La geografía del futuro: Los descendientes de Pangea


mapamundiLa imagen de arriba está grabada a fuego en nuestras retinas. Miles de veces la hemos visto y nos hemos habituado de tal modo a ella que resulta impensable imaginar otra distinta. Sabemos que los países y las fronteras han ido cambiando a lo largo de milenios, pero no nos paramos a pensar que la propia geografía terrestre también ha estado en constante evolución.

Es entendible que si comparamos la duración de una vida humana con los cambios geográficos en el planeta quedamos en una posición de pequeñez, ya que tendemos a despreciar todo aquello que necesite más de 50 o 100 años. Pero el mundo se mueve y ese movimiento cambia la faz del planeta. Por muchas veces que hayamos visto la imagen, debemos saber que sólo es una fotografía estática, y que dentro de millones de años, si el planeta aún sigue en pie, será totalmente distinta. ¿Podemos predecir qué pasará si miramos al pasado?

WEGENER Y PANGEA, UN IDILIO DIFÍCIL

alfred_wegener_portrait_dm1Muchas son las teorías que se han utilizado para explicar el movimiento de los continentes y la evolución de la superficie terrestre, pero la que al final se llevó el gato al agua fue la del alemán Alfred Wegener. Pese al rechazo que sufrió (sin el ADN anglosajón, las puertas del reconocimiento en la ciencia no ha sido siempre fácil abrirlas), a principios del siglo XX presentó una teoría muy llamativa y que llamó “Teoría de la deriva continental”. Según ella, hace 300 millones de años existía una única masa terrestre por encima de las aguas, lo que venía a ser un supercontinente al que denominó Pangea.

¿En qué basó Wegener sus razonamientos? Pues en algo muy simple y curioso: Observó que los bordes de los continentes parecía que encajaban entre sí, las edades geológicas de los materiales a ambos lados de los mismos eran muy parecidas y que se podían encontrar los mismos fósiles.

¿Pero cómo pudieron moverse los continentes? Wegener suponía que éstos “flotaban” sobre una capa sólida que incluía los fondos oceánicos y que por lo tanto debido a diversos fenómenos de transporte las masas se movían a la deriva (de ahí el nombre de deriva continental).

580px-Snider-Pellegrini_Wegener_fossil_mapa_es.svg

Pangea

Supercontinente Pangea

Pero como dije con anterioridad, su teoría fue rechazada y se fue a la tumba con ese sentimiento de rechazo e incomprensión. Pero en 1960, un conjunto de científicos (esta vez con ADN anglosajón), presentaron la teoría de la tectónica de placas, donde aseguraron que éstas se mueven unas respecto de otras y que al ser la base de los continentes, provocaba un desplazamiento “convectivo” y de “subducción” entre ellos. Wegener estaba en lo cierto y aunque no estableció el método del movimiento, su teoría fue rápidamente desempolvada y reconocida. Se hacía justicia.

Placas tectonicas

Placas tectónicas principales

Volviendo a Pangea, los movimientos de las placas tectónicas fueron precipitando su fragmentación primero en dos subcontinentes, de nombre Laurasia y Gondwana los cuales a su vez con el paso de los siglos volvieron paulatinamente a fragmentarse y moverse hasta el nacimiento de los 6 continentes actuales (5 si consideramos a Eurasia como uno solo).

cdrftmapResulta muy llamativo por ejemplo este movimiento llevó al subcontinente indio de estar junto a Madagascar hasta su situación actual, en la cual su choque con la placa euroasiática provocó un levantamiento general de ambas y la formación de las cadenas montañosas más altas del planeta y cuyo representante máximo es el Everest.

Con posterioridad se ha dicho que Pangea no fue el primer supercontinente y que anteriormente hubo otros similares a los que se les ha denominado con nombres como Rodinia y Pannotia. Esta tendencia a separarse-unirse nos puede dar una pista valiosa de lo que puede pasarle en un futuro a los continentes.

Llegados a este punto y sabiendo los límites de las placas tectónicas y sus movimientos relativos y absolutos, ¿podemos predecir el movimiento de lo que hay encima de ellas, es decir, de los continentes?

TODO FLUYE, NADA PERMANECE

Si hoy en día podemos afirmar que de media un europeo se separa de un americano entre 2 y 3 cm/año es porque se ha determinado el movimiento de las placas y se sabe que por ejemplo el océano Atlántico está en expansión, siendo un océano “joven” (en contraposición a otros océanos como el Pacífico y el Índico).

¿Pero qué ocurre en otras partes del planeta?

sn-amasiaSon diversas las teorías que a partir de los movimientos actuales intentan predecir el futuro, pero es cierto que es muy difícil tener seguridad al respecto, pues sabemos los movimientos hoy, pero no como responderá la Tierra a los futuros que puedan darse. Os presento las tres principales teorías, cuyo punto común es que estiman que América y Asia se unirán formándose un supercontinente de transición al que se denomina Amasia.

INTROVERSIÓN:

No es que la Tierra sea tímida, sino que este es el nombre de una teoría que se basa en el “cierre de un océano” y la formación de un supercontinente en la misma zona donde ya existió Pangea (supuestamente su centro estaría en la actual África). En 50 millones de años se supone que el mar Mediterráneo se cerrará uniendo África y Europa, creándose en el choque una gran cordillera. Australia e Indonesia también se unirán y el movimiento de las masas polares árticas y antárticas se traducirá en su derretimiento y aumento del nivel del mar. Posteriormente, entre los 50 y los 200 millones de años, los giros provocarán que América revierta su desplazamiento y acabe uniéndose con África, lo que desembocará en el nacimiento de un nuevo supercontinente al que denominan Pangea última. Así que a nivel de océanos tenemos que el Atlántico se haría más pequeño y el Pacífico ocuparía la mitad del planeta.

EXTROVERSIÓN:

El punto base de esta teoría lo tenemos en el cierre de un océano antiguo y en la formación de un nuevo supercontinente en el hemisferio opuesto al de Pangea.

Si particularizamos, América seguirá desplazándose al oeste tomando como pivote un punto alrededor de la zona Alaska-Kamchatka-Siberia, provocando al final la unión de este continente con Asia (naciendo Amasia). La Antártida se moverá al norte, y África se partirá en dos (formándose una especie de nuevo océano donde actualmente está el lago Victoria). La parte oriental de la extinta África se desplazará hacia el este hasta colisionar con el subcontinente Indio. De toda esta unión surgiría Pangea última.

El centro del nuevo supercontinente estaría en el sur del actual océano Pacífico, océano que sería el principal damnificado de este movimiento, pues acabará cerrado dentro de unos 350 millones de años.

deriva continental

Las tres teorías futuras de la deriva continental

ORTOVERSIÓN:

Y llegamos a la última y más moderna teoría. Su concepto está en suponer que se producirá una subducción (hundimiento) de una zona perpendicular a la zona central de la última Pangea. Es decir, estiman que los supercontinentes suelen ser perpendiculares entre sí (muy curioso)

De nuevo Asia y América se unirán en Amasia, pero esta vez a partir del cierre del océano Ártico. Este apelotonamiento irá provocando al mismo tiempo el giro del resto de las masas continentales hasta unirse todas en Pangea última, cuya peculiaridad estará en que su eje será ortogonal al eje anterior.

Ejemplo de Pangea última

Ejemplo de Pangea última

CONCLUSIÓN:

Sea la teoría que sea, hay una serie de cosas en las que coinciden:

  • Pese a que veamos la Tierra plana, siempre va a existir un punto de giro a partir del cual el resto del planeta se va a ir agrupando.
  • América y Asia están “condenadas” a unirse en un gran continente llamado Amasia.
  • Las teorías tienen también en cuenta una posible ruptura de Norteamérica y Sudamérica alrededor de Panamá, por lo que dentro de millones de años la navegación ya no será un problema en esta zona (eso si queda alguien para verlo).
  • Se asume el carácter cíclico de los periodos de expansión-contracción, unión-separación de los continentes. Supuestamente a la par que estos fenómenos las placas tectónicas irán modificando su velocidad y dirección e internamente el planeta se irá calentando-enfriando, lo que repercutirá en la variación de la actividad volcánica.

En definitiva, he querido transmitiros la idea de que pese a que en nuestra cabeza el planeta sea fijo en su geografía, no lo es realmente. Lleva millones de años moviéndose a su antojo y lo seguirá haciendo salvo gran catástrofe. Os dejo con un documental que viene a aglutinar todo lo mencionado y un vídeo que resume Pangea en 4 minutos.

¡Hasta la semana que viene!

BIBLIOGRAFÍA:

La bibliografía aquí es extensa y he intentado seleccionar aquellas fuentes más importantes, aunque reconozco que he consultado multitud de ellas. Si os ha gustado el tema os digo lo de siempre, ¡curiosead!

– http://www.nature.com/nature/journal/v482/n7384/abs/nature10800.html
– https://es.wikipedia.org/wiki/Deriva_continental
– http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/08/ciencia/1328729688.html
– http://www.abc.com.py/articulos/deriva-continental-y-tectonica-de-placas-771452.html

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Geografía y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s