Un truco para la memoria (II)


MUSCULANDO EL CEREBRO

Potencia tu memoria

Hace un par de semanas escribí una entrada con un método curioso para convertir números en letras, formar palabras y mediante una regla simple, poder recordarlos. En esta voy a profundizar más y voy a incluir un sistema que permita memorizar listas de datos. Este método puede ser muy útil ante exámenes, listas de tareas, e incluso en el día a día.

Como ocurrió con la primera entrada, el objetivo es memorizar en función de un patrón llamativo que facilite la acción, pues así permanecerá más tiempo en nuestra cabeza. Recomiendo por ello leerla o al menos recordarla.

Un truco para la memoria (I)

UN BRINDIS POR LA MEMORIA

cerebro manosExisten multitud de trucos para memorizar listas con información. Los hay por ejemplo basados en formar palabras con la primera letra de cada elemento de la lista; otros intentan conectar la última sílaba de un elemento con la primera del posterior. Pero en definitiva estos sistemas presentan dos problemas:

  • El primero es que no hay nada constante que ayude a simplificar el proceso. Para cada lista de elementos siempre se parte de cero y se deben crear asociaciones nuevas. Como podéis pensar, esto conlleva un tiempo y un esfuerzo que a la larga puede hacer fracasar cualquier método.
  • El segundo es relativo al orden de los elementos. Si por ejemplo nos preguntasen cuál es el cuarto elemento de la lista o que número de orden le corresponde una determinada palabra, tendríamos un problema.

¿Cuál es entonces la solución?

La que os voy a explicar se basa en la utilizada por Ramón Campayo, el campeón mundial de memorización. Consiste en lo siguiente:

Ramón Campayo

Ramón Campayo

Por un lado se trata de fijar siempre una palabra a cada número de la lista. De este modo, independientemente del número de elementos, siempre habrá una parte en común que no habrá que memorizar de nuevo cada vez. Como podéis ver, la simplificación de tiempo que lleva asociada es importante.

Por el otro consiste en unir la palabra que hemos fijado a cada número con el elemento particular de la lista que queremos memorizar.

Resumiendo, la idea es la construcción de unos casilleros interconectados de manera simple.

EL JUEGO DE LAS CASILLAS

Veamos ahora la construcción de los casilleros. En la anterior entrada (perdonad que me repita tanto), expliqué una conversión de números en letras, la cual os recuerdo a continuación:

tablaasignacion

Nota: Las vocales y la letra h quedaban libres para añadirlas al antojo y poder formar palabras (lo que da flexibilidad).

Por lo tanto, para el valor 0 de la lista debemos buscar una palabra que contenga sólo la consonante r. Añadiendo vocales debemos llegar a un resultado fácilmente memorizable. Un ejemplo sencillo sería “aro”, pues este objeto circular parecido al 0 es muy sencillo de visualizar.

Para el 1 teníamos la t o la d, por lo que podríamos escoger las palabras “Té” (la bebida) o hada (recordad que la h es libre al ser muda en castellano).

Así podemos seguir con el 2 (n y ñ), eligiendo “ñu” (el animal), nao (el barco) o incluso Ana (si tenemos una conocida con ese nombre).

La idea es seguir este mismo sistema y rellenar tantos números como sea posible o necesario. Es importante escoger bien la palabra y dejarla fija, pues si para cada una utilizamos dos o tres, el sistema puede ser un caos. Ya para un futuro, en caso de que os funcione, podéis añadir palabras reserva para ganar mayor flexibilidad. Pero para comenzar una por vez es suficiente.

A modo de ejemplo os dejo una lista con posibles palabras para los números del 0 al 15:

lista 15

Nota: A partir del 10 ya tenemos dos cifras, lo que significa que podemos usar dos consonantes de la lista anterior, facilitando el uso de un rango mayor de palabras.

Nota 2: Os he dejado simples ejemplos, ¡si se os ocurren mejores utilizadlos! (eso sí cumpliendo con las reglas mencionadas).

Nota3: En el caso de querer un casillero con cientos de elementos, se pueden repetir las casillas para las decenas y unidades cambiando únicamente las centenas. Para ello a cada número de centena se le puede asignar un escenario o situación concreta. Por ejemplo: los 100 en la piscina, los 200 en la playa, los 300 en la oficina…

NÚMEROS VS CONTENIDO

Teniendo fijados los números, lo siguiente es relacionar el contenido. Para ello es muy importante que la relación tenga las siguientes características:

  • Partiendo del concepto, hay que añadirle movimiento y sonido. Esto lo hará más expresivo en nuestra cabeza y por lo tanto será más fácilmente recordable.
  • Si además la relación es absurda y/o graciosa mucho mejor. El objetivo es que sea llamativa de cualquier forma.
  • En el caso de que no se nos ocurra una relación directa simple, intentad abstraer el concepto. No os quedéis en la superficie.

Para muchos de vosotros es posible que este método os resulte raro, confuso y complicado al principio. Pero creedme que funciona. Si utilizamos esta base y la adornamos con algún toque personal, con la práctica nos dará un método potente.

Pongamos un ejemplo antes de pasar a un caso práctico. Imaginad que el primer elemento de una lista es la palabra gato. Si miramos nuestro número 1, la palabra que por ejemplo le podemos asignar es té. ¿Cómo relacionamos esta bebida con un gato? Recordad: Movimiento + sonido + absurdo ayuda a memorizar. Suponed una taza de té caliente de la cual sale humo. Visualizad el humo subiendo. En seguida un gato aparece dando un salto y se pone a beber el té. Está tan caliente que gruñe y da un salto. Si visualizáis bien la escena calará en vuestra cabeza mucho mejor.

UN CASO PRÁCTICO

A continuación os dejo una lista con 10 elementos para memorizar siguiendo este método. He escogido palabras de todo tipo y os detallo una explicación simple para ayudar a recordarla.

Las palabras son: zapato, saltar, radio, dibujar, farola, dormir, gracia, cama, azul  y perro.

lista palabrasAntes de continuar tomaros vuestro tiempo para encontrar vuestras combinaciones e intentad memorizar la posición y la palabra.

Os dejo aquí el resumen:

  • A un hombre se le cae una taza de té de las manos, haciéndose añicos (sonido y movimiento). Sus zapatos acaban muy mojados.
  • Una persona desde lo alto del palo mayor de la embarcación se tira de cabeza al mar, con el ruido y las salpicaduras asociado.
  • Una radio pega un estallido, se rompe y se forma una humareda.
  • Visualizad un taco de folios que al ir pasándolos rápido forman un dibujo en movimiento. El dibujo es un boxeador lanzando su puño hasta impactar en la cara de otro dejándolo K.O.
  • Unas olas gigantes impactan contra un paseo marítimo, partiendo las farolas del mismo.
  • Un oso acostado en una cama roncando a la vez que tiembla todo por el ruido.
  • Pensad en algo que os resulte muy feo contando un chiste y oyéndose las carcajadas del público.
  • Este se puede relacionar con el ejemplo del oso. Imaginad el compañero de piso del oso que harto de los ronquidos, entra con un hacha a la habitación y a base de hachazos rompe la cama.
  • Un búho llevando con las patitas un cubo de pintura azul, pero se choca con un árbol, se cae y acaba completamente manchado.
  • Aquí se puede pensar en un toro corriendo detrás de un perro mientras se escucha el bramido del toro y el ladrido del perro.

Pararos a pensar un segundo en la potencia del método. Si yo quisiese saber que hay en la posición 5, lo primero es pensar que palabra le asignamos. El cinco le asignamos la l y más específicamente la palabra ola. ¿Qué pasaba con la ola? Ah sí, las farolas rompiéndose.

memoria preguntaAl revés también funciona. Imaginad que os pregunto: ¿Qué número era farola? El proceso sería recordar que pasaba con la farola. ¡Ah sí!, las olas. ¿Qué consonante lleva ola? La l. ¿Qué número le corresponde? El 5. Voilà!

Usad estos ejemplos u otros que os sean más llamativos y preparados para las preguntas que vienen a continuación:

¿Qué palabras estaban en la posición 2, 8 y 9?

¿Qué número le corresponde a perro, oso y radio?

¡Hasta la semana que viene!

Un truco para la memoria (Primera Parte)

BIBLIOGRAFÍA:

  • Desarrolla una mente prodigiosa (2006). Ramón Campayo. Ed. EDAF

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un truco para la memoria (II)

  1. Analista dijo:

    La verdad es que no le entendí.. jajaja

  2. Mjolnirx dijo:

    Buenas Analista. Gracias por tu comentario. Al principio esta teoría suena extraña pero con un poco de práctica se obtienen resultados increíbles. Te recomiendo que leas la primera entrada de la serie pues ahí se explican algunos conceptos que se utilizan en esta. https://latrompetadejerico.wordpress.com/2015/10/01/un-truco-para-la-memoria/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s