Españoles olvidados IX: Leonardo Torres Quevedo, un inventor polifacético


Leonardo TorresLa expectación es máxima. La alfombra roja ya está en su sitio y la banda de música lista para arrancar a tocar. Este debería ser el mínimo recibimiento que el invitado de hoy debería tener. Pero tristemente, al igual que tantas otras personas de la historia española, ha caído en un olvido y dejadez. Y es por esto por lo que hoy me propongo rescatarlo. Hoy quiero compartir las hazañas de este genio con vosotros, alguien que podemos asignarle la coletilla de “El Leonardo español”.

EL LEONARDO ESPAÑOL

Y es que nuestro invitando respondía al nombre de Leonardo Torres Quevedo. La primera palabra que podemos usar para definir su vida es la de polifacético. Y a lo largo de esta entrada entenderéis el por qué.

Leonardo nació el 28 de diciembre de 1852 en un pueblo de Cantabria. Su familia no estaba mal posicionada, ya que era hijo de un ingeniero de caminos cuya carrera desarrolló en el incipiente mundo ferroviario español. Su infancia la pasó a caballo entre Bilbao y Cantabria. Con escasos 15 años se trasladó a París durante dos años para completar sus estudios de bachillerato (aquí observamos el poderío económico familiar). Tras volver en 1870, comenzó sus estudios de ingeniero de caminos en Madrid hasta acabarlos seis años más tarde.

descargaFue entonces cuando dedicó tiempo a viajar por Europa para ver los avances científicos y técnicos que se estaban dando en el continente. Resulta curioso como muchos grandes genios tuvieron esto en común. Tras haberse bien empapado y tener una visión global de la situación regresó a España y se instaló primero en Santander y luego en Madrid.

Y aquí podemos situar el inicio de una carrera brillante. Pero antes un inciso. Resulta muy llamativo observar el olvido general que tienen los inventores españoles. ¿Por qué? Hay varias razones que lo explican. Por un lado en España a lo largo de los siglos muchas patentes e inventos se dieron con una finalidad eminentemente práctica. Es decir, el concepto de comerciarla y difundirla para provocar un avance general en la sociedad era algo más complejo. Influyó mucho el hecho de que muchas de estas invenciones se dieron en el campo militar, con el secreto de estado que eso llevaba asociado. Pero hay otro factor muy importante y que suele pasar desapercibido. Y es la sociedad o el entorno del invento. Si ésta es analfabeta o reacia a las innovaciones, muy difícilmente éstas calaran. Y la España del XIX y gran parte del XX tenía este problema. Ante la falta de inversión y la dificultad de encontrar apoyos, muchas invenciones se quedaron en la nada. Quedaba la solución de emigrar o buscar el apoyo fuera, la cual siguieron muchos inventores españoles.

Monumento en honor a Torres Quevedo en Santander

Monumento en honor a Torres Quevedo en Santander

blankVolviendo a Leonardo, por esta época empezó sus trabajos de investigación en varios ámbitos. Su infatigable labor llamó la atención de algunos intelectuales de la época y sus trabajos empezaron a ser tenidos en cuenta en instituciones prestigiosas como la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid y la Academia de Ciencias de París. Pero aún le quedaba un largo camino. Posteriormente comenzó a tener puestos de responsabilidad en instituciones como el Ateneo de Madrid, donde en el departamento de Automática dedicó tiempo a investigar. También resulta llamativa su colaboración en una campaña para la creación de una unión hispanoamericana científica.

Sus últimos 30 años de vida fueron los más prolíficos y donde empezó a recoger el éxito de su esfuerzo. Su prestigio fue el suficiente para que le propusiesen ser el ministro de fomento en 1918, cargo que rechazó. Ingresó en la Real Academia Española, en la Sociedad Matemática Española, en las Academias de Ciencia de París y Madrid y fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Sorbona de París. Casi nada.

El 18 de diciembre de 1936, en plena guerra civil, se apagó su llama. Moría un grande. A continuación os detallo las invenciones que en mi opinión le hacen merecer la misma gloria que otros grandes genios inventores de la historia.

INVENCIONES

Como dije, estamos ante una de los mayores científicos e inventores de toda la historia de España. Y como un gran inventor, no se limitó a un único campo. Os presento aquí algunas de sus patentes y genialidades:

CRUZANDO EL NIÁGARA, EL SPANISH AEROCAR

Las cataratas del Niágara son un atractivo para millones de turistas cada año. Resumámoslas en que son impresionantes. Pero hay algo en lo que Leonardo dejó una huella que perdura hoy en día. Una de las atracciones del lugar consiste en cruzarlo montado en un transbordador funicular. ¿Y si te digo que el diseño y la idea fue de Torres Quevedo?

El

El “Spanish Aerocar”

Conocido como Spanish Aerocar, este funicular sortea una distancia de casi 600 m a lo largo de las cataratas. El año que viene, 2016, cumplirá su centenario. Pero además de la belleza de las vistas y lo llamativo de su color su baza está en la seguridad. Su diseño está tan medido y calibrado que en sus casi 100 años no ha habido ningún accidente. Leonardo se basó en el mismo diseño del transbordador que años antes se había construido en el Monte Ulía de San Sebastián. Y fue el mismo el que llamó la atención de los estadounidenses y que le encargasen el proyecto.

Si has viajado o si alguna vez visitas estas cataratas y te montas en él, no olvides que en su seno guarda la genialidad de un gran español.

UN MANDO A DISTANCIA

Telekino

Telekino

Este asombroso invento, conocido como telekino, fue presentado en 1903 dejando boquiabiertos a los presentes. ¿En qué consistía? Pues en un aparato sin cables que mandaba ondas para que otra máquina ejecutase acciones. Estamos ante el primer aparato de radiodirección del mundo, o dicho de otro modo, el nacimiento del mando a distancia. En este campo compartió este honor de ser un pionero junto a otro de los grandes, Nikola Tesla.

Algo tan cotidiano como un mando a distancia hoy en día, en la época fue concebido como algo asombroso. Demostración tras demostración, fue dejando a los presentes anonadados. Pero no se quedó ahí. Poco a poco intentó ir ampliando el campo de actuación del mismo, tocando temas militares, pero no recibió el apoyo suficiente.

UN “VIDEOJUEGO” PARA JUGAR AL AJEDREZ

El ajedrecista

El ajedrecista

Y videojuego me refiero a otro de sus inventos que me deja sin palabras. Sus elevados conocimientos matemáticos y sobre maquinas le permitieron idear un cacharro (por su enorme tamaño) muy curioso. Era un autómata conocido como “El ajedrecista” para jugar al ajedrez contra la propia máquina. Fue presentado en 1914 y de nuevo impresionó. Hoy es fácil imaginarse jugar al ajedrez contra la máquina, pero en aquel momento era algo impensable.

El ajedrecista, mediante un accionador y una serie de formulación matemática respondía inteligentemente a los movimientos del jugador humano. Leonardo la fue perfeccionando y permitiendo la inclusión de más piezas (inicialmente la torre y el rey) y de mayor precisión.

SOBREVOLANDO LOS CIELOS

Torres Quevedo con uno de sus modelos de dirigible

Torres Quevedo con uno de sus modelos de dirigible

El nacimiento de la aviación marcó un hito en la historia del ser humano. Aquí Leonardo no fue pionero, pero si desarrolló patentes muy interesantes en el mundo de los dirigibles.

A principios del siglo XX, diversas de sus publicaciones demostraban que había conseguido solucionar un problema en estas naves “flotantes”. La barquilla donde se alojaban las personas no siempre quedaba bien sujeta al globo y a veces la seguridad del conjunto quedaba comprometida. Su solución se basaba en una estructura de cables, dotando al conjunto de mayor estabilidad y rigidez. Hizo su primera demostración en 1907.

Modelo de dirigible Astra-Torres

Modelo de dirigible Astra-Torres

Presentó varios proyectos, siendo el más ambicioso uno que hubiese permitido el cruce del Atlántico. Pero la falta de financiación le lastró. Por eso buscó apoyo en la empresa francesa Astra, logrando una fructuosa colaboración. También hay que señalar que diversas pugnas con militares en España evitaron que su modelo triunfase en su país de origen.

A pesar de todo esto sus diseños fueron copiados en el mundo entero y la navegación con dirigible ganó gran importancia. Finalmente, por el desarrollo de aviones comerciales y el miedo que causó el incendio del Zeppelin Hindenburg, los dirigibles cayeron en el olvido. Pero ahí quedan en la historia sus revolucionarios diseños.

MISCELANEA

El aritmómetro

El aritmómetro

Si explicase todos sus diseños acabaría escribiendo un libro. Pero no quiero despedir a este personaje sin mencionar otros muy curiosos:

Entre ellos podemos destacar un puntero proyectable como apoyo para el profesorado a la hora de explicar. Vamos el puntero tan común cuando nos dan una charla en power point (sólo que no era láser). En 1930 ideó este elegante diseño que cayó en un olvido. Recordarlo cuando veáis uno de ellos.

Patentó diversas máquinas de resolución de ecuaciones y una especie de calculadora muy curiosa: el aritmómetro. Se trataba de una especie de máquina de escribir a la que se le introducían unos comandos y tras un procesamiento se obtenía una respuesta. Algunos han querido ver en este invento una concepción primitiva de nuestros actuales ordenadores.

CONCLUSIÓN

Espero en definitiva haberos demostrado la genialidad de este español. He puesto mi granito de arena para sacarlo de los olvidos. Ahora os toca a vosotros difundir su existencia y situarlo en el pedestal que se merece. Sólo así se hará justicia.

¡Hasta la semana que viene!

BIBLIOGRAFÍA

https://es.wikipedia.org/wiki/Leonardo_Torres_Quevedo
http://www.alpoma.net/tecob/?s=torres+quevedo
Las patentes de Torres Quevedo: Patentes

Descubre a otros españoles olvidados:

Españoles olvidados

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Españoles olvidados y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s