La genética europea (Segunda parte)


La pasada semana dediqué la entrada a un intento de explicar aquellas familias genéticas de las cuales descienden los habitantes actuales de Europa. Considero imprescindible leer esta primera entrada sobre todo para entender el concepto de haplogrupo (podéis leerla aquí).

Antes de analizar el ADN mitocondrial me gustaría hacer una aclaración. Tras recibir algunos comentarios al respecto de la división genética, he de señalar que por motivos de espacio y claridad resumí los grupos en ese antepasado genéticamente dominante que configuró las poblaciones genéticas que actualmente pueblan el continente europeo. Por ejemplo, señalé que el R1b, el cual domina Europa Occidental, fue genéticamente modificándose y surgiendo subclases a partir de esta raíz. De este modo podemos afirmar que los habitantes de esta franja de Europa tenemos unos parientes lejanos en común, pero ante las diversas mezclas genéticas que han tenido lugar a lo largo de milenios, actualmente existen diferencias entre esos habitantes. A modo de ejemplificar esto, añado un árbol genealógico-genético del haplogrupo R1b donde podemos observar que la última división genética importante la tenemos entre el R1b1a2a1a2 (Proto-Italo-Céltico-Germánico) y R1b1a2a1a1 (Proto-Germánico). Queda patenta que si en la anterior entrada, ya de por si recargada, hubiese llegado a este nivel de detalle, hubiese sido muy complicado el haber sacado conclusiones genéticas con un simple vistazo a las imágenes.

R1b-tree

ADN-MITOCONDRIAL

Como ya señalé anteriormente, este ADN se transmite a través de la vía materna (en contraposición al ADN-Y que lo hace por la paterna). Como ocurría con el ADN del cromosoma Y, fueron surgiendo haplogrupos diferentes a partir de un descendiente en común y que muchos investigadores sitúan en el continente africano u oriente medio. En la siguiente tabla detallo esta evolución temporal y también incluyo los haplogrupos del cromosoma Y con el fin de hacer una comparación. Es curioso observar como desde un principio, los haplogrupos mitocondriales fueron dividiéndose y creciendo en número mucho antes que los del cromosoma Y, lo que puede indicar por un lado que existió muchas más combinación genética por parte de las mujeres o que el ADN mitocondrial muta más fácilmente.

timeline_comparison

fechasEn el siguiente mapa podéis observar la distribución mitocondrial en diversas áreas de nuestro planeta.

mtdnaUna de las primeras características que llaman la atención a simple vista es que Europa está dominada por el haplogrupo H (el cual tiene muchas subvariantes como posteriormente mostraré en un enlace). Lamentablemente no he podido encontrar un mapa más centrado en Europa, aunque esta visión global nos ayudará a identificar aquellos haplogrupos dominantes, los cuales detallaré a continuación (el mapa anterior está realizado para el supuesto de 1500 d.C lo que realmente no afecta a Europa al no haber habido grandes cambios).

Del mismo modo observamos que los haplogrupos J, U y V tienen presencia moderada en la distribución poblacional europea.

Para ver el pdf completo de donde obtuve este mapa, click en este enlace.

Haplogrupo H

Como señalé, este es el haplogrupo más común en Europa (excepto en Finlandia). Se presentan entre el 40- 60% de media de la población de este continente. Su origen hay que buscarlo hace 25.000-30.000 años en el nordeste del Mediterráneo (no se sabe a ciencia cierta aunque se barajan lugares como Italia, los Balcanes y Anatolia en Turquia). En sus diversas migraciones y paso del tiempo, este haplogrupo fue mutando hacia una multitud de nuevos haplogrupos (de los cuales hay unos 18 catalogados y muchos más en fase de estudio). Con el fin de no hacer más compleja la entrada, os mostraré los mapas de los que he encontrado más información (H1,H3 y H5).

mtDNA-H1-H3-mapmtDNA-H5-mapEl hecho de que en el oeste de Europa hay un dominio más claro de haplogrupos vuelve a dar información sobre la inferior diversidad genética de la zona. Esto indica que a lo largo de los siglos las mezclas genéticas entre poblaciones distintas no han sido tan importantes como en otros lugares del este europeo o de Mesopotamia. Al mismo tiempo es muy curioso que de países con menos diversidad como España, Portugal, Francia y Gran Bretaña haya salido la mayoría de la población que colonizaron otros continentes (a excepción de la población negra enviada como esclava al continente americano).

Para ver las subdivisiones de este haplogrupo: Subdivisiones

Haplogrupo J

Su origen se remonta hacia unos 45.000 años en el oeste de Asia y es uno de los haplogrupos más antiguos presentes en Europa. Aunque existen algunas incongruencias y suposiciones al respecto, parece ser que en diversas oleadas y épocas colonizaron Europa aunque sin provocar que su presencia sea actualmente dominante. Eso sí, su distribución en este continente es generalmente muy similar, a excepción de picos como Dinamarca, el oeste del Reino Unido y zonas del noreste de España (aunque el máximo presente es del sólo el 20% en zonas del suroeste de Inglaterra).

mtDNA-J-map

Haplogrupo U

Este haplogrupo es uno de los más antiguos y se cree que su origen se remonta a hace unos 60.000 años (nada se sabe sobre su localización). Con el paso de los años se fue dividiendo en subgrupos que van del U1 al U9, teniendo una variada presencia en amplias zonas de Europa y Asia. Por motivos de espacio, me voy a centrar en aquellos que tienen relevancia moderada en Europa (U4-U5).

Haplogrupo U4

Su origen se cree que se remonta a hace 25.000 años (durante la última gran glaciación). Se piensa que fueron colonizando Europa a partir de estas fechas y que sus portadores sobrevivieron aislándose en pequeños grupos. Actualmente se puede encontrar en mayor porcentaje en Serbia, las riberas del sur del mar Báltico, Holanda y en zonas de la Rusia interior. Para el resto de países europeos la media va del 2-6% de la población.

mtDNA-U4-map

Haplogrupo U5

De todas las categorías del U, esta es la más presente en Europa con porcentajes que varían del 5-12%. No se sabe el origen temporal de este haplogrupo (se dan fechas abiertas entre hace 30.000-50.000 años). Lo que si se tiene constancia es que fue el linaje materno dominante durante miles de años. Colonizaron Europa alrededor de hace 30.000 años, refugiándose posteriormente en el sur del continente durante la última gran glaciación para posteriormente recolonizarlo. Sus picos en Europa se encuentran en Escandinavia (ligado al pueblo Saami), el oeste de Rusia, el País Vasco y Cantabria.

mtDNA-U5-map

Haplogrupo V

Se cree que se originó durante el final de la última gran glaciación (hace entre 12.000-16.000 años) como consecuencia de la mutación del grupo HV0. No existe ningún acuerdo sobre la zona geográfica de origen, debido principalmente a las dificultades de encontrar algunos de los grupos y subgrupos mutados de este haplogrupo. Aun así hay que señalar que su frecuencia media en Europa, que va del 2 al 8% es muy escasa salvo en tres puntos concretos (el pueblo Saami en el norte de Escandinavia con un 42%, Cantabria en España con un 19% y el sudeste francés con valores alrededor del 10%). Esto vuelve a mostrar las diferencias genéticas entre algunos pueblos escandinavos y el resto de Europa.

mtDNA-V-map

EL CASO ESPAÑOL

Como ya mostré en la anterior entrada, incluyo un apartado para el caso del estudio del ADN mitocondrial en nuestro país. Los resultados se pueden observar en la siguiente tabla, aunque quiero señalar que el tamaño de las poblaciones estudiadas es en algunos casos escasa, lo que nos obliga interpretar estos datos de un modo conservador.

mtdnaespañaVemos de todos modos que para las regiones consideradas el haplogrupo H es el dominante dándose las mayores frecuencias en Galicia, Asturias y el País Vasco. El siguiente con importante presencia es el U5 seguido del V y el J. Aunque no los mencioné anteriormente, también existe la presencia de los haplogrupos T y K, aunque su presencia es menor.

También quiero señalar que aunque no aparezca en la tabla, el haplogrupo U6 se puede encontrar en el 18% de la población de las islas canarias (con un pico del 50% en La Gomera) y en algunas zonas del sur de la península ibérica. Asimismo el haplogrupo U8 (concretamente el U8a), se encuentra en el País Vasco (siendo la versión genética más antigua conocida de este haplogrupo, lo que de algún modo vuelve a situar a esta región como zona posible de un origen poblacional del oeste europeo).

Por lo tanto, el ADN-mitocondrial de las poblaciones de España estudiadas demuestra que aunque domina el haplogrupo H, poseemos una variedad genética mucho más diversa que por la vía paterna. Esto indica una mayor diversidad de las mujeres que han colonizado y vivido en este país.

CONCLUSIÓN

De todos los mapas, observamos que el pueblo Saami (que habita en Finlandia principalmente), se desmarca muy claramente del resto de Europa (genéticamente hablando). Esto hace pensar en un origen poblacional distinto y en un contacto genético escaso a lo largo de milenios.

La mayoría de los europeos tenemos una base genética muy parecida. Por vía paterna venimos la mayoría del Haplogrupo R1 y por via materna del H. Esto muestra que a pesar de las variaciones genéticas que existen entre los habitantes de este continente, tenemos mucho más en común de lo que pensamos.

Una de las conclusiones más directas que también se pueden sacar es que si con el paso del tiempo las variedades de haplogrupos han ido creciendo, también lo harán en un futuro. Es evidente que la globalización y las mezclas entre población de muy diversos orígenes genéticos darán lugar a nuevos grupos los cuales aunque lejanos entre sí, poseerán todos un mismo origen lejano. Todo esto es una cura de humildad para aquellas personas que hablan de razas puras y superiores, pues genéticamente estamos ya tan mezclados que resulta muy difícil hablar de pureza racial (además de las terribles connotaciones racistas que eso conlleva).

En definitiva, con estas dos entradas he querido de un modo muy simple y resumido mostrar los diversos tipos genéticos que forman los principales pueblos europeos con el fin de introducir otra variable en la forma de ver el medio que nos rodea. Es posible que en un futuro escriba otras entradas centrándome más en cómo estos haplogrupos migraron hacia Europa y la relación que esto tuvo en el arte y en la difusión de la agricultura.

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La genética europea (Segunda parte)

  1. Pingback: La genética europea (Primera parte) | LA TROMPETA DE JERICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s