Revolución Francesa (VII): 1795

TERMIDORIANOS Y DIRECTORES

Revolución Francesa

Una semana más la revolución francesa es llamada a filas en el blog. La anterior entrada  la dejamos justo en el momento en el que la guillotina acabó con uno de sus máximos exponentes, Robespierre. Pero aún quedaba mucha tela que cortar y la revolución iba a seguir su curso. Veamos qué ocurrió después:

LA REACCIÓN DE TERMIDOR

Si nos fijamos en los hechos que ocurrieron entre 1789 y 1794, el motor de la revolución francesa giró en torno a dos causas principales: La primera la lucha y defensa frente a los contrarrevolucionarios y la segunda las presiones internas sobre el camino que debía seguir la revolución.

Reacción Termidoriana

La caída de Robespierre en la conocida como reacción termidoriana. Imagen de su arresto en la Convención.

Todo esto motivó la aparición del Terror y desembocó en una salvaje violencia a lo largo y ancho de Francia. Huyendo del terror, Los franceses pensaron que la muerte de Robespierre y sus allegados acabaría con esta época radical y traería una mayor estabilidad al país. Si bien es cierto que el periodo más inestable acabó, la situación estaba lejos de calmarse.

Al periodo justo posterior a la caída de Robespierre se le conoce como la reacción de Termidor. Termidor era el mes en el calendario revolucionario que coincidió con su caída, y termidoriano fue el término con el que se denominó a aquellos que sustituyeron en el poder a los jacobinos.

Las primeras medidas de los termidorianos se basaron en rebajar el estado de excepción del país y calmar el terror. Se disolvió el Comité de Seguridad Pública y muchos sospechosos fueron excarcelados.  Meses después se cerró el club Jacobino y se promulgaron algunas medidas referentes a la educación y los límites en los precios de los alimentos. Además se reorganizó el tribunal revolucionario ligándolo exclusivamente a amenazas armadas a la seguridad de la nación.

Terror Blanco

La caída de Robespierre en la conocida como reacción termidoriana. Imagen de su arresto en la Convención.

Para justificar estas medidas, los termidorianos basaron sus argumentos en que la nación ya no corría peligro y en que los jacobinos habían establecido una tiranía que oprimía las libertades, la cual había que aplacar. La palabra libertad y sus manifestaciones se pusieron de moda de nuevo.

Pero si algo demuestra el carácter volátil de la situación, lo tenemos en la aparición del conocido como terror blanco (el blanco era el color de los borbones y englobaba tanto a monárquicos como a conservadores). ¿En qué consistió este terror?

Sencillamente en la venganza contra la represión de los jacobinos. Al perder estos poder y ser señalados, muchos aprovecharon para cobrarse venganza por el pasado. De nuevo la violencia se cobró más violencia en esta revolución.

DE NUEVO LOS SANS-CULOTTES

Pero todas estas medidas no fueron del agrado de la población. El fin del límite máximo en el precio de los alimentos llevó asociado una gran inflación que llegó en un momento en el que el país sufría de hambruna por una mala cosecha. Se cuenta que fueron muchos los franceses que murieron de hambre y esto motivó un levantamiento por parte de los Sans Culottes.

Sans culottes prairial

Imagen de la insurrección de los Sans Culottes en Prairial

En abril y mayo de 1795, miles de ellos salieron a las calles a protestar pero la insurrección fue aplastada por la fuerza. Este fracaso acabaría con ellos. De nuevo, desde el estado, se programó una represión atroz con arrestos, deportaciones y muertes. Todo esto, sumado al terror blanco, demostró que aún quedaban muchas cuentas pendientes en el seno de la república.

Si uno se fija en estos hechos, claramente vislumbrará un cambio en el poder. Los nuevos dirigentes acabaron con todas aquellas fuerzas que podían hacerle sombra o hacer peligrar su gobierno. Éstos estaban englobados por supervivientes de los Girondinos, monárquicos y los conocidos como “La Plaine” o “Le Marais”, un grupo de moderados.

La reacción de los Sans Culottes en los meses de Germinal y Prairial fue la última gran insurrección popular ocurrida hasta 1830. Es cierto que en octubre de 1795 hubo otra encabezada por realistas para derrocar a los líderes termidorianos, pero fracasó al no contar con el apoyo de los Sans Culottes, los cuales no se fiaban de ellos y temían las consecuencias.

UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

Los altercados tras la muerte de Robespierre y las posteriores insurrecciones, llevaron a la Convención a vislumbrar una solución de compromiso que evitase males mayores. En definitiva, se buscaba volver a los valores originales de la revolución, aquellos previos a la degeneración en el terror.

Constitucion 1795

Imagen simbólica de la constitución de 1795

Con esta intención teórica, en agosto de 1795 se promulgó una nueva constitución. Si la analizamos, en el fondo se trató de un paso atrás en las libertades teóricas de la revolución, aunque fuese una mejoría respecto al terror. Se limitó la participación en asambleas y el voto, se suprimieron las promesas de políticas sociales y derechos democráticos y se impuso la necesidad de una mayoría de 2/3 para la toma de muchas decisiones. Esta última medida iba encaminada a dar estabilidad al gobierno evitando posibles vaivenes. También incluía muchas limitaciones para evitar la aparición de un nuevo terror.

En definitiva, esta constitución priorizó las libertades económicas e individuales por encima de la garantía del estado de bienestar e igualdad social tan prometido en el pasado. Es curioso, ya que muchas de estas promesas anteriores se hicieron cuando el gobierno necesitó el apoyo del pueblo en los momentos difíciles. Al no ser ahora el caso, quedó en un segundo plano. La burguesía se volvió a ver beneficiada por estas medidas liberales, lo que vuelve a incidir en su carácter promotor de la revolución.

Paul Barras

Paul Barras, uno de los directores con más influencia

La constitución retornaba por tanto a una situación parecida a la de 1791, pero en este caso la sensación era distinta. Se buscó la contención y el control y de algún modo hacer un reseteo de la revolución, aunque lógicamente ésta se moderó en cuanto a objetivos.

Por último, señalar que esta constitución acabó con la Convención como forma de gobierno en noviembre de 1795, dando lugar a la aparición del Directorio, llamado así por el gobierno de sus cinco miembros ejecutivos o directores. Por cierto, en octubre de 1795, el director designado como general de los ejércitos del interior fue un corso que respondía al nombre de Napoleón Bonaparte. ¡Qué viene, qué viene!

GUERRAS REVOLUCIONARIAS ENTRE 1792-1795

A lo largo de las secciones, he ido mencionando de pasada las guerras con las que la Francia Revolucionaria tuvo que lidiar. Declaradas en su mayoría por ella con el pretexto de guerra defensiva, pusieron en un aprieto a la nación francesa. La falta de experiencia, la depuración de los altos jefes militares y en definitiva el descontrol fueron la razón de los primeros y sonados fracasos. Pero hubo varios factores que acabaron inclinando la balanza a su favor.

Asedio Toulon

Destrucción de la armada francesa en el asedio de Toulon

El primero fue la demografía; No hay que olvidar que Francia contaba con unos 28 millones de habitantes, una cifra muy importante para la época. Esto le permitió hacer varias levas en masa, esencial para llevar tropas de refresco a los puntos calientes de su geografía. Pero además, la revolución le permitió innovar y cambiar el sistema de ejércitos, naciendo una especie de meritocracia que elevó al mando a nuevos y capacitados líderes (algo de lo que Napoleón se beneficiaría años más tarde). Si a esto le sumamos la incipiente industria de guerra que apareció, el sentimiento de patria en peligro y a la no plena coordinación de sus enemigos, el resultado lo podemos imaginar. No me resisto a señalar que una razón que justificó estas guerras la encontramos en la hacienda. Al no haber dinero por haberse dejado de cobrar impuestos en los primeros años de la revolución, el estado buscaba botín con el que financiar los gastos. La guerra fue entonces una salida para ello.

Haciendo un resumen, Francia inauguró las guerras en 1792 al atacar a Austria, sumándose Prusia al poco. Los desastres militares comenzaron a aparecer y la situación se complicó en 1793 tras el ajusticiamiento de Luis XVI. Esto motivó la entrada en guerra de España, Nápoles, Holanda y Gran Bretaña y varias sublevaciones internas. Se puede afirmar aquí encontramos el momento más peliagudo para la revolución. Pero las levas en masa empezaron a hacer efecto y al final del año Francia empezaba a recuperar terreno e incluso tomar la iniciativa de las operaciones.

Quiberon 1795

Imagen del combate en Quiberon, 1795

En 1794, los franceses fracasaron al invadir el Piamonte, pero consiguieron derrotar a los ejércitos españoles e invadir Cataluña, País Vasco y Navarra. En el norte, la batalla de Fleurus expulsó de Francia a prusianos y austriacos y le permitió ocupar Bélgica y la ribera del Rhin.

1795 fue otro buen año para las armas revolucionarias. Holanda fue tomada y se firmaron ventajosas paces con España y Prusia, obteniendo grandes cantidades de territorio en Alemania.

guerras revolucionarias

Imagen con los cambios de fronteras resultado de las guerras revolucionarias

En este año también se observa un cambio en la mentalidad de guerra. De “la supervivencia revolucionaria” se pasó a la guerra de conquista y expansión. Esto se tradujo en la obtención de nuevos territorios y la creación de repúblicas satélites hermanadas con el país galo. Esta política continuaría en los años siguientes y como ejemplos se crearon las República Bátava (Holanda), la Helvética (Suiza) y multitud de pequeños estados en Italia. Podéis encontrar la lista completa en el siguiente enlace:

https://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_hermana

Pero la guerra continuaría con Austria y Gran Bretaña, lo que motivó que el Directorio debiese aplicar una leva anual algo muy impopular que llevó asociado una gran deserción y malestar en gran parte del país. Por último, los años 1796 y posteriores si bien no fueron calmos, prepararon a la república francesa hasta la llegada de Napoleón en 1799. Pero eso será en otra entrada.

¡Nos vemos la semana que viene!

¿Quieres leer más sobre la revolución francesa?

Entradas sobre la revolución francesa

BIBLIOGRAFÍA:

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Revolución Francesa | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Revolución Francesa (VI): 1794

RELIGIÓN Y REVOLUCIÓN

Revolución Francesa

Seguimos una semana más haciendo un repaso por los principales hechos que acaecieron durante la Revolución Francesa. Hemos recorrido sus causas, inicios y desarrollo hasta el año 1793 quedando aún mucha tela que cortar. Los historiadores se han puesto de acuerdo en afirmar que el periodo acabó en 1799 con el golpe de estado de Napoleón y en esa década tan intensa fueron muchos los vaivenes y sucesos que merecen la pena ser nombrados. Continuemos por lo tanto.

RELIGIÓN Y CULTURA

Uno de los pilares básicos de los revolucionarios consistió en romper con lo anterior. Creían que suprimiendo las antiguas tradiciones heredadas del antiguo régimen serían capaces de resetear la sociedad y hacerla progresar. Y en esta tarea no escatimaron esfuerzos.

Y la religión fue enfilada casi desde el principio. Se la consideraba como un elemento de atraso y fuente de corrupción e injusticias. Muchas fueron las parroquias atacadas y saqueadas. Muchos los sacerdotes exiliados a países vecinos y otros con menos suerte perecieron acusados de contrarrevolucionarios. Por dar algunos datos, se estima que en la Pascua de 1794, apenas 150 de las 40.000 totales celebraron misas como lo hiciesen antes de la revolución.  Entre 1793 y 1794, 920 miembros del clero fueron ejecutados públicamente y para el final de 1794, aproximadamente un 25% del total había emigrado. De los que quedaron, muchos fueron obligados a abdicar y otros a casarse, símbolo social de su rechazo a la religión.

Pero los revolucionarios fueron un paso más allá. Para ellos no bastaba con atacar a la religión. Buscaron aplicar un principio de De-cristianización. Para ello era necesario desestructurar las múltiples celebraciones tan ligadas a festividades religiosas. ¿Cómo hacerlo?: Creando un nuevo calendario, inaugurado en octubre de 1793 para conmemorar el primer aniversario de la república francesa (que en verdad había sido en septiembre).

El mismo empezaba el 22 de septiembre (día de equinoccio en el hemisferio norte) y contaba con 12 meses de 30 días cada uno. Los meses a su vez, se dividían en tres periodos de 10 días (suprimiéndose así las semanas). Los 5 días restantes para completar los 365, fueron declarados festividades nacionales en los que se ensalzaba los valores de la revolución. Si uno mira los meses, sus nombres corresponden a la naturaleza y la agricultura, rompiendo de lleno con el calendario gregoriano y desapareciendo los santos del mismo.

Calendario revolucionario

¿Por qué el mismo fue un golpe para la religión? Vayamos de menos a más. Al de-sincronizar las fechas del calendario nuevo con el antiguo, cada vez sería más complicado para la población el celebrar las festividades religiosas en el día correcto. Las semanas de 10 días creaban a su vez confusión para determinar cuando era domingo para ir a misa.

20070717klphisuni_198_ies_scoSi a esto le sumamos el hecho de que se aplicó un nuevo modelo que desligaba a la iglesia de la educación en las escuelas, nos surge la pregunta de con qué se llenó ese vacío. La respuesta la hallamos en la potenciación de los valores de la revolución.

El patriotismo y otras virtudes fueron predicados a bombo y platillo en la Francia de la época. Esto se tradujo en que algunas localidades borrasen de sus nombres las referencias religiosas y las cambiasen por otras más acordes a la revolución. A los recién nacidos se les llamó con nombres de los líderes revolucionarios o con virtudes revolucionarias (Libertad, Victoria, Trabajo…) o incluso nombres de la naturaleza (Rosa, Narciso, Jazmín…).

Pero a pesar de todo esto, Robespierre y otros líderes se dieron cuenta de que la población no podía vivir sin creer en algo. El ser humano ha demostrado a lo largo de los milenios que siempre ha tenido que creer en un Dios y un culto siempre ha sido establecido. Y aquí los revolucionarios crearon lo que se llamaría el “Culto de la razón y del ser supremo”.

Ser supremo

Escenificación del culto al ser supremo

Presentado públicamente por Robespierre, la idea nunca cuajó. Era demasiado ambiciosa y la excesiva pompa puesta en su presentación causó desconfianza y al final se la vio como un intento personal de Robespierre de darse aires de grandeza.

Pero si hay algo llamativo es la contraposición de este ser con la libertad de culto impuesta en la Francia revolucionaria. Otras religiones habían sido reconocidas, pero se decía que por encima de ellas había un ser supremo que englobaba todas las virtudes de una persona. Siendo honestos, en el fondo no dejaba de ser otro culto para adoctrinar a la gente a comportarse de un modo determinado y el exceso de pompa y exageración en su presentación provocaron a la larga su fracaso.

¿ACABAR CON EL TERROR?

Pero volvamos a los hechos principales. Como indiqué al final de la anterior entrada, Francia llegó al final de 1793 mucho mejor de lo que lo empezó. Las sublevaciones de La Vendée y los estallidos federalistas habían sido aplastados, el avance enemigo en el este y sur frenado y el puerto de Toulon recapturado. La moneda, el assignat, empezaba a notar una mejoría y los precios parecían estabilizarse.

En definitiva, la Francia revolucionaria ya no tenía la soga al cuello. Y por lo tanto fueron muchas las voces que pidieron el fin del terror revolucionario y de las medidas especiales del Comité de Seguridad Pública.

Desmoulins

Camille Desmoulins

Y aquí de nuevo surgieron los problemas incluso dentro de los propios jacobinos. La facción liderada por Robespierre alegaba que el terror era necesario incluso por encima de la victoria total. Según su parecer, una combinación de virtud y terror llevaría a la sociedad francesa a un glorioso futuro.  Otra facción jacobina, encabezada por Camille Desmoulins y George Danton, pedían el regreso de las libertades del periodo de paz. Esta pugna llegaría a caldearse y acabó al final con Desmoulins, Danton y muchos de sus allegados en la guillotina. El hecho tuvo una enorme repercusión. Aunque se acusó a los guillotinados de corrupción y otros menesteres, en el fondo quedaba claro que el terror sería utilizado con aquella persona que se saliese de los límites establecidos por Robespierre y su entorno.

Danton

Georges Jacques Danton

Por lo tanto quedaba claro que el mismo no se había creado para defender a Francia de sus enemigos. El terror era un instrumento utilizado por el gobierno para satisfacer sus intereses. Y si era capaz de ser utilizado con gente del propio partido de Robespierre, cualquiera podría sufrirlo. Esto ayudó a crear una mayor conspiranoia y a que muchas voces se alinearan en contra de Robespierre.

El mismo, previendo que podía perder el control de la situación, aceleró una serie de medidas encaminadas a justificar las buenas intenciones de su gobierno. Por ejemplo, habría asistencia a enfermos, ancianos, desempleados y madres solteras. Se crearía una educación gratuita de al menos tres años y mejores regulaciones en el precio de los alimentos.

Paralelamente a todo esto, se abolió la esclavitud en las colonias francesas. Detrás de esta medida había varios objetivos. Por un lado se buscaba alinear a los habitantes de las colonias en el bando francés frente a la guerra que mantenía con España y Gran Bretaña. Por el otro, se buscaba quitar apoyos a la insurrección de Haití, una isla con la que Francia tuvo muchos problemas hasta su independencia en 1804.

EL FIN DE ROBESPIERRE

Pero pese a estas medidas, más teóricas que prácticas el terror siguió campando a sus anchas. Una nueva ley de sospechosos y enemigos de la revolución fue aprobada el 10 de Junio de 1794, cobrándose 1515 ejecuciones en París en sólo seis semanas (entre marzo de 1793 y junio de 1794 hubo 1124). Esta escalada era más propia del recelo y la paranoia de los líderes revolucionarios que a una situación de peligro.

Y esto se demostró tras la victoria de Fleurus el 26 de junio. La misma acabó con la presencia de tropas extranjeras en suelo francés, lo cual no frenó las ansias de sangre. Las guillotinas seguían cada día cayendo de forma implacable.

Robespierre

Maximilien Robespierre

Y aquí hacemos zoom en Robespierre. Su paranoia venía principalmente por la pérdida del control de la situación y por un intento de asesinato que sufrió. Su respuesta ante esta amenaza a su persona era siempre la misma: Terror y virtud (sobre todo lo primero). Pero mientras éste no alcanzó a los suyos, su liderazgo no fue cuestionado. Pero cuando cabezas ligadas al partido, y en muchos casos amigos suyos cayeron bajo la guillotina, todo cambió.

Se le empezó a ver como un enemigo y surgieron movimientos para derrocarlo. Y algunos de estos se cocinaron tras su desaparición de los actos públicos entre el 18 de junio y el 26 de julio. No están claras las razones de su ausencia. Algunos apuntan a su delicada salud, muy mermada por el estrés. Otros al miedo a ser detenido o asesinado. La rumorología campó a sus anchas.

Cuando volvió, el 26 de julio, emitió un discurso durante 2 horas en las que se defendió de las acusaciones de dictador y tirano. Señaló que existía una conspiración contra la república y su persona e incluso de forma general señaló que algunos miembros del gobierno formaban parte de ella (dando incluso algunos nombres concretos).

Este discurso fue en el fondo lo que lo mató. El señalar a miembros de su gobierno ayudó a fomentar la paranoia y muchos creyeron que la guillotina podía caer sobre ellos. Temerosos de su futuro, maniobraron y el día siguiente ordenaron la detención de Robespierre y sus allegados.

Guillotina robespierre

Ajusticiamiento de Robespierre

Acusados de tiranía se les sentenció a muerte. El día del ajusticiamiento, no se saben las razones aunque se habla de intento de suicidio, Robespierre acabó con un tiro en la mandíbula que no lo mató pero si le hirió gravemente. Aun así, esto no frenó la sentencia. El día 28 de julio de 1794 a la tarde, la guillotina acabó con su vida.

Paradojas de la vida. El hombre que tanta gente había mandado a la guillotina con sus decretos caía presa de la misma. Si ya lo dice el refrán: Quien a hierro mata, a hierro muere.

Pero esto no acabó con el terror. Los siguientes días más de 90 de sus colaboradores fueron guillotinados. Se buscaba así acabar con toda la influencia que pudiese tener.

Robespierre pudo ser un tirano y un excéntrico, pero sin su figura no se puede entender la revolución francesa. Luchó incansablemente por la misma y aunque es cierto que sus métodos no fueron limpios, su determinismo fue esencial en los peores momentos. Pero su cabezonería y su paranoia acabaron con él. He de señalar que hay voces que apuntan que fue la burguesía a la sombra de la revolución la que decidió acabar con él tras perder el control sobre su persona. Puede que nunca lo sepamos.

Pero la revolución no acabó con su caída. Aún quedan muchos hechos que contar, lo cual haré gustoso en futuras entradas.

¡Hasta la semana que viene!

¿Quieres leer más sobre la revolución francesa?

Entradas sobre la revolución francesa

BIBLIOGRAFÍA:

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Revolución Francesa | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El acuchillado siglo XX español

UNA LUCHA INTERMINABLE

Dos Españas

Esta semana os traigo una reflexión crítica sobre la historia de España. Es chocante lo difícil que es estudiar y dar difusión a los hechos del pasado en este país. Entre la leyenda negra externa, la interna y el Cainismo histórico, la realidad ha quedado muy distorsionada.

Si uno da un repaso general por la historia, parece que España fue la causante de todos los males de la humanidad. Se la acusa de genocidio, guerra bacteriológica, robo, destrucción de países y atraso al progreso mundial.

Es cierto que no fuimos santos y que se cometieron crímenes, pero no muy distintos a los de otras naciones que gozaron y/o gozan del cetro mundial de poder. Se habla de genocidio de los españoles en América, pero curiosamente no han trascendido los hechos de otras potencias que colonizaron el continente y lo dirigieron con mano de hierro (será quizás que a lo mejor no quedaron tantos para contarlo). La inquisición también es otro pilar fundamental en el ataque a lo español. Es cierto que cometió crímenes, pero de nuevo se han vuelto a olvidar de los cometidos en nombre de la religión en Europa. Ni calvinistas ni luteranos fueron tan santos para justificar la aureola que tienen.

Pero si ya hay algo que roza lo absurdo es el siglo XX español. La politización y manipulación del mismo ha provocado que en pleno siglo XXI haya “ejércitos fanáticos” enfrentados en pos de la razón. Peleas eternas en las redes sociales buscando una victoria inútil. Lo que no se dan cuenta es de que en esta lucha, no hacen más que acuchillar a los hechos que con tanta vehemencia defienden.

LOS AÑOS PREVIOS OLVIDADOS

El exceso de atención a la historia de España entre 1931 y 1975 ha provocado el olvido de lo anterior. Todo el mundo conoce que hubo una república, pero si preguntas qué acaeció antes, la respuesta suele ser el silencio.

combo1936espana-1468507508543

Algunos protagonistas de los años 30 muy en boga hoy en día

Las tres primeras décadas del siglo XX español se han explicado excesivamente orientadas a preparar la confrontación de los años 30. No fue así del todo. Es cierto que a España la primera guerra mundial le pasó factura socialmente (pese a su neutralidad), y la inestabilidad hizo acto de presencia: Muchos gobiernos en pocos años, asesinato de ministros, desastres militares en el norte de África e incluso una dictadura; hechos que jalonaron un panorama confuso. España intentaba salir a flote internamente, porque internacionalmente su debilidad era latente.

Son diversos los historiadores que intentando alejarse de opciones políticas, han mostrado que el problema español se encontraba en su sociedad. Para ellos, la misma se encontraba en un estado de decadencia claro, atrasada y alejada de las nuevas corrientes de los países del entorno. Resumiendo, la teoría de la olla a presión a punto de explotar, antesala de la conocida como “Guerra de las dos Españas”.

“La eterna lucha de las dos Españas”, nombre con el que se conoce a las luchas fratricidas entre españoles, no nacieron con la guerra civil. Se podría decir que la revolución francesa y la posterior invasión napoleónica empezaron a crear ese término. Pero por mucho que se analice, es difícil entenderlo. No basta hablar de desigualdad social e ideales políticos. Hubo mucho más. Tengo la impresión de que no es tan fácil como nos lo quieren presentar. Y si no se entienden los hechos que desembocaron en la guerra del 36, muy difícilmente se podrá analizar la misma con claridad.

SOLDADOS DE LAS HISTORIAS

¿Quiénes son los combatientes de hoy en día? En su gran mayoría gente joven que ni vivió la guerra ni tampoco sus consecuencias. ¿Cómo puede uno hablar con tanta pasión, ira y fuerza de unos hechos que no ha visto? ¿En qué datos se basan para posicionarse tan claramente en “un bando”? ¿Han leído lo suficiente y tienen una visión objetiva de los hechos para poder dar juicios de valor certeros? O, ¿se han limitado a seguir la primera noticia/propaganda para difundirla con la máxima intensidad?

Orwell frase

No se sí la frase es apócrifa, pero es muy cierta

Estas preguntas me las hago siempre que veo batallas de “gallos” en las redes sociales. Léase 14 de abril (proclamación de la 2º República), 18 de Julio (golpe de estado precursor de la guerra civil), 20 de Noviembre (muerte de Franco)… Si uno se para a analizar esta peleas sin sentido, se da cuenta de que nadie escucha a nadie. Solo se limitan a acusarse de asesinos y buscar quien causó más muertes. Cómo si eso fuese realmente el problema…

Toda esta gente colabora en destruir la historia del siglo XX español. Le hacen un daño terrible, pues evitan que uno pueda acercarse a los hechos con una visión objetiva. A veces me siento como que camino en la tierra de nadie entre dos eternas trincheras. Si no tomas partido por un bando, rápidamente los dos se te echan encima. Y si aun manteniéndote en el centro se te ocurre decir algo bueno o malo de uno de ellos, prepárate para salir escaldado.

leyenda-negra-goya-644x362

Duelo a garrotazos, cuadro de Goya que es el fiel reflejo de lo que pasa entre españoles al hablar de la guerra civil

Todo esto me entristece bastante, porque se ha conseguido hacer de un tema tabú de un hecho del pasado. Si no me creéis, os animo a buscar un libro sobre el siglo XX español que no haya sido tildado de “facha” o “rojo” o que no le hayan llovido palos por doquier.

He de reconocer que mi pasión por la historia me ha llevado a preguntar a familiares que sí vivieron estos hechos. Suelen rechazar hablar abiertamente de los mismos y si lo hacen, son pinceladas donde se muestra el dolor, la pena e incluso la miseria de unos años de guerra y posguerra. No fueron años fáciles y creo que no podemos imaginárnoslos habiendo nacido y vivido muy lejos de ellos.

GUERRA DE CIFRAS

¿Cuál es el tema estrella en estas peleas? La búsqueda y determinación de quién ocasionó la guerra civil y quién fue más asesino. Que si Paracuellos del Jarama, Málaga, Madrid, Barcelona, Guernika, Sevilla, Badajoz…. Nombres que se acumulan buscando llegar a cifras astronómicas que prueben lo asesino que eran los “enemigos”.

Guerra civil

Dos banderas, una eterna lucha. Símbolos que siguen muy presentes en la historia Española.

Pero si le quitamos ese componente de buscar enemigos internos, hay un factor que no es siempre tenido en cuenta. La guerra civil fue el campo de experimentos de las armas y tácticas nazis, italianas y soviéticas. Cada uno de ellos aprovechó la contienda para entrenar a sus soldados de cara a la que acabó siendo la segunda guerra mundial. Lecciones de guerra a costa de España.

Por otro lado, las naciones democráticas, que tanto alardeaban de serlo, le dieron la espalda a un bando al que en teoría debían de haber apoyado.

Eso dejó a los nacionales en manos del material italogermano y a los republicanos en manos soviéticas y comunistas. Conociendo a Mussolini, Hitler y Stalin, la ayuda no fue gratis. Minerales, oro y todo tipo de recursos salieron del país con destino a Europa para sufragar los gastos de la guerra. España quedó destrozada y arruinada por ello. Además, se aseguraron de que gente ligada a sus intereses llegaban a los puestos de poder. En la zona republicana eso se tradujo en represiones entre comunistas, socialistas y anarquistas y en la zona nacional con las muertes “casuales” de todos aquellos que le podían hacer sombra a Franco (militares, pro monárquicos…)

Guerra civil españolaPor favor, no se trata de determinar quién mató más, se trata de poner freno al fanatismo y regar con cordura un terreno demasiado seco por un sol implacable.

Pero como he dicho, esto ha pasado a un segundo plano. Lemas como “Ni olvidamos ni perdonamos” o “Una España sin comunistas”, siguen campando a sus anchas y arrasando cualquier intento de cordura y reconciliación.

Hasta tal punto es así, que desde hace tiempo se utiliza la guerra civil como pretexto para acusar a los gobiernos actuales de sus meteduras de pata. Aunque estos gobiernos no son hermanitas de la caridad y han usado en múltiples ocasiones este conflicto en su propio beneficio, por ejemplo para movilizar a los votantes.

CONCLUSIÓN

La politización y el fanatismo ligado a la guerra civil y el franquismo son una lacra que está teniendo dos objetivos:

El primero es mantener distraída a la gente de los hechos actuales. Mirando y gastando sus energías en acusar de asesinos a otra gente es un muy buen método de descargar tensiones y no criticar y buscar soluciones a los problemas del presente. Si os fijáis, se busca eternizar una lucha que ya pasó y que por el bien de todos los españoles, hay que enterrar para poder avanzar hacia delante.

Sentido comúnA todos aquellos que leáis esto y os consideréis parte de estos “bandos”, os pido que os hagáis la siguiente pregunta: ¿Qué ganáis con ello? ¿Sois conscientes de las consecuencias que ello conlleva? ¿Os lleva esta pelea a algún sitio?

Espero haber arrojado algo de luz y que nos sirva a todos para recapacitar para defender la historia de nuestro país, hechos que para bien o para mal, han hecho de nosotros lo que realmente somos.

¡Hasta la semana que viene!

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Reflexión/Filosofía | Deja un comentario

Audio (IX): Albrecht Von Wallenstein

TAN DESCONOCIDO COMO BRILLANTE

Wallenstein

Otro audio más se suma a la colección. En esta ocasión el protagonista va a ser un general de la conocida como guerra de los 30 años: Albrecht Von Wallenstein.

Wallenstein es una de esas figuras curiosas de la historia. Pese a que pueda parecer que se le conoce, hay mucha nebulosa alrededor de su figura. Es fácil encontrar datos contradictorios por la red. Fechas que bailan, sucesos que no encajan…

Wallenstein coin

Moneda conmemorativa de Wallenstein

Con el fin de buscar el máximo rigor histórico, he tomado como fuente principal un artículo de Friedrich Edelmayer (experto en la materia) y publicado en la revista Desperta Ferro.

¿Quién fue Wallenstein? Digamos que un hombre que supo muy bien maniobrar en la difícil sociedad de la época. Despierto, vivo, con una gran capacidad de análisis y dotes de mando, sus armas cosecharon importantes victorias en la Europa desgarrada por conflictos religiosos. Pero sus éxitos no se quedan ahí como escucharéis.

Resulta por lo tanto llamativo que pese a su rol crucial en los sucesos del siglo XVII, sea prácticamente un desconocido. Sirva este pequeño homenaje para dar a conocer su figura e incluso mostrar aquellos aspectos más polémicos del personaje.

¡Qué disfrutéis la escucha!

Descargar el audio

MÚSICAS DE FONDO:

Las piezas musicales utilizadas pertenecen a sus autores y han sido seleccionadas para ambientar la grabación. En este caso son las siguientes:

Entradilla: Ben Hur BSO – Parade of the Charioteers

Introducción:  Ludwig Van Beethoven – Sinfonía número 9 (Scherzo)

Cuerpo principal: Bedrich Smetana – Wallenstein’s Camp

Escucha otros audios: Cositas sobre historia

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Audios/Podcasts | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Teorías del 23F

ESPECULANDO CON EL GOLPE

23F

Esta semana os traigo una entrada polémica y que se presta abiertamente a la especulación. Son ríos de tinta los que se pueden leer en la red sobre aquel día de febrero de 1981. Y no es para menos. Lo más llamativo de todo es que es fácil percibir un recelo hacia la versión oficial.

Pese a series de televisión, documentales y libros, a día de hoy no termina de estar 100% claro cómo se fraguó el golpe y quién lo dirigió en la sombra. Es por esto que me he propuesto el indagar en aquellos sucesos para traeros algunas de las teorías más curiosas que he podido encontrar. No están todas y es posible que la realidad sea distinta, pero dan que pensar.

HECHOS PREVIOS

La transición española es un periodo muy complejo y que mantuvo en vilo a millones de españoles. Miedo, esperanza e ilusión se mezclaban con incertidumbre al futuro. Pese a tener detractores, no hay que negar que fue un proceso mucho menos dramático de lo que en un principio podía parecer. Pero no siempre fue fácil.

Una crisis económica aún no superada a principio de los 80, inestabilidad en las calles por la actuación de grupos terroristas, disensiones internas entre elementos proclives al franquismo y las nuevas fuerzas políticas (como por ejemplo con las autonomías)… Hubo momentos en que parecía que todo acabaría de la peor manera posible.

Adolfo Suarez

Adolfo Suárez, primer presidente tras el Franquismo.

A la par de todo esto, se oían rumores de golpe de estado y es cierto que en 1978 se desbarató una intentona conocida con el nombre de Operación Galaxia. Las miras se enfocaban en el sector más inmovilista del ejército, el cual estaba muy descontento con los cambios que España estaba sufriendo.

Pero por si fuera poco otro hecho clave tuvo lugar. Los barones del partido de Suárez, la UCD (Unión de Centro Democrático), le retiraron su apoyo y éste tuvo que dimitir el 29 de enero de 1981. Se rumorea que el mismo rey influyó en esta decisión (se alude a una mala relación entre ambos en 1980), la cual también contó con el apoyo de un sector del ejército.

El elegido para sustituirlo fue Leopoldo Calvo Sotelo, y el 23 de febrero la fecha en la que su investidura tendría lugar. Pero ese día ocurrió algo…

¡QUIETO TODO EL MUNDO!: LA VERSIÓN OFICIAL

Casi a las seis y media de la tarde, un grupo de guardias civiles encabezados por el teniente coronel Antonio Tejero irrumpen en el congreso y lo toman por la fuerza. Con el parlamento en sus manos, queda la segunda fase, ver si el golpe sería apoyado por las capitanías generales del ejército. La única que inicialmente se sumó fue la de Valencia, hecho que se plasmó en la salida de los tanques por sus calles bajo orden de Jaime Milans del Bosch.

Las siguientes horas fueron de calma tensa y espera de acontecimientos. Los rumores crecían y el golpe parece que no terminaba de cuajar al no sumarse nuevas fuerzas. Todos esperaban (y los golpistas los primeros), a que una cabeza visible apareciese para tomar el mando del golpe.

Pero a las 1 de la mañana, se emitió un comunicado del rey Juan Carlos I, grabado horas antes, en el que se rechazaba el golpe, provocando a la larga el fracaso del mismo.

Las primeras investigaciones apuntaron a que además de Tejero y Milans del Bosch, el general Alfonso Armada (muy ligado a la casa real en el pasado) también estaba en el ajo. Los tres fueron condenados (junto a otros militares) y la figura del monarca sufrió un notable empujón ante la ciudadanía debido a su posición contraria al golpe.

Pero hasta aquí los hechos oficiales. Demos ahora paso a la especulación y a las diversas teorías que se han ido presentando hasta día de hoy.

EL ELEFANTE BLANCO

Con este nombre en clave se hace mención a la cabeza promotora del golpe de estado. ¿Quién tejió los hilos del mismo? He aquí la gran pregunta de difícil respuesta.

La versión oficial ha querido que este peso caiga sobre el general Armada, el cual se dice que quería formar un gobierno de coalición encabezado por él. Otra teoría que apunta a Armada, es que quiso emular lo que Charles de Gaulle hizo en Francia un cuarto de siglo antes. Es decir, aprovechar un golpe de estado para presentarse como el salvador de la democracia y ser elegido presidente.

23F Autores

Pero los nombres no acaban aquí. Algunos señalan al propio Juan Carlos I y a su entorno (como explicaré después), otros a los generales Milans del Bosch y Fernando de Santiago y algunos al jefe del servicio de espionaje español de la época (CESID, actual CNI), José Luis Cortina.

Pero también se piensa que esta figura nunca existió. Se dice que fue una excusa para distraer la atención, asegurándose que el golpe fue un montaje con otros fines, como mejorar la imagen de Juan Carlos I.

Vemos por lo tanto que de un modo u otro, las miradas acaban posándose sobre el rey español. Y alrededor de él y su implicación en el golpe van a rondar las principales teorías que he podido encontrar.

JUAN CARLOS I “EL BREVE”

Con este apodo era conocido el rey en los sectores antifranquistas e incluso dentro del franquismo más inmovilista.

Juan Carlos Franco

Juan Carlos y Francisco Franco

Su elección nunca fue terminada de ver con buenos ojos. Los contrarios a Franco lo veían como una imposición “Por la gracia del caudillo”; alguien no elegido por los españoles. Los más inmovilistas, no se fiaban de los movimientos que iba a llevar a cabo e incluso lo veían como un escollo para el futuro de España.

Por lo tanto cabe pensar que Juan Carlos I se veía en tierra hostil, sin poder fiarse del ejército (al cual irritaba con sus cambios) y sin tener el apoyo popular.

Si quería tener un largo reinado debía por un lado cambiar la cúpula militar y por otro ganarse el aprecio del pueblo español. Ambas cosas cambiaron a su favor tras el 23F.

LA LARGA ESPERA

Una pregunta que mucha gente se ha hecho es ¿por qué tardó tanto el rey en emitir su mensaje de rechazo al golpe? ¿Qué estuvo haciendo durante toda la tarde del 23F?

Básicamente podría pensarse que analizando la situación. Si creemos que el rey no tuvo nada que ver con él, esas horas pudo bien dedicarlas a contactar con las capitanías generales. Querría obtener información de primera mano sobre el alcance del golpe antes de tomar una decisión.

La precipitación por lo tanto podía costarle el reino. Si apoyaba el golpe y este fracasaba, su reinado se acabaría al quedar como un traidor a la nación. Tenía ejemplos cercanos, pues en el país de su esposa, Grecia, la monarquía había sido rechazada tras su apoyo al golpe de 1967. Y su abuelo, Alfonso XIII, había caído en desgracia en los años 30 utilizándose como argumento su apoyo a la dictadura de Primo de Rivera.

Si rechazaba el golpe y éste triunfaba, estaba claro que los golpistas podrían removerlo del poder (salvo que ya hubiese pactado con ellos).

Así que  si tomamos por cierta esta teoría, una vez hablado con los generales y visto que el golpe no triunfaba, pudo sin temor tomar la decisión de rechazarlo ante la opinión pública.

DE HEREDERO DE FRANCO, A HÉROE DE LA DEMOCRACIA

Y para terminar os traigo dos de las teorías más oscuras y peligrosas en cuanto a lo que conllevan. Giran en torno a responder afirmativamente a las siguientes preguntas: ¿Sabía el rey sobre el golpe antes de que se produjese? ¿Vino el golpe de la Casa Real? ¿Fue todo una pantomima para aupar al rey y a los partidos y desprestigiar a la clase militar más reaccionaria?

23F nombresY aquí enlazo con la parte anterior en la que señalé que el rey no contaba con apoyos. Según esta teoría, de un plumazo se podía quitar de en medio a aquellos elementos más inmovilistas y contrarios a su persona. Pero además, al apoyar a la democracia, podía presentarse como el salvador de ella y quitarse ese san Benito de “puesto por la gracia de Franco”. Esto le permitiría cambiar el rumbo del país siendo él la figura principal. Así dejaría de ser Juan Carlos I el breve, a Juan Carlos I, rey de todos los españoles.

Congreso 23F

Agujeros de bala en el techo del congreso de los diputados.

Si creemos esta teoría, vemos que todo fue una patraña. Si el rey sabía del golpe, pudo haber esperado hasta que más figuras contrarias a él se sumasen al mismo, para luego aplastarlo y quitarse de en medio a ese sector contrario al proceso democrático español. Pero si pensamos que él mismo formaba parte del golpe, cabría pensar que traicionó a los españoles con el fin de asegurarse su reinado.

Los que apoyan esta teoría, se apoyan señalando que las principales cabezas del golpe, pese a ser condenadas, todas salieron de la cárcel mucho antes de cumplirse sus condenas. ¿Se esconde tras este “perdón” otras razones del golpe?

CONCLUSION

Pero quedan muchas incógnitas. ¿Sabían los partidos políticos del golpe? ¿Colaboraron con el rey para hacerse con el control de la nación en detrimento de los franquistas? ¿Hasta qué punto el rey lo sabía y colaboró?

Cabe señalar que tras el fracaso del golpe, a nivel político empezó a haber cambios y nuevos partidos empezaron a ganar protagonismo como el PSOE y Alianza Popular (germen del PP), cayendo por el camino la UCD. Esto puede también ser un indicador.

A modo de resumen os dejo con un esquema de las principales teorías que engloban la participación o no del monarca español. No tiene pérdida.

23 febrero

¡Hasta la semana que viene!

BIBLIOGRAFÍA

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Miscelánea | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Revolución Francesa (V): 1793

GUERRA Y TERROR

 

Revolución Francesa

En esta ocasión os traigo otro retazo de la revolución francesa, la cual poco a poco voy explicando entrada tras entrada. Como dije en la primera de ellas, mi objetivo es recorrerla someramente para que os hagáis una visión general de este periodo tan convulso. Es por esto que os recomiendo que le echéis un vistazo a las anteriores.

Si recordáis, la última de ellas terminó con el ajusticiamiento de Luis XVI en la guillotina. Esta decisión, ya de por sí importante, iba a provocar que el año 1793 fuese mucho más tumultuoso y llevase a la revolución a unos límites insospechados. Veamos.

GUERRA TOTAL

Carlos IV

Carlos IV, monarca español primo de Luis XVI

Como os podéis imaginar, la caída de Luis XVI no iba a pasar desapercibida en Europa. Por ejemplo, Luis era primo de Carlos IV, monarca español  el cual tan pronto como supo de la noticia se acercó a Inglaterra para firmar un pacto de alianza anti francés. Además de Carlos, los borbones tenían más lazos por Europa y éstos iban a moverse con el fin de acabar con la revolución de una vez por todas.

Aunque pareciese que Francia intentaría calmar los ánimos, resulta cuanto menos llamativo que fuese ella la que decidiese declarar la guerra a estos países (Holanda, España y Reino Unido). Esto le abría más frentes a los que ya tenía con austriacos y prusianos. Oficialmente se utilizó la excusa de la guerra defensiva para justificar estos conflictos.

¿Estaban los galos preparados para esta avalancha de enemigos? No. En los primeros meses de 1793, las derrotas militares e invasiones de suelo francés se repitieron. Las deserciones aumentaron e incluso tocaron a generales con renombre como Dumouriez.

Dumouriez

Dumouriez, el general cuya deserción impactó a los franceses y alentó la desconfianza en el ejército

Pero la cosa no acababa aquí. Con el fin de hacer frente a los problemas, el gobierno ordenó una leva en masa inicial de 300.000 soldados. Esta decisión, adornada por la propaganda, no tuvo el resultado esperado en toda Francia. En la región conocida como la Vendée (alrededor de Nantes, al noroeste), estalló una rebelión popular que degeneró en caos. La represión y el odio visceral fueron denominadores comunes y se estima en decenas de miles los muertos entre ambos bandos en los 3 años que duró la misma. La leva en masa, sumada a la precariedad de la situación y a la deriva radical del gobierno (que explicaré a continuación), provocaron que en otras ciudades importantes como Lyon, Marsella y Burdeos estallase otra rebelión. Sus líderes, conocidos como federalistas, mantuvieron en jaque a las tropas revolucionarias.

Así que resumiendo, vemos que Francia estaba invadida desde el exterior y destrozada en insurrecciones en el interior. Muchos eran los enemigos a los que debía de hacer frente a la vez. ¿Cómo respondió el gobierno de la convención?

JACOBINOS AL PODER

Si vemos la situación únicamente desde la perspectiva del gobierno, nos hallamos ante otra revolución. El partido en el poder, los Girondinos, estaban siendo señalados como los principales culpables de la mala situación del país. Ni la supuesta guerra rápida y victoriosa de 1792 lo había sido, ni la economía marchaba bien (los Assignat valían en agosto de 1793 un 22% de su valor original). Había descontento en las calles, desembocando en más de un altercado de los sans-culottes.

Los Jacobinos, la otra principal fuerza, aprovecharon la situación para culpar de nuevo de todos los problemas a los Girondinos. Como estáis viendo, tenemos una pugna de poder que los Jacobinos no iban a dejar pasar. Y así fue.

Jacobinos

Insurrección de mayo que elevó al poder a los Jacobinos.

En mayo de 1793, un contingente de unos 20.000 sans-culottes armados rodearon a la Convención y amenazaron a los Girondinos en el poder. ¿Quién les pagó y suministró las armas? Se dice que burgueses ligados al entorno de los Jacobinos. Sea como fuere, éstos aprovecharon la ocasión y se hicieron con el poder, echando a muchos Girondinos de la asamblea. Algunos de estos líderes serían asesinados tiempo después. Estamos ante una revolución dentro de otra mayor.

Una vez en el poder, comenzaron a tomar una serie de medidas para intentar controlar la situación y calmar a los sans-culottes. Para ello establecieron unas leyes que fijaban los salarios mínimos, controlaban los precios máximos de alimentos de primera necesidad y otras que declaraban civilmente muertos a los enemigos de la revolución.

Constitucion 1793

Constitución de 1793

Otra ley abolió todos los privilegios de la tierra sin compensación, algo que fue visto con buenos ojos pero que no tuvo repercusión inmediata. Introdujeron además diputados en el ejército para controlar su actuación (los cuales mandaron ejecutar a 84 generales y relevaron a cientos de oficiales).

En julio de 1793, una nueva constitución salió a la luz, la cual fue escrita en su gran parte por Robespierre y votada a favor por varios millones de franceses. Ésta nueva carta magna iba un paso más allá en cuanto a derechos, pero pronto quedaría abandonada debido a la situación crítica que vivía el país.

EL TERROR JACOBINO

Con este nombre se ha conocido al periodo que va entre Julio de 1793 y 1794. Su nombre lo indica todo. Hace referencia al terror como arma utilizado por la revolución contra sus enemigos. La razón de ser del mismo tenía dos vertientes. Por un lado aglutinar el sentimiento patriótico y por otro buscar culpar de todos los males del país a aquellos enemigos de la revolución. Si os fijáis, no dejaba de ser más que un instrumento estatal para justificar los excesos que se llegaron a cometer en el periodo.

Terror

El periodo conocido como el terror se cobró decenas de miles de víctimas en Francia

El encargado de aplicarlo fue el conocido como Comité de Seguridad Pública, cuyo objetivo oficial era aprobar leyes y transmitir “El terror” a los contrarrevolucionarios. Para ello, fue necesario suspender la constitución recién firmada, la cual se dijo que se guardaría hasta que la victoria y la paz llegasen. Paralelamente, se publicaron otras leyes encaminadas a construir una economía de guerra en el país galo, haciendo énfasis en la producción de armamento y suministros.

Entre todas estas medidas, se ordenó una leva de todos los hombres entre 18 y 25 años, la cual en principio arrojó una cifra de 750.000 soldados. Aquellas personas demasiado mayores para la guerra, fueron encargadas de labores de logística, trabajando en industrias e incluso vigilancia de todo el proceso.

A modo de curiosidad, el gobierno pidió que miles de campanas de iglesias fueran fundidas para producir armamento y monedas, hecho que provocó tensiones en aquellos sectores más religiosos. El asunto llegó hasta tal punto que se decía que el sonido de las campanas en una población era un acto anti revolucionario.

Terror francés

Imagen satírica del terror revolucionario

Pero como podéis imaginaros, el terror significaba sangre y la hubo a raudales.  Bastaba la mínima sospecha para ser acusado de enemigo de la revolución y ser condenado a muerte. La guillotina se convirtió en el símbolo de este periodo, aunque he de señalar que no fue la forma más común utilizada pese a lo que se piensa (aun así por ejemplo María Antonieta, esposa de Luis XVI, sí fue ajusticiada de este modo en octubre de 1793).

Es muy complicado dar un número de víctimas, pero se piensa que llegaron a ser varias decenas de miles, sobre todo las relacionadas con la sublevación de la Vendée y los golpes federalistas de Marsella, Lyon y Burdeos.

EL OCASO DE 1793

En los últimos meses de este año, las medidas de emergencia empezaron a funcionar. Militarmente hubo una serie de victorias en el sur y en el este del país, y las rebeliones internas fueron en su mayoría controladas. La economía se estabilizó aunque la represión siguió su curso.

71e964baed356002ec919ef808fda172

El lema no deja lugar a dudas. Unidad indivisible o la muerte

A nivel político, los Jacobinos seguían al mando sin apenas oposición de los Girondinos (algunos de sus líderes habían sido depurados en el terror y otros estaban bajo sospecha). Pero el principal problema venía de la pugna con los sans-culottes. Los más radicales pedían más poder y control y que la revolución fuese un paso más allá. Los más moderados por el contrario, empezaron a preguntarse si no debía estabilizarse la misma y acabar con el terror.

Y sobre esta última idea iban a rondar las discusiones principales. Independientemente de ambos  “bandos”, cabe preguntarse si la revolución estaba ya a salvo y se debía apuntalar para evitar nuevos peligros. Y la gestión de esto traería más consecuencias terribles como veremos en una próxima entrada. Como un simple adelanto, os digo que aún la revolución iba a sufrir otro estallido interno.

¡Hasta la semana que viene!

¿Quieres leer más sobre la revolución francesa?

Entradas sobre la revolución francesa

BIBLIOGRAFÍA:

 

¿Ganas de mas? Sígueme en las redes sociales

      https://plus.google.com/u/0/104167967113550562523/posts   ivoox

Publicado en Revolución Francesa | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

3 años de Trompeta de Jericó

POCO A POCO SE HACE EL CAMINO

feliz cumpleañosHoy se cumple un hito increíble en la historia de este blog. La Trompeta de Jericó cumple 3 años. Nunca imaginé que llegaría tan lejos. Me pongo a mirar y me sorprende que en este tiempo haya sido capaz de escribir más de 165 entradas y que haya podido grabar 8 audios completos. Impresiona.

Siempre digo que mi principal motivación es la de aprender y compartir con vosotros aquellos hechos que considero curiosos y dignos de contarse. Lo creáis o no, escribiendo estas entradas ha sido también una forma de aprendizaje. Es cierto que me siento más cómodo escribiendo sobre algo que sé,  pero siempre intento buscar temas sobre los que desconozco información. De este modo aprendo y descubro nuevos temas a la vez.

Este año reconozco que en algunos momentos mantener el blog fue complicado. Mi situación profesional cambió a finales del año pasado y por motivos profesionales tuve que emigrar fuera de España. Pese a todo y con excepción de algunas semanas en las que me fue imposible investigar y escribir, el blog ha salido adelante. Aunque es cierto que las fechas de publicación se han vuelto un poco locas y que uno de mis objetivos será el intentar volver a la entrada del jueves.

000000000000045712Como principal novedad, el año pasado me embarqué en un proyecto de grabación de audios en colaboración con Antena Historia. Aunque son pequeños audios, me ha permitido introducirme en el mundillo del podcast, aprender sobre historia y a grabar y editar audios.

¿Qué se puede esperar del blog de aquí en adelante? Fundamentalmente mi idea es continuar compaginando entradas con audios y seguir trayéndoos contenido cada semana. El tiempo lo dirá.

Muchas gracias a todos por leerme, escucharme, escribirme y en definitiva hacer que este blog siga creciendo. Sin vosotros no sería posible.

¡Nos vemos cada semana!

Publicado en Miscelánea | Etiquetado , , | Deja un comentario