Curiosidades etimológicas II: El curioso origen de las palabras


Hace algunas semanas dediqué la entrada al curioso origen de muchas palabras que utilizamos a diario y que por su raro o cómico origen merecía la pena ser contado. Debido al éxito que tuvo, vuelvo a la carga con la segunda parte donde incluyo otras 7 palabras y el origen de una ley muy utilizada. Espero que sea tan entretenida o más que la anterior.

Un apellido boicoteado

Charles_Cunningham_Boycott_(Vanity_Fair)Son muchas las veces que hemos oído la palabra boicot y el verbo boicotear, consistente según la definición de la Real Academia Española como “Impedir o entorpecer la realización de un acto o de un proceso como medio de presión para conseguir algo”. Hasta ahí creo que es conocido por todos, pero ¿de dónde viene esta palabra? Para resolver el misterio hemos de viajar a la Irlanda de la segunda mitad del siglo XIX. En este país, bajo dominio británico, habitaba un señor llamado Charles Cunningham Boycott, administrador-jefe de las tierras de un noble que no se encontraba en ellas. Debido a la vida precaria que soportaban los irlandeses, la Irish Land League, organismo ligado al movimiento obrero y cuyo fin era el mejorar las condiciones de vida de los trabajadores del campo irlandeses, propuso una serie de medidas al señor Boycott. Según cuentan, esta proposición le sentó muy mal y tras algunas discusiones subidas de tono, ordenó la expulsión de los miembros de esta liga y la prohibición de dar trabajo a sus miembros o simpatizantes. La liga, tras estudiar diversas opciones y habiéndose dado cuenta de que en una lucha armada serían aplastados por las fuerzas del orden, decidió actuar de forma no violenta fomentando que nadie realizase tratos de ningún tipo con él. Parece que esta medida encontró el apoyo de la población de la zona, y ésta se negó a realizar ningún tipo de trabajo para él. Los jornaleros no trabajaron su tierra, los negocios no le vendieron comida y enseres, los transportistas se negaron a mover sus mercancías e incluso los carteros a llevarle el correo. En un principio, el señor Boycott solucionó el problema de la mano de obra trayéndose trabajadores de Inglaterra y de otros lugares de Irlanda. El mal ambiente que se respiraba en torno a su persona le hizo que temiese por su seguridad, y para ello recurrió a un cuerpo formado por casi mil policías y guardias de seguridad contratados. Cuando Boycott creía que el hambre y las penosas condiciones de la situación irlandesa harían desistir a la liga, se dio cuenta de que esa cosecha había sido carísima. La mano de obra externa traída fue pagada más alta, y la necesidad de comprar productos y servicios en mercados exteriores y de pagar a los cuerpos de seguridad formados redundó en unos gastos tan elevados que sus precios no fueron competitivos en el mercado y tuvo pérdidas. Fue entonces cuando parece que el noble para el que trabajaba decidió interesarse por lo que ocurría y al ver el problema, decidió relevar a Boycott y tratar de dar un lavado de cara a sus territorios buscando un acercamiento con la liga irlandesa. La historia fue de boca en boca hasta que llegó a oídos de un periodista del periódico The Times, que usó como verbo el apellido de este señor, dando lugar al verbo boicotear. Como curiosidad final, Boycott, humillado y con dificultad de ser aceptado allá donde iba, acabó abandonando el país con toda su familia y se asentó en Inglaterra.

El poder de rotura del dinero

5Siguiendo con las palabras económicas, ahora le toca el turno a bancarrota. Esta palabra no tiene gran dificultad para descifrar su origen y para encontrarlo hemos de mirar en Italia al final de la edad media (viene de bancus que significa banco o mesa y de ruptus que significa roto). La palabra banca en su origen parece que hacía origen a un asiento de madera, y posteriormente se le añadió la acepción de establecimiento de crédito. Parece ser que en algunas ciudades del norte de Italia, como Florencia, era común ver en algunas plazas a mercaderes que montaban una especie de puestos de mercadillo al cual se acercaban las personas que necesitaban dinero. Estas transacciones tenían un riesgo y parece que había una forma de expresar socialmente que un prestamista había quebrado o caído en la quiebra y era incapaz de pagar sus deudas: Se le rompía el puesto y parece que concretamente la banca desde la cual hacía los negocios. Cualquier persona de la época que pasase junto a un puesto con una banca rota, sabía inmediatamente que el prestamista había caído en desgracia (económicamente hablando) y que por lo tanto socialmente no era una persona con la que fuese aconsejable realizar negocios.

Comercio en contra del rey

photo_1342425398700-1-0Y como no hay dos sin tres, la última palabra económica del día queda reservada a contrabando. El contrabando es entendido como “el comercio o producción de géneros prohibidos por las leyes a los particulares o como introducción o exportación de géneros sin pagar los derechos de aduana a que están sometidos legalmente”. Aunque la actividad en sí ha existido desde tiempos inmemoriales, la palabra actual que lo define (junto a estraperlo de la que hablaré en un futuro), tiene su origen de nuevo en la edad media. La palabra bando viene de ban, un vocablo de origen francés que venía a referirse al conjunto de prohibiciones que regían la vida de un pueblo. Este concepto pasó a Italia y España como bando, teniendo al final como significado el de una norma solemne que promulgada por un monarca era pública y debía respetarse. Aunque existían muchos bandos, parece que aquellos que causaban muchos problemas eran los ligados a la importación, exportación y comercio de determinados productos dentro de un territorio. Para nombrar a todas estas medidas, que se oponían a las pesquisas señaladas en el bando y eran consideradas como delito (concretamente como el delito de contrabando) se utilizó la expresión “ir en contra del bando” que con el tiempo pasó a ser llamado contrabando. A pesar de que surgieron muchos bandos con penas severas para los que realizasen este delito, el contrabando siguió siendo una actividad muy popular que ha llegado incluso a nuestros días.

La frialdad del punto álgido

algid-1Aunque no es una palabra que sea utilizada a diario, sí que es utilizada en muchas ocasiones como por ejemplo cuando señalan que “el punto álgido de la crisis ya ha sido superado”. Por lo tanto en la actualidad algo álgido y concretamente el punto álgido viene a señalar el punto o el momento más importante de una actividad, proceso o suceso. Realizando varias consultas en internet, uno llega a observar que esta palabra es motivo e discusiones entre lingüistas debido a que por una curiosidad médica su significado cambió totalmente. Álgido viene de la palabra latina algidus que quiere significar tener frío o frío. ¿Y qué tiene que ver eso con algo importante? La razón se halla en el siglo XIX, cuando parece que vastas regiones del mundo sufrieron una epidemia de cólera atroz que dejó como consecuencia millones de muertos. Los médicos que se atrevieron a estudiar esta enfermedad comentaban entre ellos que el punto más importante de ella era cuando el sujeto experimentaba una mayor frialdad superficial en la piel. Parece ser que el boca a boca unido al desconocimiento general de la palabra hizo que álgido (o frío) fuese confundido con importante y que debido a su uso así haya llegado hasta nuestros días. Así que si alguna vez utilizas esta palabra o la escuchas, ten en cuenta que pese a que haya podido llegar a ser aceptada por los organismos lingüísticos más importantes de algunos países, su significado viene a ser frío.

Un correo basura “made in” Monty Python.

spamTodos recibimos a diario decenas de correos electrónicos y de publicidad basura. Tal es así que utilizamos una palabra anglosajona para referirnos a ello: Spam. Aunque su nombre puede sonar muy técnico y uno pueda pensar que son las siglas de unas palabras que vienen a significar eso, su origen está en por un lado en un tipo de comida y por otro en un sketch de los humoristas Monty Python. La palaba SPAM surgió como abreviatura de Spiced Ham (jamón especiado) y se trató de una comida que fue muy común entre los británicos durante la segunda guerra mundial y posteriores. Posteriormente, en 1957 una empresa cárnica estadounidense (Hormel Foods) sacó al mercado una gama enlatada de este producto con diversas variedades y donde podía leerse en las latas la palabra SPAM. Aunque de esta explicación inicial no es posible llegar al uso actual, fueron los humoristas británicos Monty Python (entre cuyas obras se encuentra la mítica La vida de Brian y los Caballeros de la mesa cuadrada) los que consiguieron darle el toque definitivo. Parece ser que la comida spam era demasiado común entre las clases más humildes de Gran Bretaña de modo que decidieron montar una escena en la cual dos personas van a comer a un restaurante lleno de vikingos y al pedir el menú, todos los productos son spam. Este hecho cómico consiguió demostrar que spam es algo muy común que nadie quiere como esa tonelada de e-mails basura que recibimos diariamente. Además, en mitad del sketch los vikingos empiezan a gritar spam sin parar, dificultando la comunicación entre los clientes y el dueño del local, lo que vino a reforzar el significado actual, como algo común, nada deseable y que debido a su abundancia puede dificultar la comunicación de las personas (gracias a dios tenemos filtros anti-spam). Para aquellos interesados, dejo el enlace del divertido sketch a continuación:

El éxito militar de la palabra OK

0_killedOk u Okay es una palabra que muy posiblemente sea utilizada por muchísimas personas de muchísimos países en su día a día. Si algo está bien quiere decir que es ok, siendo su graduación positiva pero no muy efusiva. Pero, ¿de dónde le viene el significado militar a esta palabra de dos letras? Viajemos al siglo XIX de nuevo, y hagamos zoom en los Estados Unidos. Aunque la palabra se registró en varias ocasiones a lo largo del siglo, parece ser que adquirió mayor importancia y popularidad en ese conflicto que se conoció como la guerra de secesión estadounidense. Mientras unionistas y confederados se batían a cañonazos en grandes batallas, se realizaban muchas operaciones o batidas en las vastas extensiones del territorio estadounidense. En el informe final de cada actuación, se solían detallar si se habían cumplido los objetivos y las bajas humanas que la operación había arrojado. Y es en el número de bajas donde tenemos que mirar para encontrar el origen de ok. En aquellas operaciones que por su pequeña envergadura o por su gran éxito no había ningún muerto, se solía utilizar la abreviatura 0 k de “0 killed”, es decir de 0 muertos. Ya sea por motivos fonéticos o por el parecido que conlleva la letra o y el número 0, esta expresión pasó a usarse en la vida cotidiana como ok. Hay que señalar que incluso se respetó la efusividad del mensaje, pues ok no hacía referencia a si los objetivos habían podido ser cumplidos en menor o mayor medida, de modo que una operación podía haber sido un completo fracaso y no haber reportado ninguna baja (por ejemplo cuando se batía un territorio buscando a un enemigo que huía).

Fornicando bajo una bóveda

Diapositiva1Como ocurría en la anterior entrada con la palabra rival, tenemos otra palabra cuyo significado actual dista mucho de su original. He de reconocer que esta palabra me hizo muchísima gracia cuando descubrí su origen, pero no deja de ser curioso como los actos del ser humano conllevan este tipo de interpretaciones. La palabra fornicar es utilizada hoy en día para hacer referencia al acto sexual pero esta acepción no tiene nada que ver con la original. Fornicar viene del latín fornicare que a su vez viene de fornix. Fornix viene a significar la curvatura inferior de un arco y hace referencia a zonas abovedadas. Y ¿qué tiene que ver esto con sexo? Pues aunque no lo creáis, mucho más de lo que parece. En la época romana, era en estas zonas abovedadas (bajo puentes, callejones y subterráneos) donde las prostitutas realizaban sus servicios sexuales por permitir estos lugares una mayor intimidad. La popularidad de estos sitios trajo consigo que se les dotase de un significado sexual que provocó el olvido de la palabra original (aunque es difícil encontrar una palabra con una fuerza similar en la actualidad, la palabra “esquina” viene a tener un significado de prostitución en algunas situaciones). La iglesia católica condenó esta práctica y consiguió que la palabra fornicar sólo se refiriese a los actos sexuales realizados fuera del matrimonio o con prostitutas. Así que cuidado con lo que hagas bajo una zona abovedada, pues puedes estar fornicando sin saberlo :P.

La famosa ley de Murphy

indexPor último quiero cerrar la entrada explicando el origen de la famosa ley de Murphy. Muchos la utilizamos día a día para referir que si algo puede salir mal, saldrá mal. Pero, ¿qué hay de cierto en esto?

El “famoso” Murphy, se trataba de Edward Murphy Junior, ingeniero que realizó pruebas para la fuerza aérea de los Estados Unidos tras la segunda guerra mundial. Una de las pruebas realizadas consistía en cuantificar la resistencia humana a las fuerzas G (que miden la aceleración que experimenta un cuerpo referida como un múltiplo de la fuerza gravitatoria en la Tierra, 9,81 m/s2), cuando es sometida a una fuerte desaceleración. Parece ser que cuando realizaron un experimento, todos los sensores que debían medir la desaceleración fueron colocados erróneamente y el medidor marcó 0 durante toda la operación. Aunque no está muy claro quién y en qué condiciones se dijo, parece ser que Murphy, criticando la colocación de los sensores realizada por su asistente afirmó: “Si hay más de una forma de hacer un trabajo y una de ellas culminará en desastre, alguien lo hará de esa manera”. Al referir públicamente los resultados de las pruebas realizadas, se aseguró que se había seguido la ley de Murphy, con lo que se dio a conocer de cara al público. Parece ser que las palabras de Murphy fueron adaptadas al significado actual “si algo puede salir mal, saldrá mal”, adquiriendo un tinte más pesimista y no completamente exacto al original. Aún así, la ley quedó englobada como la necesidad de evaluar todas las posibles opciones de un proyecto, y tener en cuenta las peores circunstancias que pueden darse. Actualmente las conocemos como las leyes de Murphy, cuyo origen no está en el propio ingeniero, sino que han sido adaptaciones de sus premisas a diversos ámbitos cotidianos.

Y eso es todo por hoy, sea como sea espero haber conseguido arrancar una sonrisa y despertar una vez más la curiosidad de todos los lectores. La semana que viene más y mejor :).

Curiosidades etimológicas 1

Curiosidades etimológicas 3

Curiosidades etimológicas 4

Curiosidades etimológicas 5

Curiosidades etimológicas 6

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades etimológicas. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Curiosidades etimológicas II: El curioso origen de las palabras

  1. Pingback: Curiosidades etimológicas I: El curioso origen de las palabras | LA TROMPETA DE JERICO

  2. Pingback: Curiosidades etimológicas III: El curioso origen de las palabras | LA TROMPETA DE JERICO

  3. Pingback: Curiosidades etimológicas IV: El curioso origen de las palabras | LA TROMPETA DE JERICO

  4. Pingback: Curiosidades etimológicas V: El curioso origen de palabras y expresiones | LA TROMPETA DE JERICO

  5. Pingback: Curiosidades etimológicas VI: El curioso origen de los países | LA TROMPETA DE JERICO

  6. Pingback: Etimologías que dan que pensar | tienecajones

  7. Pingback: Etimologías que dan que pensar | tienecajones.com

  8. Pingback: Audio (I): El origen del boicot | LA TROMPETA DE JERICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s