Domingo de urnas


elecciones-europeas-1El próximo domingo 25 de mayo parece ser que tenemos otra cita con las urnas. Y ante el desconocimiento general del proceso (desconocimiento en el que me incluyo hasta hace poco), he decidido dedicar esta entrada para aclarar algunos conceptos que engloban a las votaciones.

Realmente para muchas personas las elecciones suponen media hora de un domingo cada varios años, en las que depositan un voto y luego tienden a olvidarse de todo el proceso. Y si esto ocurre en las generales, autonómicas y locales, imaginaros en las europeas. Éstas, desde mi punto de vista, no han sido bien explicadas en los medios de comunicación, ya que todo intento de hablar de ellas queda rápidamente camuflado por eslóganes e improperios entre partidos. ¿Pero qué está en juego en estas elecciones?

Tanto para bien como para mal, España forma parte de la Unión Europea, lo que le conlleva una serie de beneficios y una serie de obligaciones. Con el fin de dar una cierta cohesión a la política europea, los diferentes países celebran elecciones para confeccionar un parlamento. Hay que tener claro que en este parlamento se toman muchas decisiones que pueden perjudicar o favorecer a diversas regiones, lo que debe ser tenido en cuenta y no visto como un grupo de señor@s que se reúnen en Estrasburgo para pasar el rato.

1247557656_0En este parlamento europeo se eligen en total 751 diputados los cuales son repartidos entre los países en función de su población, siendo el país con más escaños Alemania con 96 y España el quinto con 54. Con el fin de armonizar la representación de partidos, estos tienden a formar bloques de países de modo que por ejemplo todos los partidos socialistas de Europa tienden a actuar conjuntamente en muchas de las decisiones en el ámbito europeo (de modo que aunque en España se asigne un cabeza de partido para las mismas, esta cabeza de partido suele ser distinta a la que finalmente lo será en Europa). Aunque el sistema permite que la repartición de escaños se haga de diversos métodos, me ceñiré al caso español para evitar complicar en exceso la entrada.

Una de las principales diferencias de estas elecciones respecto a las generales y autonómicas españolas consiste en las circunscripciones. En estas últimas, existen 52 circunscripciones que corresponden a las 52 provincias del territorio nacional, de modo que se puede decir que hay 52 mini elecciones que sumadas dan como resultado el total de escaños de la nación. Pero para las Europeas sólo existe una única circunscripción, que engloba todos los votos emitidos en España. Este dato tiene varias lecturas. Unas de las principales críticas de poseer circunscripciones provinciales es que se favorece con ello a los partidos minoritarios a nivel nacional pero fuertes a nivel provincial. Elecciones-europeas-de-2009-Magnitudes-nacionales-1Hablamos por supuesto de los partidos nacionalistas. No es lo mismo para repartir escaños que los por ejemplo 2 millones de votos de un partido de una región se enfrenten al resto de votos de la misma zona, a que lo hagan respecto al total de votos de toda la nación. No deja de ser curioso que se adopte este sistema para las generales, donde en muchos casos se les da a estos partidos la llave para la formación de gobiernos cuando no hay mayoría absoluta, y que en la Unión Europea se utilice este método que les penaliza directamente. Aunque España no es el único país de la Unión Europea que aplica en estas elecciones la circunscripción única (Alemania, Países Bajos, Bulgaria, Chipre y Portugal también lo hacen), esta decisión ha provocado quejas por parte de estos partidos, aunque sin que haya habido cambios apreciables. Por lo tanto, parece ser que a los grandes partidos les interesa que los nacionalismos estén presentes en las generales, pero no en las europeas, lo que viene a demostrar la escasa confianza depositada en estos partidos nacionalistas a la hora de tratar asuntos que afecten al global de la Unión Europea.

La forma de repartir los escaños se basa en un método ya utilizado en España y conocido como “método D’Hondt”, el cuál como ya comenté en una pasada entrada no es directamente proporcional y da aún más primacía a los partidos más votados.

_elecciones200814654175_9492a372Ahora bien, a la hora de votar, he podido constatar en muchas elecciones que el voto tiende a ser una decisión muy poco meditada en muchas personas. Comentarios como los que cito a continuación lo demuestran: Desde el “Yo es que siempre voto a los mismos, ¿por qué cambiar ahora?”, pasando por “Este candidato tiene una cara afable, me inspira confianza” o “en la tele han dicho que las estadísticas dan favorito a este, pues le voto y así gano” hasta el más absurdo que tiende a creer cualquier comentario (por ridículo que sea) que le haya dicho un conocido horas o minutos antes de ir a votar. El guiarse por apariencias, el no leer programas electorales y el no informarse sobre el pasado del candidato y quien le rodea, da como resultado sorpresas desagradables. Pero el problema mayor radica en las quejas que estas personas suelen proferir contra estos candidatos una vez ya en el poder, sin pararse a pensar que a la hora de la verdad en cada elección siguen repitiendo el voto al mismo candidato. Por lo tanto ir a votar por ir a votar, sin prestar ningún interés por el sistema tiende éticamente a quitarte el derecho a quejarte del mismo. Y ojo, dar la espalda no es lo mismo que mostrar un rechazo. Para bien o para mal (según a quien le pregunte uno), vivimos en una democracia (que suele ser por parte el ciudadano más bien pasiva) y el modo de elegir a los gobernantes (por denostados que estos puedan estar) es mediante las urnas. Por lo tanto, decidas lo que decidas hacer el día 25 respecto a las elecciones, mi consejo es que al menos te informes antes de tomar una decisión. De todos modos explicaré el valor de cada tipo especial de voto:

metodos-rodolfo-chiquilicuatreLa abstención, aunque suele presentarse en forma de estadística, nunca suele ser tenida en cuenta, salvo en los casos en los que sea una consulta de SI o NO y el resultado pueda ser utilizado como arma política por aquellos contrarios a los que ganaron. Aún así, conviene saber que dentro de ella es imposible saber si esta abstención se engloba en rechazo al sistema, en que se le da la espalda al mismo o imposibilidad de ir a votar por razones imprevistas. Así que si quieres de algún modo que tu voto tenga una significación, esta no debería ser una opción.

El voto nulo en cualquier votación no suele tener ningún valor. Simplemente es anecdótico y suele englobar a votos rellenados por error, a sobres sin voto (en muchos casos existe una papeleta para el voto en blanco) y a una serie de papeles que nada tienen que ver con las elecciones. Si quieres conseguir que los que cuenten los votos se rían por haber introducido algo gracioso, y realmente no te interesan para nada las elecciones, puede que este sea tu voto.

Y vamos con el voto en blanco. He podido constatar que muchas personas tienen la creencia de que el voto en blanco se le suma al partido ganador cuando no es así. No es lo mismo decir que el voto en blanco favorece a los partidos más votados, a que éste se le sume a estos partidos. La principal función de cara al reparto de escaños que tiene el voto en blanco consiste en que a la suma total de votos válidos a partidos más la de votos en blanco se le aplica un porcentaje conocido como listón electoral el cual define un número de votos mínimo que debe obtener un partido para poder tener representación en la cámara para la cual sea la votación. votoblancoForgesAunque a primera vista suene extraño, con este ejemplo es más visual. Imaginad que en unas elecciones se han contado 95 votos a partidos y 5 votos en blanco. En total hay 100 votos, a los cuales se les aplica un porcentaje (que es el 3% para elecciones generales y el 5% para locales), quedando como resultado que para que en este lugar un partido pueda optar a escaño debe de haber conseguido un mínimo de 3 y 5 votos respectivamente. Tras consultar diversos medios, no he hallado que exista un listón electoral en España para las europeas, por lo que técnicamente un partido con un solo voto ya podría optar a escaño. Una de las razones principales de que no exista este listón en estas elecciones reside en que por extraño que pueda ser un partido, sus votos compiten contra el total de votos emitidos en España, por lo que muy seguramente no obtendrá ningún tipo de representación. Quiero remarcar que el voto en blanco principalmente se cuenta para fijar el listón, pues a la hora de repartir los escaños aunque por número de votos tuviesen derecho a tener un escaño vacío, eso no ocurre. Por lo tanto, este voto queda como una manera de querer participar en el proceso electoral pero al mismo tiempo de mostrar el rechazo a todas las candidaturas presentadas. De cara a la interpretación por parte de los políticos, suele quedar relegado en el olvido como un simple número o un porcentaje.

Entonces, ¿por qué está tan denostado el voto en blanco por parte de los políticos? Hay que sumergirse en temas económicos para buscar la razón. Tras realizar una consulta en el BOE, he encontrado lo que gana cada partido por cada escaño conseguido y por cada voto recibido en caso de haber obtenido un escaño. Y realmente las cifras para estas elecciones son tan jugosas como para que hasta un mísero número de votos sea luchado por los partidos. Y es que por cada escaño obtenido, el estado español abonará 32.508,74 euros al partido que lo haya obtenido y 1,08 euros por cada uno de los votos recibidos. Si uno multiplica estas cantidades en función de los escaños y los votos, las cifras son más que sugerentes. En las elecciones europeas de 2009 por ejemplo, el estado desembolsó más de 15 millones de euros entre escaños, votos y publicidad electoral, lo que viene a ser una cifra realmente alta para los tiempos de crisis que corren. Este detalle, al que hay que bucear para encontrarlo, puede ser otro elemento más que ayude a tomar la decisión a la hora de votar. Por cierto, el enlace del BOE lo tenéis aquí:

http://www.boe.es/boe/dias/2014/04/09/pdfs/BOE-A-2014-3752.pdf

nolesvotesResumiendo, animo a todos a interesarse un poco por las elecciones, al menos en lo referente a la decisión de votar, y en caso afirmativo, a elegir concienzudamente una de las múltiples opciones que se presentan. Sea cual sea la decisión tomada, si es fruto de una reflexión nos ayudará a comprender un poco mejor el sistema político en el que vivimos y puede que nos ayude a conocernos mejor a nosotros mismos. Por lo tanto, espero con esta entrada haber dado algo más de luz sobre las votaciones del 25 de mayo y haber ayudado a tomar una decisión respecto a la misma. Con eso me doy por satisfecho. ¡Hasta la semana que viene! 😀

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Elecciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s