Revólveres, indios y diligencias: Otra historia del lejano oeste americano I


398399360_tpViajamos a una época y un lugar en el que se cuenta que los revólveres resolvían las diferencias, las diligencias surcaban los caminos y los sheriffs intentaban mantener el orden en sus poblados. Viajamos por lo tanto al lejano oeste norteamericano.

Aunque todas las historias tienen un trasfondo real, Hollywood se ha encargado en algunos aspectos de distorsionar esta época cargándola de leyendas y mitos. A pesar de ello resulta aún hoy en día apasionante el visionar una de estas películas en las que vemos a Charlton Heston o Clint Eastwood pegar tiros a todo lo que se mueve mientras nuestros oídos se deleitan por una obra maestra musical compuesta por Ennio Morricone.

La idea de esta entrada es quitar ese “romanticismo histórico” e intentar ver el origen y el desarrollo de esta época desde un análisis territorial, económico y social (muy someros para evitar que resulte tedioso). Debido a la larga duración de la misma, he decidido dividirla en varias entradas. Vayamos por lo tanto por partes.

ANÁLISIS TERRITORIAL

Uno de los mayores errores que se pueden cometer a la hora de intentar entender esta época es el no comprender la inmensidad del territorio que forman actualmente los Estados Unidos (poseen aproximadamente unos 9.371.000 km2, más del doble de la extensión de los países que forman la Unión Europea). Esta inmensidad era por un lado difícil de atravesar y mucho más aún de conquistar en tiempos donde el caballo y los barcos a vela en algunos ríos eran los únicos medios de transporte disponibles.

Si miramos con anterioridad al siglo XIX, podemos afirmar que los “primeros” exploradores del lejano oeste fueron españoles, franceses e ingleses, los cuales tuvieron que zurrarse en más de una ocasión con los indios a la vez que iban cartografiando un terreno desconocido para ellos. Son por lo tanto estos exploradores los precursores del concepto de “lejano oeste”, si bien hay que señalar que este concepto corresponde casi exclusivamente a los territorios del suroeste del país colonizados por España.

United_States_1800-07-04-1800-07-10Si viajamos a inicios del siglo XIX (ver mapa adjunto) vemos que la nación estadounidense no poseía más que aproximadamente un tercio de su territorio total actual. Francia, España y en algunas zonas Reino Unido se repartían sus territorios. Pero aunque estas naciones tuviesen soberanía allí, hay que indicar una gran diferencia teórica importante. Para estas naciones europeas colonizadoras, su objetivo no consistía en una política de conquista a partir de la cual expandir el país, sino que se trataba de una política económica comercial. Uno de los principales objetivos consistía en buscar recursos en aquellas tierras que permitiesen aflorar un comercio importante y que suministrase a sus dominios europeos una elevada riqueza. Pero casi en ningún caso se consideraban aquellas tierras como básicas para la supervivencia de la nación. Aunque se creasen colonias y se fundasen ciudades, éstas eran ínfimas en comparación al territorio y fundamentalmente las zonas se articulaban mediante la creación de fuertes (conocidos por los españoles como presidios) y puestos comerciales para negociar con los indios. Esta concepción explotadora de recursos difirió en un primer momento con la concepción de los Estados Unidos. Éstos veían en el oeste una zona de expansión natural muy necesaria para crecer como nación y por lo tanto orientó su propaganda fomentando el desplazamiento de colonos hacia allí aún mucho antes de adquirir estos territorios.

Resulta por lo tanto fácil de entender que esta concepción crease un flujo de población hacia el oeste y que se originasen pugnas con las naciones coloniales presentes por ello. Pero como uno se puede imaginar, ni España ni Francia tenían los recursos suficientes para defender estas inmensas zonas y poco a poco fueron cediendo al fuerte empuje estadounidense.

Este empuje se realizó en varias fases, marcando cada una de ellas el avance hacia el océano Pacífico.

1024px-U.S._Territorial_AcquisitionsLa compra de Louisiana: Aprovechando que Napoleón prestaba toda su atención en Europa y que no podía destinar recursos a su territorio americano, Estados Unidos acabó comprando esta inmensidad de terreno por unos 15 millones de dólares de la época (no hay que confundir el estado actual de Lousiana con los más de 2 millones de km2 de terreno adquiridos). Este hecho provocó la primera gran ola expansiva de colonos hacia el oeste, colonizando las llanuras centrales de los Estados Unidos y surgiendo expediciones paralelas para el reconocimiento de todo el territorio adquirido (era tal la inmensidad del territorio que no se sabía a ciencia cierta todo lo que albergaba). Carte_Lewis-Clark_Expedition-enLa expedición más famosa al respecto fue la de Lewis-Clark en 1804, la cual recorrió el norte del país hasta el océano Pacífico siendo la primera gran expedición estadounidense hacia el oeste.

Los territorios del norte: Tras dos guerras entre EEUU y el Reino Unido (la de independencia y la de 1812), la diplomacia de ambos países intentó arreglar las cosas por vías más serenas. Para ello mediante una serie de tratados establecieron la definición de la frontera entre el Canadá británico y los EEUU a lo largo del paralelo 49 (de ahí esa “línea recta”). Fue un arreglo que evitó muchos problemas en el futuro si bien estos territorios (salvo algunas regiones de Oregón en el oeste) no tuvieron una importancia capital en este fenómeno del lejano oeste.

Los territorios españoles: Con Francia fuera de escena tras la venta de Louisiana tocaba ahora a España ceder sus territorios. La debilidad española fue de nuevo aprovechada por los estadounidenses (cuánta ingratitud cuando sólo 40 años antes la ayuda española había sido esencial para que ganasen su guerra de independencia) para presionar hasta que España acabó vendiéndole ambas Floridas y algunas zonas que estaban incluidas en la zona de la gran Louisiana.

Los territorios post-españoles: Y aquí entramos en el hecho principal que sirvió de inspiración al lejano oeste americano y la razón de por qué en muchas de sus películas los poblados, zonas y personajes tengan nombres de claro origen español (el lejano oeste incluye fundamentalmente territorios de los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas). Las guerras de independencia de los territorios americanos gobernados por España dieron como resultado que todas sus posesiones en Norteamérica quedasen englobadas en un nuevo estado mexicano. 400px-Crossing_the_Mississippi_on_the_Ice_by_C.C.A._ChristensenEsto marcó que desde su concepción, México y EEUU estaban destinados a enfrentarse territorialmente. La excusa la dio por un lado el estado de Texas (que surgió a partir de México). Mediante una guerra, México fue aplacado y al cabo del tiempo Texas se englobó dentro de los Estados Unidos. Pero la paz no sirvió de mucho y al poco el expansionismo de EEUU acabó en otra guerra con México cuyo fin en 1848 permitió el control de casi todo el suroeste del actual país (posteriormente en 1853 los yankees acabaron comprando a México otro pedazo de su país).

Por lo tanto, salvo algunas excepciones como Hawai y Alaska, puede decirse que EEUU en 1853 ya había finalizado la conquista del territorio continental oeste hasta el Pacífico. Pero ahora quedaba una tarea muy importante, que era la de colonizar sus tierras, iniciar la actividad económica y garantizar la seguridad de sus fronteras. Y aquí entraron en juego otros aspectos esenciales.

ANÁLISIS ECONÓMICO

Toda expansión territorial si va acompañada de una explotación y gestión de los recursos provoca un crecimiento económico, y aquí los Estados Unidos supieron subirse al carro.

1. GR-JKT 4-18.inddTras la conquista de California ante México, las autoridades sabían del potencial de esa región, pero les faltaba mano de obra. Y como obligar a la población a moverse siempre provoca problemas, decidieron despertar la codicia de muchas personas. Para ello el mismo año de la conquista (muy curioso) se descubrió oro en la región. Una propaganda eficaz fue expandida hacia los territorios del este señalando que la región era tan rica que cualquiera podía hacer fortuna buscando este metal precioso. Esto lógicamente provocó una afluencia espectacular de población, provocando las típicas escenas de las películas de caminos llenos de caravanas atravesando el país. Del mismo modo, este transporte provocó la aparición de algunas ciudades de paso en estas rutas, las cuales sobrevivían casi exclusivamente por temas comerciales.

Pero pronto quedó patente la desconexión entre el oeste y el este del país. Las distancias eran enormes y las comunicaciones malas. Por mar había que bajar hasta Chile y Argentina y luego subir (no existía aún el canal de Panamá) y por tierra los caminos eran primitivos y requerían de muchas infraestructuras para adecentarlos. Hasta que ambas porciones de país no fuesen conectadas, la economía no podría despegar a lo grande. Y la solución que se decidió tomar fue la construcción de un ferrocarril.

Transcontinental_railroad_routeSi hay un país donde el ferrocarril provocó una transformación del mismo fue en los Estados Unidos en la década de 1860. No hay más que pensar en todos los recursos que son necesarios para la construcción de este tipo de infraestructura. Como su coste era muy elevado, el gobierno estimuló a las empresas permitiendo la explotación a las mismas de las franjas de terreno situadas a ambos lados de la vía (a veces hasta de una milla de ancho a cada lado sin tener en cuenta que estos territorios ya podían pertenecer a tribus indias). Y en estos márgenes fue donde surgieron muchas ciudades, inicialmente como puntos de aprovisionamiento que con el tiempo fueron creciendo sin parar.

107272_1313737208266Las ingentes necesidades de mano de obra (las cuales no eran absorbidas del todo por los colonos al ser insuficientes) provocaron que muchos chinos emigrasen al oeste de los Estados Unidos para trabajar en la construcción de las vías férreas. Los materiales usados en la construcción, principalmente hierro, madera y áridos provocaron la expansión de actividades como la minería, los asentamientos madereros y canteras. Y como toda esta población necesitaba alimentarse, la agricultura y sobre todo la ganadería sufrieron una expansión espectacular. Y este hecho marcó la aparición de grandes manadas de animales atravesando el país. Estos animales criados por vaqueros, los cuales además se encargaban de su transporte y sobre todo de su vigilancia para evitar robos, fueron en muchos lugares el germen de los conocidos como cowboys del lejano oeste (Hollywood los desligó de su profesión y los presentó exclusivamente como pistoleros caza fortunas).

800px-American_progressY estas industrias básicas como suele ocurrir provocan la aparición y desarrollo de otras industrias secundarias las cuales empujan a un país al crecimiento y EEUU supo entender muy bien el proceso que debía seguir. Basó su crecimiento inicialmente en la colonización de los territorios recién adquiridos en el oeste, posteriormente en la explotación de los recursos de los mismos y finalmente en el intercambio económico entre las diversas zonas. Esto a la larga provocó que el país creciese sin parar y se ganase el respeto de los países que en un principio habían colonizado sus territorios.

La semana que viene analizaré la sociedad que surgió de este proceso, las pugnas con las tribus indias y otros fenómenos que ayudaron a que esta época sea un pozo casi sin fondo de leyendas y mitos y se le mire con un romanticismo histórico exacerbado. ¡Hasta la semana que viene!

Para la segunda parte haced click aquí: Segunda parte

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Revólveres, indios y diligencias: Otra historia del lejano oeste americano I

  1. Pingback: Revólveres, indios y diligencias: Otra historia del lejano oeste americano II | LA TROMPETA DE JERICO

  2. Pingback: Revólveres, indios y diligencias: Otra historia del lejao oeste americano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s