Españoles olvidados II: Bernardo de Gálvez


Ya hacía algún tiempo que no escribía sobre algún español olvidado y enterrado en nuestra historia, y hoy lo quiero hacer hablando de un personaje con una gran importancia, aunque debido a sus hechos su figura es más importante en EEUU que en la propia España.

BernardoGálvezSi digo que esta persona tiene una ciudad con su nombre en su honor en EEUU y que desfiló a la derecha del mismísimo George Washington en el desfile de la victoria de la guerra de la independencia de EEUU contra Gran Bretaña, puede resultar increible, pero es completamente cierto.

Y es que este español, Bernardo de Gálvez, iba a lograr grandes hazañas con el fin de preservar un imperio colonial, aunque resulte paradójico que semejante ayuda a los estadounidenses fuera tan poco tenida en cuenta por ellos y que a la mínima nos atacasen para obtener el territorio que le ayudamos a obtener o que obtuvimos de los ingleses tras la guerra.

Bernardo de Gálvez nació en Macharaviaya en la provincia de Málaga en 1746, sólo 5 años después de una gran hazaña llevada a cabo por Don Blas de Lezo, otro grande al que le dedicaré una entrada en un futuro. A muy temprana edad ingresó en la academia militar de Toledo y posteriormente participó en numerosas guerras tanto en Europa, América y el norte de África, donde recibe múltiples heridas pero donde empieza a demostrar su valía.

purchase

Pero su padre, con un cargo colonial importante en el territorio actual de EEUU lo llevó de vuelta a América. Esto le ocasionó una fama de enchufado, aunque el tiempo y sus acciones iban a demostrar que no era así. Tras la guerra de los siete años, España perdió Florida, pero Francia en compensación por su apoyo le cedió la Luisiana (un territorio extenso, aunque en la actualidad esté reducido a sólo un estado en EEUU, y del que podeéis ver en la foto su extensión cuando EEUU la compró a Francia en 1804). Bernardo fue nombrado gobernador de la Luisiana occidental en 1776 (que incluía entre otras zonas territorios de Texas, Nuevo México y Colorado).

Entre sus medidas, refundó una ciudad en Texas, que llevó su nombre en su honor: Galvez Town, que con el paso de los años pasó a ser Galveston, ciudad que en la actualidad está hermanada con Málaga debido a Bernardo. (http://es.wikipedia.org/wiki/Galveston).

Galvez BRPero mientras todo esto ocurría, se estaba desarrollando la tan cacareada guerra de la independencia de los EEUU. Aunque la postura oficial de España fue de una neutralidad inicial, Gálvez y sus hombres fueron suministrando armas y pertrechos a las milicias sin descanso. Las razones de esto radican por un lado en la fuerte enemistad anglo-española de la época, en parte por la rivalidad colonial, y por otro lado en que los sectores más importantes de la sociedad española en la Luisiana veían la pérdida de Florida como un insulto de modo que cumplían su venganza poco a poco ayudando a los enemigos de Gran Bretaña.

Gálvez centró su tácticas de dos formas distintas: La primera consistío en permitir el paso de milicianos yankees por todo su territorio, al mismo tiempo que los pertrechaba y obtenía información de ellos. Y la segunda, sabiendo que el puerto de Nueva Orleans era muy estratégico para los ingleses, mediante un golpe de mano, lo bloqueó y asaltó y capturó los fuertes cercanos utilizando una mezcla de tropas coloniales y españolas. Con esta acción expulsó la amenaza inglesa de la cuenca del rio Mississipi. Pero todo esto, sumado a la delicada situación diplomática, desembocó en una guerra formal entre España y Gran Bretaña. Aunque los ingleses tenían varios frentes abiertos (asedio de Gibraltar, peligro de invasión por parte de Francia, la zona del caribe y la propia guerra en EEUU), su potencial era tan elevado que aún así el imperio colonial español corría peligro. Entonces Gálvez ideó dos golpes de mano aprovechándose que los mensajes de declaración de guerra entre España y Gran Bretaña llegaron antes a las tropas españolas en América que a las inglesas.

mapa-pensacola--644x400Por un lado asaltó la Florida Occidental tomando las ciudades de Mobila y Pensacola y por otro tomó las Bahamas y amenazó con tomar más islas caribeñas. Los ingleses, habiendo sufrido varias derrotas, y viendo peligrar gran parte de su imperio, accedieron a firmar la paz. Tras esta guerra España recupero Florida en su totalidad y se ganó “momentaneamente” el apreció de la cúpula de poder estadounidense. Como mencioné al principio, desfiló junto a Washington en el desfile de la victoria, un honor tan grande como olvidado.

Todo esto le valió muchas condecoraciones y reconocimientos, llegando a ser el virrey de Nueva España tras la muerte de su padre en 1785. Pero, sólo pudo disfrutar un año del cargo, pues murió en 1786, no estando claras las causas de su muerte. Y no están claras porque se sospecha de que pudiese ser envenenado, debido a las envidias que despertó su persona tanto en América como en la propia España. Tras su muerte, su cuerpo fue trasladado a Ciudad de México, donde reposan sus restos actualmente.

mesa3¿Y qué se puede sacar de todo esto? Primero que los españoles tendemos a olvidar nuestra historia, echándola al baúl del olvido, y que sólo la sacamos para denostarla e insultarla. Evidentemente las acciones de Gálvez no fueron pacíficas, pero dedicó su vida a lucha por lo que creía y que eso permitió disfrutar a España de un status importante en América durante muchos más años.

PENSACOLA PLACA A BERNARDORespecto a los reconocimientos, Gálvez tiene su cierta reputación en EEUU, pero el hecho del abandono español a su causa, ha significado que por ejemplo Francia, que aunque ayudó también en la guerra, se haya llevado todo el mérito cuando es cierto que no fue tan decisiva como lo fue España por tierra y mar. Tal es el punto, que el francés encargado de la ayuda a los americanos, el Marqués de La Fayette sea considerado como el gran héroe extranjero de la guerra (habiéndose rebautizado una ciudad en su honor en Louisiana), condenando a un segundo puesto al hombre que si se partió el pecho por EEUU (aunque fuera porque eso le convenía a su país), el gran Bernardo de Gálvez.

Españoles olvidados I: Antonio Barceló y Pont de la Terra
Españoles olvidados III: Blas de Lezo y Olavarrieta
Españoles olvidados IV: Ruy González de Clavijo
Españoles olvidados V: Francisco de Balmis y la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna
Españoles olvidados VI: Antonio de Ulloa y de la Torre-Giralt
Españoles olvidados VII: Sinibaldo de Más y Sanz, Iberista y embajador en China

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Españoles olvidados. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Españoles olvidados II: Bernardo de Gálvez

  1. Adriana dijo:

    Pues para seguir con tu tópico, sí, aquí es más conocido El Marqués de La Fayette, aunque como ves, siguiendo la buena costumbre de USA, han recortado su nombre a lo máximo, y lo han unido en uno solo, Lafayette. De lo que dices de Galveston, te lo agradezco, nunca había yo sabido de dónde venía el nombre del lugar, puesto que Bernardo de Gálvez ha sido completamente olvidado por la historia americana y por sus gentes, Lo único que se sabe aquí es que La Louisiana alguna muy lejana vez fué espa;ola, luego francesa, Algunos apellidos de las personas de aquí son espa;oles, cosa que me tenía muy emocionada, pensando que hablaban espa;ol, Craso error, ya nadie habla espa;ol aquí, quedan reliquias del francés, cuando fueron ocupados por éllos, pero es tan malo el francés que se habla, pues se ha transmitido de generación a generación en forma hablada, que ya ni los franceses les entienden, dando a un nuevo término para designar su tan degenerado francés, CAJUN. En éste momento, ya sólo muy pocos ancianos hablan el francés, los jóvenes ya no lo quieren hablar. Y el espa;ol, pues mucho menos, Gracias por tu blog, Algo más que aprender, Gracias y como decimos en nuestro idioma, NADIE SABE PARA QUIEN TRABAJA.

  2. mjolnirx dijo:

    Muchas gracias por el comentario Adriana. Sin duda la historia de Estados Unidos es la resultante de una mezcla de países y culturas (inclu’idas las indígenas a pesar de las masacres que se han ello con estos pueblos). Como bien dices, allí hablan el cajún y creo que otra variante conocida como Creole. La región de Louisiana, que en su inicio no es la de ahora, fue repartiéndose entre españoles, ingleses y sobretodo franceses a lo largo de los siglos hasta que Francia la cedió a España tras la guerra de los siete años. Posteriormente España se la volvió a ceder a Francia y ésta se la vendió a los EEUU en 1804, en el evento que ha pasado a la historia como “The Louisiana Purchase” (equivale al 23% actual del país y se compró a una media de 7 centavos la hectárea!, un regalo!). Una curiosidad, el dinero para pagar esta compra se lo dejó un banco inglés a EEUU (Familia Baring), lo que es curioso, ya que un banco de un país del que se independizó ayuda a expandir a ese país, lo que vuelve a demostrar que a la hora de la verdad, el único país o ideología que tristemente existe es el dinero.

  3. Carlos C. dijo:

    Eso de que desfiló con Washington ES FALSO (y se extiende por Internet gracias a gente que jamás comprueba nada). En diciembre de 1782, Gálvez estaba en Guarico, Santo Domingo, organizando el asalto naval y terrestre a Jamaica, bloqueado por la escuadra británica de Hood. Las primeras comunicaciones no se lograron hasta marzo de 1783. La noticia oficial del final de la guerra se la comunicó a Gálvez en la isla, el 5 de abril, el príncipe Guillermo, duque de Lancaster.

    El 26 de abril la escuadra española y su convoy de transporte abandonaron Guarico y pusieron rumbo no a las costas de Estados Unidos, sino a La Habana, Cuba. Llegó el día 17. Estuvo en La Habana hasta el 16 de julio, que se embarcó junto a su familia en el «San Juan Nepomuceno» rumbo a Cádiz.

    Cuando volvió a América, fue para tomar posesión del virreinato de Nueva España. Era un general de los Reales Ejércitos de España, y enemigo de Gran Bretaña, Washington y la causa de los insurrectos le importó siempre un bledo. Como debe ser 🙂

    • mjolnirx dijo:

      Buenas, gracias por tu aportación. Es cierto que a raiz de la fama que ha tenido este personaje en EEUU, no está 100% asegurada la presencia de Bernardo en el desfile y que haya sido confundida con el embajador español Diego de Gardoquí. De todos modos, incluso para algunos historiadores americanos estos hechos están cubiertos de una nebulosa. Pero agradezco tu interés y tu colaboración y te agradecería que me dijeses la fuente de tus datos para poder consultarla y añadirla al post. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s