar del olvido a estos personajes ilustres de nuestra historia.

UN FINAL POLÉMICO

Y llegamos al final de su vida. Pese a sus éxitos y a su integración en la URSS, se ha dicho que Juan Planelles añoraba España y que en más de una ocasión mostró su interés por regresar.

Su regreso, en pleno franquismo, no iba a ser fácil, pero parece que su hermano Vicente, militar de la marina española, consiguió que pudiese regresar sin represalias. Pero pese a superar este escollo, la historia nos dice que se encontró con otro: El KGB.

Esquela Juan Planelles

Una esquela en recuerdo de Juan Planelles

Los servicios secretos rusos no estaban interesados en su marcha, supongo que porque no querían que todo su conocimiento acabase en manos occidentales, así que rechazaron su marcha. Aun así, es cierto que Juan pudo venir a España en 1970 a impartir varias conferencias.

Y en agosto de 1972, moría repentinamente Juan Planelles en Ochamchira (Georgia o Abjasia, según como se mire). Hablemos aquí de conspiraciones. Según la rumorología, sus intentos de marcharse del país incomodaron enormemente al servicio secreto soviético, quien al final podría haber tomado la decisión de quitarlo de en medio. Ya digo, estos son rumores, pero he podido leerlos en varias fuentes.

Juan Planelles fue enterrado en Moscú, y a su entierro iría su amiga la Pasionaria. ¡Cuánto había llovido desde que una noche en los años 30 fuese de urgencia a atender a su hijo!

Pero en definitiva, se apagaba una vida brillante, creativa y trabajadora. Una pena que su persona se haya sumado a la larga lista de olvidados, en un país donde solemos mirar con desprecio a nuestra historia.

Sea lo escrito mi humilde homenaje a otra de esas personas que el día que se marcharon, dejaron el mundo un poco mejor de cómo se lo habían encontrado al nacer.

BIBLIOGRAFÍA

Por cierto, se ha escrito un libro con sus vivencias, que aunque no he podido consultar, os lo dejo por si queréis profundizar en el personaje:

  • Martínez Hernández (2014), El médico rojo, Vida de Juan Planelles Ripoll. Editorial Ediciones 2010.

Descubre a otros españoles olvidados:

Españoles olvidados

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

    twitter  ivoox

 

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Españoles olvidados y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s