Españoles Olvidados: Antonio Barceló y Pont de la Terra


Hoy escribo la primera entrada de una sección que dará mucho que hablar y que tiene el fin de sacar del olvido a aquellos españoles que con su coraje y determinación lograron grandes gestas para la nación española. Es hora de que recordemos a los nuestros, de que sepamos lo que hicieron y de que al menos perdure su recuerdo, pues nación que olvida su pasado, es nación que se arroja al abismo.

Hoy toca hablar de un marino, pero no un marino cualquiera, sino de un hombre hecho a sí mismo, que sin haber nacido en la nobleza, se ganó su derecho a ser tratado dentro de ese status social. Es algo realmente insultante que a la hora de mencionar guerra y mar, los mismos españoles no nos cansemos de engrandar nuestros fracasos y sea muy común que se acabe hablando de la armada invencible y de la batalla de trafalgar. Parece que el imperio español se hizo a base de derrotas continuas, algo muy falso y que irónicamente parece comúnmente creído.

Antonio Barceló Museo Naval

Antonio Barceló

El marino mencionado se trata de Antonio Barceló y Pont de la Terra (no, en contra de lo que se puede pensar, no fue el creador del famoso ron actual). Marino de origen mallorquín, nació en 1717 y su adolescencia la compartió con su padre a bordo de un barco que transportaba el correo real entre la península y las Islas Baleares. Estas travesías, no eran seguras porque el levante español estaba infestado de piratas argelinos, tunecinos y berberiscos. Y estos son los mismos piratas que iban a hacerlo una leyenda. A pesar del riesgo de la travesía, arriesgaba su vida de un modo temerario con el fin de asegurar la libre circulación de barcos por las aguas levantinas. Todas estas acciones le valieron varias recompensas, condecoraciones y reconocimientos incluso por parte del rey Felipe V (con sólo 21 años lo nombró alférez de fragata).

lancha cañorera

Lancha cañonera

Pero aparte de ser un hombre de campo y de acción, no descuidó la teoría naval. Se dio cuenta que para acabar con la piratería, eran necesarios muchos medios y la presencia de naves que pudiesen moverse rápidamente de un lugar a otro. Disponer los grandes galeones era muy costoso y conllevaba el problema de que eran quitados de zonas donde realmente hacían falta (en el comercio que llegaba de América). Por lo tanto diseñó un barco que tuvo una importancia capital en la marina española: La lancha cañonera. Se trataba de una pequeña barca (con velas o con remos aunque Barceló principalmente usó las de remos). Estaba dotada de un gran cañón y el hecho de llevar remeros la hacía independiente del viento (problema que presentaban los grandes barcos de vela). Su reducido tamaño ayudaba a que no fuese un blanco fácil de acertar, y tenía un efecto psicológico importante en sus enemigos. Los enemigos, al ver un barco tan pequeño, se acercaban confiados, y cuando estaban a una distancia lo suficientemente pequeña, la cañonera disparaba y en muchos casos destrozaba naves de tamaño considerable. Todo esto sumado a su movilidad, su bajo coste y la posibilidad de crear una flota considerable que cubría grandes tramos del mediterráneo español hicieron de las cañoneras un barco exitoso.

Teniendo el suficiente prestigio, se le encargaron dos tareas que narró a continuación:

Por un lado, la guerra de independencia de los Estados Unidos, trajo la guerra entre España e Inglaterra. Como parte de las maniobras militares, se puso asedio a Gibraltar. Los franceses, que colaboraron en el asedio, impusieron su modelo de barco, basado en un armatoste lento forrado con una especie de tejado en lo alto para defenderse de los disparos de las baterías inglesas en el peñón. Este barco fue un desastre y el hecho de no haber priorizado el uso de lanchas cañoneras (actuaron en el sitio y los ingleses constataron lo difícil que era acertar los proyectiles en ellas) pudo haber sido un factor importante en que el asedio fuese un fracaso. Hay que darse cuenta que este hecho tuvo mucha influencia en la sociedad de la época habiendo una copla que decía:

Si el rey de España tuviera
cuatro como Barceló,
Gibraltar fuera de España
que de los ingleses no.

Bahía Argel expedición BarcelóLa segunda tarea, sin duda peliaguda, fue la de acabar con la piratería en el levante español. De entre todas las posibles soluciones, Barceló supo que si quería infligir el máximo daño debía de atacar a los piratas en su base, y ésta se encontraba en Argel (la actual capital de Argelia). Con el fin de no imponer asedios largos y costosos, su plan consistía en una vez al año reunir una gran flota, y con ella acercarse a Argel y bombardear la ciudad hasta destrozarla y luego retirarse hasta el año siguiente. Este plan fue demoledor para del Bey de Argelia pues al año tenía que dedicar más recursos a reconstruir la ciudad y aumentar la moral de sus seguidores que a crear un poderoso ejército pirata. Cuando el riesgo de rebelión se hizo patente dbido al descontento, accedió a firmar una paz con España.

Aunque esta paz pueda parecer que sólo afectó a los mares tuvo un efecto brutal en la costa. Muchos pueblos, debido a las invasiones rápidas y saqueos de piratas, se habían alejado de la costa. Con el fin de las hostilidades, pudieron volver a recuperar los antiguos asentamientos originales y surgió un comercio pesquero que sería muy importante en la economía española, acabando en muchos sitios con el hambre crónica que había en la época.

Sin duda se podrían citar decenas de más eventos en los que Barceló demostró su valía, pero me extendería muchísimo y creo que con estas pinceladas he mostrado la clase de hombre que fue. Pero queda una sola cosa por mostrar, ¿Qué pensaba la gente de Barceló en la época? El almirantazgo, muy relacionado con la aristocracia española veía con muy malos ojos que un hombre del pueblo llano llegase a ser almirante (“demasiado currículo para tan poco pedigrí” como se podría decir hoy en día). Además era un hombre de trato difícil, aunque su seguridad y valía hicieron que muchos valientes y jóvenes marinos quisieran emularlo y lo tomasen como su héroe personal.

Españoles olvidados II: Bernardo de Gálvez
Españoles olvidados III: Blas de Lezo y Olavarrieta
Españoles olvidados IV: Ruy González de Clavijo
Españoles olvidados V: Francisco de Balmis y la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna
Españoles olvidados VI: Antonio de Ulloa y de la Torre-Giralt
Españoles olvidados VII: Sinibaldo de Más y Sanz, Iberista y embajador en China

Anuncios

Acerca de Mjolnirx

Apasionado de la historia y muy curioso.
Esta entrada fue publicada en Españoles olvidados y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Españoles Olvidados: Antonio Barceló y Pont de la Terra

  1. Pingback: Historia: El Robinson Crusoe español. | educacionlibreysoberana

  2. Pingback: Historia: Antonio Barcelo’ | educacionlibreysoberana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s