La rojigualda: De los mares a los cielos


LA HISTORIA DE LA BANDERA DE ESPAÑA

trinidad1--644x470

La entrada que vais a leer a continuación llevaba largo tiempo en mi cabeza. Poco a poco le he ido dando forma con el fin de buscar la explicación más simple, clara, amena y alejada de cualquier tipo de polémica. El objetivo es puramente divulgativo para dar a conocer una realidad histórica y fomentar el interés de los españoles por los símbolos que actualmente utilizamos para representarnos ante nosotros mismos y ante el mundo.

Para que sea fácilmente digerible, he decidido dividirla en dos partes, una dedicada a la bandera en sí (color y forma) y otra a los escudos impresos que han aparecido en ella a lo largo de los siglos. Al final ambas detallaré la bibliografía consultada y que espero que os sea útil por si os llama la atención y queréis profundizar.

LA CURIOSA PALABRA BANDERA

siete-partidas-de-alfonso-x-el-sabio

Código de las Siete Partidas

En la actualidad entendemos una bandera como un símbolo que engloba a una organización y por lo tanto a un número de personas. Pero es muy curioso señalar cómo esta palabra que ganó protagonismo a lo largo de la historia venía en la Edad Media a señalar a un elemento de menor rango. Según el “Código de las siete partidas” escrito por el rey Alfonso X “El Sabio”, encontramos entre otras la siguiente distinción:

Estandarte: Sólo la debe emplear el monarca, por lo que su importancia es elevadísima.
Seña: Destinada a los caudillos militares que tuvieran 100 o más caballeros vasallos o a los concejos.
Pendón posadero: Destinado a los caudillos con un número de caballeros vasallos entre 50 y 100 y por los maestres y comendadores de las órdenes de caballería.
Bandera: Destinada a los caudillos militares con un número de caballeros vasallos entre 10 y 50.

Es decir, de los principales vexiloides definidos, la bandera era uno de los de menor rango, pero ha pasado a la historia como el principal para usos civiles (señalar que los otros siguen usándose principalmente en el ejército).

ENSEÑAS ANTERIORES A LA ROJIGUALDA

IMG_20150312_221345

Enseña de los reyes católicos con el águila de San Juan y el escudo con sus posesiones sobre fondo carmesí

En este apartado uno podría fácilmente tirarse semanas escribiendo sin llegar a conclusiones claras, y por motivos de espacio, ese no es el objetivo de esta entrada.

Para ello voy a hacer zoom en determinados momentos mostrando algunos ejemplos desde los Reyes Católicos.

Una de las primeras cosas que debemos tener claro, es que hasta bien entrado el siglo XVIII el concepto de nación no existía puramente como tal, de modo que las enseñas venían a representar exclusivamente los títulos de la monarquía reinante en un territorio (también la nobleza) y España en esto no fue una excepción.

1087p_BANDERA ALMIRANTE COLON 1492

Enseña de los Reyes Católicos usada por la flota de Cristóbal Colón

Por lo tanto la enseña más común partía generalmente de un único color de fondo, sobre el que se ponía el escudo de la casa real o nobiliaria.

Como dije al principio, en la futura entrada sobre los escudos detallaré más ejemplos, aunque me gustaría señalar que durante los Reyes Católicos muchos de los paños que se han conservado tienen tonalidades blancas o carmesíes (rojas).

FT114 Carlos V

Estandarte imperial de Carlos V

Con la llegada de Carlos V, el amarillo hizo acto de presencia por ser éste el color imperial (recordemos que fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico). Es importante esta detalle pues al ser la dignidad de emperador superior a la de rey, ha pasado principalmente a la historia como Carlos V y no como el que debería corresponderle en España, Carlos I. En esta época también se empezaron a popularizar las conocidas como cruces de San Andrés, traídas por su padre Felipe I (por tener derechos sobre la casa de Borgoña). Estas cruces llegaron a ser muy famosas y se convirtieron en el símbolo distintivo de los tercios y la marina española .

index333

Ejemplos de banderas de la Edad Moderna: 1- Galeones españoles del siglo XVI. 2- Con la cruz de Borgoña o San Andrés de algunos tercios y utilizada también por la marina española en los siglos XVII-XVIII.

image

Estandarte real Borbónico

Hasta la llegada de los Borbones, las banderas volvieron generalmente al color de fondo carmesí, aunque al ser una enseña real, había evidentemente variaciones (principalmente amarillo y en ocasiones blanco). Los Borbones en el siglo XVIII popularizaron el color que los representaba, el blanco, el cual pasó a ser el fondo de bastantes banderas de la época . Y así, con sus mayores o menores modificaciones siguió hasta que llegamos a la protagonista de nuestra entrada.

EL NACIMIENTO DE LA BANDERA BICOLOR

carlos-iii-de-espana-5

Carlos III

Hay primero un detalle que me gustaría apuntar sobre las banderas de las flotas navales. Cualquiera que conozca un poco la historia de España sabe de sobra la importancia que tuvo la marina tanto de guerra como mercante a lo largo de los siglos (sobre todo en su comercio con el continente americano). Si entendemos que las banderas de los barcos eran vistas por personas y navíos de otros países y en territorios muy alejados, la consecuencia fue que éstas tuvieron un peso muy importante en la representación internacional del país, identificándose mediante estos símbolos concretos a la monarquía española. Ahora entenderéis el por qué de este párrafo.

En el último cuarto del siglo XVIII, concretamente 1785, Carlos III decidió crear una nueva bandera para la marina española. Entre las razones que motivaron el cambio, se cuenta que la principal fue la de poder diferenciar a un navío español a lo lejos (ya que el blanco imperante era utilizado por muchos estados europeos, lo que llevaba a confusión). Aunque no está confirmado, algunos historiadores creen que otro objetivo perseguido era el diferenciarse de Francia, que aunque estaba muy ligada a España por reinar los Borbones en ambos países, ya empezaba a olerse que a la larga las relaciones no iban a ser muy cordiales (estamos a sólo 4 años de la revolución francesa).

Para ello el monarca encargó al ministro de marina, Antonio Valdés y Fernández Bazán, la presentación de diversas propuestas para escoger un ganador. En total se presentaron doce, que corresponden a las siguientes:

bander10

12 propuestas: ¿Cuál es vuestra favorita?

Supongo que os sonará la primera. Efectivamente, este diseño con tres franjas horizontales fue el escogido y la raíz más inmediata de la bandera que usamos actualmente. Pero vayamos paso a paso.

En el decreto que elegía la primera propuesta como enseña naval, se incluía el término nación, por lo que por primera vez no se aludía exclusivamente al monarca (aunque en pleno despotismo ilustrado la nación y el monarca venían a ser lo mismo). Aun así, remarco que su uso era sólo para la marina (incluía las plazas marítimas costeras), por lo tanto fuera de ella no venía a representar nada. En el mismo documento se añadió una particularidad interesante: guerraInicialmente la propuesta tenía las tres fajas de igual anchura, pero un estudio arrojó que con la distancia la faja amarilla podría no diferenciarse claramente y parecer que toda la bandera era roja (con la confusión que eso podría causar). Como resultado se decidió que la faja amarilla tendría doble anchura (de igual aplicación a día de hoy), quedando como veis en la imagen.

A modo de curiosidad señalar que esta enseña vino a eliminar el aspa de San Andrés de las representaciones navales, algo que había sobrevivido más de dos siglos y que había sido un símbolo muy representativo del país. Si os fijáis, siempre llamo a la bandera rojigualda, pues está formada por la combinación de los colores rojo y gualda (se trata de unas hierbas de las que se obtenía el tinte amarillo utilizado).

Ahora bien, viendo la importancia que tuvo a la larga esta, recomiendo mirar de nuevo las propuestas y ver las posibilidades que pudieron transformarse en la bandera actual (algunas en mi opinión son realmente feas). Pero cabe preguntarse el por qué de los colores rojo y amarillo. Y aquí quiero desarrollar varias teorías:

  • Facilidad en la identificación a grandes distancias al ser colores llamativos.
  • Disponibilidad abundante de telas de estos colores en el mercado, lo que venía a suponer una fácil obtención de grandes cantidades de la misma.
  • Los colores vienen de la corona de Aragón, ya que el escudo representa las armas de Castilla: Ésta es quizá la teoría que más suposiciones genera y probablemente la más romántica de todas. Se observa que esta configuración incluía en sus símbolos los dos reinos motores de la creación de la nación Española, pero si retrocedemos a la llegada de los Borbones a España vemos lo siguiente. felipe-ii-de-espaa-24-1024siciliaCastilla, como principal reino que los apoyó se vio muy beneficiada y elevada a cabeza motora en contrapartida con Aragón, cuyo apoyo al otro pretendiente le acabó costando la supresión de sus privilegios. Si seguimos este razonamiento, la bandera debería haber sido exclusivamente castellana, pero curiosamente Carlos III antes de ser rey de España lo había sido de Nápoles. Apelándose a una supuesta añoranza a esta tierra (con su pasado aragonés) se dice que le hizo desear que fuesen incluidos sus colores en su diseño aunque fuese de manera indirecta.

Es probable que el mayor peso de la elección estuviese en las dos primeras opciones, pero no debemos descartar la tercera ya que el ser humano tiende a adornar de simbolismo todo lo que hace para darle un toque épico y romántico.

LA ROJIGUALDA COMO BANDERA NACIONAL

Llegamos así siglo XIX, caótico para España. Por un lado se observa la cantidad de banderas alternativas que aparecieron para representar a multitud de grupos sociales y políticos y por otro la enseña naval bicolor caló hondo en el territorio nacional, sobreviviendo a este tiempo tan inestable.

301013_03

Ejemplos de enseñas españolas usadas en la guerra de independencia española

La invasión de Napoleón provocó entre los movimientos de resistencia la aparición de muchos símbolos locales con importante representación religiosa (siendo generalmente el color del fondo blanco). Pero la marina iba a dejar su impronta a lo largo del conflicto y no precisamente por su lucha en los mares. Como antes mencioné, la rojigualda era la utilizada por los barcos y las fortalezas costeras y al ser utilizadas éstas como puntos para reaprovisionamiento y defensa, sus símbolos ganaron protagonismo. El más claro ejemplo lo tenemos en la ciudad de Cádiz, donde el gobierno resistió los envites franceses. El puerto, con sus barcos, fortalezas y símbolos, sumados al hecho de que la  rojigualda los diferenciaba claramente de los franceses, provocó su ascenso social. Si a esto sumamos que muchas tropas de infantería de marina eran utilizadas en operaciones en el interior del país, vemos que su avance la dio a conocer en distintas regiones donde era presentada como el estandarte de las tropas de liberación.

Pero la convulsión posterior también afectaría a los símbolos. La rojigualda tuvo un simbolismo muy variado, primero usada como enseña liberal contra el absolutismo de Fernando VII y luego como símbolo oficial de los Carlistas, en fuerte oposición a los liberales (paradojas del destino).

diseños

Ejemplos de banderas usadas por los liberales. 1- Diseño Mariana Pineda. 2- Propuesta republicana en 1840. 3- Propuesta republicana federal. 4- Tricolor francesa, inspiradora de muchos símbolos liberales

Ya sea porque fue usada por el Carlismo, o por influencias externas, aparecieron nuevas enseñas dentro del propio liberalismo y conformadas con tonos morados, verdes e incluso usándose la tricolor francesa (en relación a la revolución de 1789). Esto añadía caos vexilológico, pero la rojigualda resistió de nuevo los envites y en 1843 un Real Decreto la uniformizó para toda la nación y el ejército. Podemos poner aquí el contador a cero de la rojigualda como enseña que venía a representar a todos los españoles a partir de este momento.

200px-Flag_of_the_First_Spanish_Republic

Bandera de la primera república

Si seguimos la línea histórica, ni el destronamiento de los Borbones con la revolución “Gloriosa”, ni la llegada de los Saboya, ni la primera república ni la restauración posterior de los Borbones le quitó su carácter oficial. Mucha gente piensa que la tricolor republicana fue usada en esta primera república, algo que no es cierto, pues la rojigualda siguió siendo la oficial (lógicamente se le suprimieron todas las referencias simbólicas a la monarquía). La restauración Borbónica posterior reinstauró los símbolos monárquicos pero como señalé no alteró los colores.

LA ENSEÑA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XX

125px-Flag_of_Spain_1931_1939

Tricolor de la segunda república

Con la llegada de la segunda república en 1931, la enseña fue cambiada a la tricolor (roja-amarilla-morada) con todas las fajas de igual anchura. No se sabe a ciencia cierta quién y cuándo se creó, existiendo multitud de teorías al respecto. Entre las que explican el uso del morado, la principal es la que se refiere a los comuneros de Castilla, un movimiento de oposición a la monarquía de Carlos V en el primer cuarto del siglo XVI. Ya sea por su simbolismo contrario a la monarquía, como por el carácter más global que se decía que daba a la nación, este símbolo cuajó a nivel popular (tanto que hoy en día es el principal color característico de los partidarios de la instauración de la tercera república en España). Otras personas lo relacionan con la masonería o como un error cromático en relación a los comuneros de Castilla (el mal estado de conservación de las enseñas de los comuneros, sumadas a la degradación del  rojo, provoca que algunos tonos sean fácilmente confundidos con el morado).

300px-Flag_of_Spain_1945_1977

Bandera de España (1945-1977)

Escasos años más tarde, la guerra civil trajo como consecuencia que en el bando franquista se volviese a utilizar la enseña bicolor (se dice que para contentar a los carlistas, los cuales brindaron un importante apoyo a la sublevación). Un hecho poco conocido lo encontramos en los primeros meses del conflicto, al usar los militares franquistas la enseña tricolor gubernamental con sus símbolos (hasta 1938 no se hicieron oficiales los cambios con el retorno a la rojigualda y el uso de símbolos inspirados en los Reyes Católicos, como el águila de San Juan).

Desde el fin de la guerra civil en 1939, la bandera oficial ha sido la rojigualda con la faja central de doble espesor (tal y como fue definida en 1785), quedando así recogida en la  la constitución de 1978. En cambio, donde si hubo variaciones fue en el escudo, análisis que haré en la entrada de la semana que viene.

FIESTA NACIONAL-DESFILE

CONCLUSIÓN

La próxima semana haré el mismo recorrido pero a través de los escudos de la nación española. Será una entrada con muchas imágenes y os aseguro que muy interesante. Dad por favor a conocer estos hechos a aquellas personas que os rodean, pues eso nos beneficiará a todos. ¡Un saludo!

Evolucionbanderas

Evolución de las banderas de España oficiales de España (1840-actualidad)

¡NO TE PIERDAS LA SEGUNDA PARTE SOBRE LA HISTORIA DEL ESCUDO DE ESPAÑA!

Escudos de España: Cinco siglos de historia

BIBLIOGRAFÍA

ssevGran parte de la información que presento ha sido obtenida de la siguiente fuente:

– Compendio de las banderas de España, 3º edición. Rafael Luís Gómez Herrera (Sociedad Española de Vexilología). Altamente recomendable.

Otras fuentes:

http://singladuras.jimdo.com/nav%C3%ADos-y-navegaci%C3%B3n/la-bandera-de-la-armada/

http://www.ejercito.mde.es/unidades/Madrid/ihycm/Actividades/Ciclos-Divulgativos/vexi-historia-bandera.html

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

Logo wordpress blog  facebook logo blog  twitter logo blog ivoox logo blog

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Historias de España, Vexilología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La rojigualda: De los mares a los cielos

  1. Antonio García dijo:

    Gran artículo, me ha parecido muy interesante, enhorabuena.

  2. Pingback: Escudos de España: Cinco siglos de historia | LA TROMPETA DE JERICO

  3. Rafael L. Gómez Herrera dijo:

    Muchas gracias por divulgar la historia de nuestras banderas y de utilizar mi libro como fuente. Te agradecería que, como recuerdo y respeto a mi madre, corrijas mi segundo apellido. Mi nombre es Rafael Luis Gómez HERRERA.
    Gracias de nuevo.

    • mjolnirx dijo:

      Muchas gracias Rafael por tu comentario. Te ruego que me disculpes por el error en el segundo apellido. Acabo de corregirlo de esta y de la entrada posterior de los escudos. Aprovecho para felicitarte por el libro, el cual me enseñó un montón de cosas sobre la historia vexilológica de este país. Un saludo

    • yomismo dijo:

      No hacía falta ser tan directo ni poner el apellido en mayúsculas. Además Herrera es uno de tantos apellidos que poseemos; no creo que se le falte al respeto a nadie, se corrige y ya está.

      • Rafael L. Gómez Herrera dijo:

        El autor de este estupendo blog (por cierto, reitero mi reconocimiento a sus artículos) entendió a la primera el carácter irónico que di a mi comentario de hace 2 años, de ahí su amable respuesta, aunque, ahora, hubiera colocado alguna de mis palabras entre comillas para evitar malos entendidos, totalmente ajenos a mi intención. Saludos a todos.

  4. Pablo dijo:

    Una entrada realmente interesante, hay varias cosas que no sabía.

  5. Pingback: Banderas de Rusia | LA TROMPETA DE JERICO

  6. Pingback: Banderas de Francia | LA TROMPETA DE JERICO

  7. Pingback: Banderas de Italia | LA TROMPETA DE JERICÓ

  8. Pingback: Banderas de Alemania | LA TROMPETA DE JERICÓ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s